Enrique Alí González Ordosgoitti.-Caramiche, Chinchorros y Losa en La China, Panamayar y Puerto Píritu.

Enrique Alí González Ordosgoitti.-Caramiche, Chinchorros y Losa en La China, Panamayar y Puerto Píritu.

Enrique Alí González Ordosgoitti [i].

(Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB, del Instituto de Teología para Religiosos-ITER, del CEJ y de la SVAJ, Coordinador del Sistema de Líneas de Investigación (SiLI) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande y Coordinador General desde 1991 de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Publicado en Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 25, Abril 2011. www.familiacristiana.org.ve)

 

          Continuamos con nuestra cuarta[iii] entrega acerca de la diversidad cultural del Estado Anzoátegui de Venezuela, demostrando así la riqueza de contenidos que puede arrojar un análisis continuado de una realidad local o regional. Tratamos de sintonizar desde esta columna con las premisas que sostienen la necesidad de dictar en los Programas Educativos Oficiales, la Historia y Cultura Regional, tal como ya se había postulado en la célebre Área de Pensamiento Acción Social e Identidad Nacional (PASIN) del currículo de Educación Básica aprobado en 1981.

 

          En este artículo dedicado a la artesanía, utilizaremos sólo información etnográfica, recogida en trabajos de campo por el Instituto Nacional de Folklore (hoy parte del Centro para la Diversidad, del MPP Cultura) en la década de los ’50 del siglo XX. Dicha información se recogió in situ, bien a través de observación pasiva y participante del Investigador, o también a través de entrevistas realizadas a Informantes Claves, que por tener más de cincuenta años en el momento de la entrevista, eran personas nacidas en el siglo XIX, con lo que la información adquiere aún más valor histórico, pues estaríamos en presencia de un saber popular tradicional transmitido en el siglo XX, por una persona nacida en el siglo XIX y que puede ser conocida por nosotros en el siglo XXI: ¡tres siglos de tradición! Debido a las limitaciones del espacio y por juzgar valioso el que los lectores tengan acceso directo a los testimonios de los cultores populares, transcribiremos textualmente lo declarado por los informantes, sin agregarle –en lo posible- otros comentarios.

 

Artesanía.

          Al intentar abordar la Artesanía tradicional elaborada en Anzoátegui, nos volvemos a encontrar con el mismo problema que con otros rubros del saber ancestral y es que es tal la riqueza y variedad que encontramos, que se nos hace difícil intentar presentar una síntesis de dicha diversidad, por lo que simplemente presentaremos una muy breve muestra de dicha artesanía: la cestería, el tejido de chinchorros y la alfarería.

 

La Cestería del Caramiche para el maíz en La China y Puerto Píritu.

          La Señora Carmen Virginia Villarena de Conopoima, habitante del Caserío La China, explicaba en 1954 el proceso de confección de la Caramiche:

Caramiche.-Se llama así a una especie de agaje o cesta un poco más pequeña que la margariteña. Sirve como medida del maíz que se vende y se guardan en él los granos. Además, por pares, sirve para cargar los burritos. En un caserío cerca de Caigua los fabrican con bejucos de “cachapero”, arcos de “melero” y aro de bejuco de “pariche”. Cortan los bejucos por la tarde y los dejan secar durante dos días. Los arcos o madrinas son cuatro como en los agajes margariteños. El tejido de la cesta es cruzado. Sobre dos fibras horizontales, cruza una vertical; una vez por encima y una vez por abajo. Las fibras horizontales rodean a su paso cada madrina y sigue tejiendo la circunferencia. Las fibras miden 7 milímetros cada una aprox. En la base se cruza el tejido y forma en los costados cuatro piezas rectangulares. Entre cada rectángulo, hay un triángulo, formándose cuatro en total. Las medidas del caramiche que mandamos fabricar son las siguientes: Diámetro de circunferencia superior: 60/62 cm. Alto de la madrina o arco 48 cm. Base 17×17 cm. En Pto. Píritu vimos caramiches de majagua, “trancaditos” (de tejido cerrado) “como para coger camarón”.” (Ramón y Rivera y Aretz, 1954: 0124)

 

El Tejido de Chinchorros.

          En 1954, la Señora Caridad Hernández habitante de San Miguel explicaba como se hacían los chinchorros:

El bastidor.- Es movible, no se clava sino que se apoya en la pared. Se fabrica con madera de “guatacaro” que se manda a cortar del tamaño que se desee el bastidor. Dos palos grandes y dos palos chicos. A los grandes se les practican dos muescas del lado derecho y una del izquierdo. Los palos chicos se apoyan en estas muescas, sea en la de afuera o en la de adentro del lado derecho, para hacer más o menos ancho el chinchorro. Las tejedoras calculan el tamaño de la obra por el peso del hilo. Así dicen “un chinchorro de a kilo, o un chinchorro de a kilo y medio”. Los palos chicos se amarran en las muescas con cabuya. Además, se cortan dos varillas del ancho del bastidor, que son necesarias para realizar el tejido.

El tejido.-Se compra un kilo o un kilo y medio de hilo, según el tamaño que se desee dar al chinchorro. Antiguamente, el algodón se hilaba en las casas; en la actualidad, se compra en los comercios del ramo. Puede usarse “guaralillo” o sea hilo de alpargatas.

Para el tejido se comienza por asegurar el extremo del hilo en el travesaño inferior, del lado izquierdo, se pasan los hilos en sentido vertical hasta cubrir la superficie del bastidor. Luego se comienza a tejer desde abajo hacia arriba. Se dejan los dos primeros hilos por encima del bastidor y se toma con un dedo el primer hilo que pasa por debajo del bastidor. Este se trae encima oficiando de tercer hilo y se prosigue a cruzar un hilo de encima con uno de abajo. Al terminar la primera hilera se atraviesa una varilla abajo y una arriba, que han de mantener el tejido y permitir tejer al mismo tiempo las dos mitades del chinchorro. En la vuelta siguiente se coje un solo hilo de arriba que se cruza con uno de abajo, para que esta vez sobren dos hilos al final. Se cambian las varillas corriendo la de abajo hacia arriba y viceversa, y se recomienza como la primera vez, dejando dos hilos encima y cogiendo uno de abajo. Se prosigue el tejido con el cambio anotado de hilos y varillas, hasta llegar al centro del chinchorro. Cuando los dos palos se acercan se suprime uno y se termina el tejido al llegar este al centro.

Enseguida se pasa la “tripa” con los dedos, en el lugar de la varilla. La tripa es una serie de hilos enrollados que sirven para separar al tejido del chinchorro al centro, y evitar que este se desteja. Esta tripa se pasa una vez por encima y una por debajo, tal como lo permite el tejido.

Al terminar el tejido del chinchorro, se procede a tejer las cabuyeras. Para esto, en primer lugar se mete el guaral con que se va a hacer la cabuyera en todo el largo que ocupan los trabesaños y se saca el chinchorro del batidor.

Rapacejos para encabullar.-Para el trabajo de encabuyado se tienen dos puyas de madera que se clavan en el suelo a una distancia convencional, de acuerdo con el peso del chinchorro. Si se usó un kilo de hilo, se mide una vara en el suelo, “que son cuatro cuartas”, y se clavan a esa distancia las dos puyas. Al sacar el chinchorro del bastidor, se pasa el guaral por los rapacejos o puyas, dejando siempre juntos un número determinado de hilos de la hamaca, que pueden ser diez y siete. Cada diez y siete hilos se saca un hilo de guaral que se enrolla por los rapacejos. Al terminar este trabajo, se hace la “cabeza” de donde se colgará luego el Chinchorro. Esta cabeza se forma con la misma puya, enrollando suficiente hilo.” (Ramón y Rivera y Aretz, 1954: 0121-0122)

 

La Alfarería en La China y Panamayar.

          En 1954, la Señora Carmen Virginia Villarena de Conopoima le informaba a los investigadores del Instituto Nacional de Folklore acerca de la alfarería en los Caseríos La China y Panamayar:

“Traen el barro de Urucual, un lugar cercano. Le llaman “tierra de loza”. Lo conservan en totumas y lo mezclan con trozos de loza ya preparada y rota, que muelen con una piedra. Esto tiene por objeto “pegar el barro”. Esta mezcla se amasa con agua en la “camasa” o totuma o bien en una lata. Luego se amasa con la mano sobre una tablita. Como herramientas para su trabajo poseen “conchitas de palo” de diversos tamaños y formas que están hechas de trozos de totumas, y además poseen “conchitas de guacuco” (caracol liso) que sirven para pulir la loza.

Presenciamos la fabricación de una pequeña vasija, que se realizó de la manera siguiente, una vez preparado el barro:

Primero se moldea una “arepita” de barro que servirá de fondo a la vasija. Enseguida se amasan rollitos de casi dos cuartas de largo, usando las manos y cuidando con los dedos de que no tengan grumos. Estos rollitos se van aplastando sobre la tablilla de modelar. Enseguida se coloca el primero sobre la arepita, se une a la misma con la mano y se trabaja con la palita que se moja continuamente en agua, para que no se seque el barro. Para esto la alfarera ha colocado previamente a su lado una totuma llena de agua. Unido el primer rollo a la base, superpone otro rollo al anterior y así le va agregando los trozos que son necesarios para completar la vasija. Esta se deja secar al sol y luego la mantienen dentro de la casa por unos tres días, poniéndola finalmente a cocinar. Juntan un fogón “como una trojita” en redondo. Ponen madera, luego los botijotes, los más chicos adentro de los más grandes, y luego maderas encima cruzadas unas sobre otras. Usan leña de “guatacaro”, nada de chamiza. Arman una sola capa de loza, según nuestra informante. Este fuego se prende con “candela que nunca se apaga”, y que conservan fuera del rancho. Ponen la loza por la tarde y la quitan por la mañana. La preparan sólo en épocas de verano, en que no llueve. Fabrican botijotes, tinajas ollas, aripos, alcancías, patos, algunos con forma de jarros, etc…Muchas veces decoran la loza trazando con un objeto puntiagudo, florecillas, hojas, ramitos, muñecos, estrella, etc…, con el complemento de líneas curvas y de puntos. Esta loza tiene color marrón claro, a consecuencia del barro empleado. Algunas veces la decoran con pinturas.” (Ramón y Rivera y Aretz, 1954: 0125)

 

 

Fuentes.

ARETZ Isabel (1957).-“Informe del Viaje a El Valle y Clarines”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 244-255.

 

ARETZ Isabel (1961).-“Apéndice (Viaje realizado a los Estados Anzoátegui, Sucre y Monagas con el objeto de adquirir instrumentos musicales)”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 289-302.

 

BENCOMO BARRIOS Héctor (1997).”Anzoátegui, José Antonio” en Fundación Polar.-Diccionario de Historia de Venezuela. Caracas. Fundación Polar, Segunda Edición corregida y aumentada, páginas: 173-174

 

GONZÁLEZ ORDOSGOITTI Enrique Alí (1992).-Calendario de Manifestaciones Culturales de Caracas. 2201 Fiestas Caraqueñas. Caracas. FUNDARTE, Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE), Colección Rescate, Serie Caracas toma Caracas, Nro. 8, pp.605

 

________________________________ (1998).-“Los Sistemas de Fiestas en Venezuela. Hacia una Sociología del uso del Tiempo Extraordinario Festivo en las Sociedades Estado-Nación Contemporáneas”. Mimeo. Universidad Central de Venezuela, FACES, Doctorado en Ciencias Sociales, Tesis presentada para obtener el Título de Doctor, Tutor: Dr. Víctor Córdoba Cañas, Aprobada con mención Honorífica, 3 Tomos.

 

M ARADEI Constantino (1981).-Historia del Estado Anzoátegui. Caracas. Ediciones de la Presidencia de la República. Pp. 290

 

OCEI (1994).-Nomenclador de Centros Poblados. Total Nacional. Caracas. OCEI. Pp. 540

 

RAMÓN Y RIVERA Luis Felipe, Isabel ARETZ y Abilio REYES (1954).-“Viaje de Investigación a los Estados Anzoátegui y Monagas”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 100-183.

 

RAMÓN Y RIVERA Luis Felipe, Isabel ARETZ y José Clemente LAYA (1956-57).-“Informe del Viaje a los Estados Guárico, Anzoátegui, Bolívar y Sucre”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 102-194.

 

RAMÓN Y RIVERA Luis Felipe e Isabel ARETZ (1962).-“Viaje realizado a Clarines (Estado Anzoátegui)”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 229-239.

 

RAMÓN Y RIVERA Luis Felipe, Fernando MADRID GALINDO e Isabel ARETZ (1963).-“Viaje realizado a Curiepe (Estado Miranda). (no oficial) (Datos sobre los descendientes de los indios caribes que viven en Santa Clara. Anzoátegui)”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 148-156.

 

REYES Abilio, Gustavo Luis CARRERA, Pilar de CARRERA y Emperatriz de REYES (1959).-“Viaje a Caigua y Ciudad Bolívar”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 52-66.

 

REYES Abilio, Gustavo Luis CARRERA, Miguel CARDONA y Pilar de CARRERA (1961).-“Viaje realizado al Estado Sucre”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 74-153.

 

REYES Abilio, Emperatriz de REYES, Miguel CARDONA, Gustavo Luis CARRERA y Pilar de CARRERA (1962).-“Viaje realizado al Estado Sucre”. Caracas. Mimeo, inédito, INAF, Informes de Viaje. Páginas: 172-211.

 

SALAZAR-QUIJADA Adolfo (1994).-Origen de los Nombres de los Estados y de los Municipios de Venezuela. Caracas, Cartografía Nacional/Universidad Central de Venezuela, Ediciones de la Comisión Nacional de Nombres Geográficos Nro. 1, pp. 427

 

 

 


[i] .-Caramiche= Cesta de medida para el maíz.

[ii] .-Doctor en Ciencias Sociales y Profesor Titular en la UCV y en la UCAB/ITER.

[iii] .-Ya hemos publicado “Brevísima Historia del Estado Anzoátegui”, “Maíz, Algodón y Leche. Cuajos y Quesos en el Anzoátegui del siglo pasado” y “Hallacas, Morrocoy, Atoles y Chicha en San Miguel, Anzoátegui, en el siglo pasado”. Están pendientes para los próximos meses: “Ocho Cruces de Mayo de la Barcelona del siglo pasado” y “Oralidad Cantada, Declamada y Hablada en el Anzoátegui del siglo pasado”.

Descargar Archivo en pdf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.