0017-Lámina-Diapos-Ignacio
0017-Lámina-Diapos-Ignacio

 

Crónicas

NachoAventuras

Fútbol americano en La Bandera

(20-07-2018)

 

0017-Lámina-Diapos-Ignacio

Ignacio “Nacho” Velis Ordosgoitti[i]

Si desea leer otros Artículos de Ignacio “Nacho” Velis Ordosgoitti, entre al siguiente Link: https://ciscuve.org/?cat=6833

 

 

Como es mi nueva costumbre, me levanté a las 4 am para arreglar maletines, preparar el desayuno y esperar a que el metro abriera a las 5:30, increíblemente abrió a las 5:26, mientras suben la Santamaría ¿alguien sabe porque se llaman así esas puertas que se enrollan? Tengo una teoría, en Caño Amarillo hay unos galpones muy viejos, unos 80 años por lo menos, estaban en ruinas pero el gobierno los restauró y se los entregó a Catia TV, creo, tienen unas puertas tan viejas como los galpones y estas puertas tienen unas plaquitas que dicen Alberto Santamaría y un número telefónico de 4 o 5 cifras, ¿será que recibieron ese nombre de ese señor?

 

Volviendo al tema, la gente se agolpa mientras sube la puerta como los caballos en el aparato de partida y no sé de dónde salió un tipo Joven diciendo: ¡yo primero¡… ¡Yo primero! hasta que llegó a las escaleras y dijo: la pinga, a ver si me caigo y se jue pal carrizo, tengo la sensación que estaba distrayendo la atención para que un cómplice robara a alguna persona.

 

El tren pasó a las 5:25 y no pudimos tomarlo, ese pasa bastante vacío, llegó el segundo tren, venía hasta el techo de gente, ¿se imaginan montarse con morral y maletín? Bueno, así como imaginan es, llegamos a Plaza Venezuela y me dirijo a la línea de El Valle, a las 6 llega el primer tren y ya había partido cuando llegué, el segundo llegó ¡15 minutos después!! En términos de metrología significa que estás jodido si querías evitar el gentío del Terminal de La Bandera y sabes que podría tener consecuencias catastróficas.

 

Finalmente llegué a la cola de las busetas que no estaba tan larga y me animé, llegó la primera buseta, se llenó y todos ordenadamente avanzamos, llegó la segunda, igual procedimiento, con la excepción que la mujer que anotaba dijo que el cupo estaba lleno hasta el señor delante de mí, quedé de primero y pensé, iluso yo, ya debe estar por llegar otra, dos horas después, el calor, la gente de la cola de los paraos, la cola de los coleaos y los caza güire habían llenado el andén, entonces empezó lo bueno, llegó la buseta pero en lugar de pararse donde le correspondía, se paró en frente y empezó a subir gente cobrando Bs 450 mil, cuando la tarifa es de 200 mil, sale una señora de la cola y empieza a gritar y formar peo, la gente se arremolina y la camioneta decide pasar al andén y empezó el super Bowl categoría libre, en el metro de distancia que había entre las dos busetas habíamos como 50 personas de tres en tres hombro con hombro, viejitas, niños, malandros, un abogado por lo menos, maletines, maletas, un policía y el chófer con su cara de sanababiche que no se la brincaba un venao, después de casi aplastar a la niña a mi lado, casi estrangular a la agüela por bruta y coleona, decirle al policía que yo era el primero de la fila, pude entrar como de décimo quinto detrás de todos los que gritaban que pusieran orden mientras se coleaban.

 

Por supuesto, las mujeres que se colearon me habían sacado conversación y cuando subí una me había “guardado” un puesto y después todas subieron a un papá, hermano o marido para que viajarán “paraos de pies”, a mí me tocó al lado a Margarito Gautier, porque estuvo tosiendo y estornudando sobre mí todo el viaje, el señor que estaba de segundo en la cola le tocó venir parado, de nuevo, gracias a Dios yo vine sentado, y cuando llegamos a Valencia, ya había camaradería entre casi todos los pasajeros, coleados, los enchufados y los dos o tres que si estábamos haciendo la cola como gente civilizada, en parte gracias a un loquito que se subió en el peaje de Guacara con un cuatro y cantaba canciones religiosas, echaba chistes y hablaba mal del gobierno, una muestra de cómo somos los venezolanos me la brindó el señor que tuvo que venir parado a pesar de haber estado de segundo, cuando llegamos al terminal me dijo: “Bueno por lo menos llegamos y “veníanos” riéndonos”.

 

————————————————————————————

[i] .-Ignacio “Nacho” Velis Ordosgoitti, Abogado, Facebook-Ignacio Velis, @NachoPajaro1961

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.