Categoria: Fiestas de Septiembre

Álbum 107.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2009, 139 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario

F-09104-V-Merced-PenitenciariaGV-2009-Ponc

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2017).-Álbum 107.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2009, 139 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario, 09001-09139, http://ciscuve.org/?p=17608

Álbum 106.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, El Carmen II, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2001, 60 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario

F-09146-V-Merced-PenitenciariaGV-II-El-Carmen-2001-Ponc

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2017).-Álbum 106.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, II El Carmen, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2001, 60 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario, 09140-09199, http://ciscuve.org/?p=17543

Recomendación Adicional: Este Álbum de Fotos, debiera ser visto conjuntamente con los siguientes Artículos:
-P. Ponc Capell Capell (Mercedario).-El Sincretismo entre la Virgen de las Mercedes y Obatalá,   http://ciscuve.org/?p=1396
-P. Ponc Capell Capell (Mercedario).-Proyecto de Línea de Investigación y Docencia para la Formación de Agentes de Pastoral Penitenciaria de Venezuela, http://ciscuve.org/?p=3339
-Enrique Alí González Ordosgoitti.-Visión sociológica, fenomenológica y antropológica de la Virgen María. Ciclo Eortológico (Primera Parte), http://ciscuve.org/?p=2534
-Moraiba Tibisay Pozo-Escarchas y Aceites maravillosos y celestiales. Las Hierofanías Fulgurantes en la “Casa” de la Virgen María Rosa Mística en El Hatillo, Estado Miranda, Venezuela, 1999-2014,  http://ciscuve.org/?p=5897

Álbum 105.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2000, 21 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario

F-08981-V-Merced-PenitenciariaGV-2000-Ponc

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2017).-Álbum 105.-Virgen de las Mercedes, Penitenciaría General de Venezuela, San Juan de los Morros, Guárico, Venezuela, 2000, 21 Fotos donadas por el Padre Ponc Capell Capell, Mercedario, 08980-09000, http://ciscuve.org/?p=17516

Lista de Entradas y Categorías de Fiesta en CISCUVE-SiLIU. Actualizada: 0671

F-06831-San-Diego-Alcala-Ocumare-Tuy-Miranda-1988-IPC-UPEL

“Debido a que ya hemos incorporado 0671 Entradas y 399 Categorías, consideramos que debemos procurar al Visitante de nuestra Página Web, el acceso adecuado a nuestros materiales, de manera que se facilite la consulta de los mismos. En tal sentido, hemos decidido crear Entradas donde el Visitante encuentre todos los Títulos y URL relacionados con un Tema específico. En esta ocasión presentamos la “Lista de Entradas y Categorías de Fiestas”, la cual está organizada en los siguientes apartes: Artículos, Audios, Bibliografías, Categorías y Fotos. Esperamos les sea de utilidad.” (Enrique Alí González Ordosgoitti (20.02.2017).-Lista de Entradas y Categorías de Fiesta en CISCUVE-SiLIU. Actualizada: 0671, http://ciscuve.org/?p=16419)

La Cultura Tradicional Venezolana. Breve Introducción histórica y climática

081-rfcd-1-2016-sept-cult-tradic-venezolana

En esta breve Ponencia sobre la Cultura Tradicional Venezolana comenzamos la reflexión precisando el alcance de las diversas categorías del tiempo social que utilizaremos. Luego intentamos explicar el origen de nuestros hechos culturales tradicionales tomando en cuenta dos criterios fundamentales: El primero es leer el origen como texto y contexto de la Historia de Venezuela. Y el segundo es el de indagar los orígenes según la morfología del hecho cultural tradicional contrastado con el sentido común. Y finalmente enfocamos nuestra indagación en la columna vertebral de las Culturas Tradicionales en Venezuela y en el Mundo: el Calendario Anual de Fiestas, el cual se ha organizado –en un principio- alrededor de los cambios climáticos y su influencia en la agricultura. Destacamos la relación entre dos complejos de Estaciones: las resultantes de la relación Sol-Tierra (Solsticios y Equinoccios) y las resultantes de la relación Lluvia-Sequía, las cuales deberán ser leídas, según la doble dialéctica de Cristianismo Católico-Religiones Indígenas y de Cristianismo Católico Europeo-Cristianismo Católico Americano

Álbum 099.-Virgen de Coromoto, Escolta de Indios y San Diego de Alcalá, Ocumare del Tuy, Miranda, 1988. Fotos del IPC, UPEL

F-06831-San-Diego-Alcala-Ocumare-Tuy-Miranda-1988-IPC-UPEL

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2015).-Álbum 099.-Virgen de Coromoto y su Escolta de Indios y FP en Honor de San Diego de Alcalá, Ocumare del Tuy, Miranda, 95 fotos, 1988, Instituto Pedagógico de Caracas (IPC), Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Asignatura “Proceso de la Cultura en Venezuela”, Profesor: Enrique Alí González Ordosgoitti (06763-06837 y 07201-07236), http://ciscuve.org/?p=14540

Álbum 097.-Virgen de Coromoto, San Antonio de los Altos, Miranda, 2014. Fotos de María Inés Páez Capriles

F-03983-V-Coromoto-Igl-S-Antonio-S-Antonio-Altos-11-09-2014-MIP

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2015).-Álbum 097.-Virgen de Coromoto, San Antonio de Los Altos, Miranda, 07 fotos, María Inés Páez, 2014 (03980-03986), http://ciscuve.org/?p=14443

Álbum 096.-Virgen de Coromoto, Escolta de Indios, Ocumare del Tuy, Miranda, 1986. Fotos del IPC, UPEL

F-00899-V-Coromoto-Indios-Ocumare-Miranda-1986-IPC-UPEL

-González Ordosgoitti Enrique Alí (2015).-Álbum 096.-Virgen de Coromoto y su Escolta de Indios, Ocumare del Tuy, Miranda, 25 fotos, 1986, Instituto Pedagógico de Caracas (IPC), Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Asignatura “Proceso de la Cultura en Venezuela”, Profesor: Enrique Alí González Ordosgoitti (00893-00917), http://ciscuve.org/?p=14412

Lista de 100 Álbumes y 4.599 Fotos de: Fiestas, Cultura, Religiones Populares, Etnias Indígenas, Etnias Biculturales-Binacionales de Venezuela y de América Latina La Grande

F-03524-Diablos-Naiguata-Vargas-1983-Foto-Enrique-Ali-Gonzalez-Ordosgoitti

Aquí les presentamos un Proyecto del Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE, www.ciscuve.org): Álbum de Fiestas, Cultura, Religiones Populares, Etnias Indígenas y Etnias Biculturales-Binacionales de Venezuela y de América Latina, a ser publicado permanentemente en el Facebook de CISCUVE y en www.ciscuve.org.
Lista de 100 Álbumes y 4.599 Fotos sobre Fiestas, Cultura, Religiones Populares, Etnias Indígenas y Etnias Biculturales-Binacionales de Venezuela y de América Latina La Grande (Ver: http//ciscuve.org/?p=7209)

La importancia del Calendario de Fiestas Indígenas en Venezuela

058-1-RFCD-Octubre-Fiestas-indigenas-venezolanas

Nosotros demostramos en nuestra Tesis Doctoral, que el Calendario Festivo Venezolano se organiza, de manera fundamental, alrededor de espacios festivos de evidente origen indígena, no sólo venezolano sino caribeño, desde la época precolombina hasta la actualidad.
En este Artículo queremos presentar los principales argumentos que avalan nuestra hipótesis, como una manera de provocar radicales discusiones en nuestra área y demostrar, que la impronta indígena en la conformación venezolana es vital, central y no marginal, como se nos ha transmitido -entre otros medios- en el Discurso Historiográfico Dominante, acríticamente repetido desde las instituciones pioneras en el área, léase Instituto Nacional de Folklore (INAF), Fundación de Etnomusica y Folklore (FUNDEF) e instituciones menores.

La importancia del Calendario de Fiestas Indígenas en Venezuela

Share Button

058-1-RFCD-Octubre-Fiestas-indigenas-venezolanas

 

Enrique Alí González Ordosgoitti.

(Doctor en Ciencias Sociales, Sociólogo, Folklorólogo, Filósofo, Teólogo, Locutor, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB y del Instituto de Teología para Religiosos-ITER.

-Co-Creador y Coordinador General -desde 1991- de la ONG AC Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE.

-Co-Creador y Coordinador -desde 1998- del Sistema de Líneas de Investigación Universitaria (SiLIU) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande.

-Co-Creador y Coordinador General -desde 2011- de la Página Web del CISCUVE: www.ciscuve.org

-Para contactarnos: ciscuve@gmail.com@ciscuveciscuve-Facebook; @enagor; enagor2@gmail.com; Skype: enrique.gonzalez35

-Para acceder a nuestras Publicaciones, Audios y Videos:  http://ciscuve.org/?cat=4203)

Si desea Descargar este Artículo en pdf:

58-Calendario-Fiestas-Indigenas-Gonzalez-Ordosgoitti-Enrique-Ali

 Si desea Descargar el Artículo de Familia Cristiana Digital en pdf:

58-1-RFCD-Calendario-Fiestas-Indigenas-Gonzalez-Ordosgoitti-Enrique-Ali

58-2-RFCD-Calendario-Fiestas-Indigenas-Gonzalez-Ordosgoitti-Enrique-Ali

Si desea revisar otros Artículos afines a esta temática en nuestra página de www.ciscuve.org sobre:

-Culturas Residenciales Populares: http://ciscuve,org/?cat=647

-Fiestas: http://ciscuve,org/?cat=41

-Folklore: http://ciscuve,org/?cat=12

-Etnia: http://ciscuve,org/?cat=27

-Etnias Indígenas: http://ciscuve,org/?cat=35

 

 

Resumen.

En la literatura sobre el área de las Culturas Residenciales Populares de Venezuela, bien sea a través del nombre de Folklore o de Culturas Populares, se ha convertido en un lugar común el dividir el Calendario Anual de Fiestas en dos: Solsticio de Invierno y Solsticio de Verano.

Aparte de cometer el barbarismo de presentar a Venezuela como el único país del mundo en donde no existen los Equinoccios de Verano y de Primavera, comete otro error, al forzar la inclusión de fiestas en los solsticios cuando  realmente no le corresponden, así por ejemplo, el llamar a las fiestas que se realizan en el mes de Mayo, como Solsticio de Verano (el cual comienza el 21 de junio).

Igualmente, no permiten apreciar los diversos componentes étnicos en el origen de las Fiestas, transmitiéndose la convicción de que nuestro Calendario Festivo es de origen europeo, desechándose desde el principio otras posibilidades, especialmente, en lo atinente a la participación indígena en la configuración del mismo.

Nosotros demostramos en nuestra Tesis Doctoral, que el Calendario Festivo Venezolano se organiza, de manera fundamental, alrededor de espacios festivos de evidente origen indígena, no sólo venezolano sino caribeño, desde la época precolombina hasta la actualidad.

En este Artículo queremos presentar los principales argumentos que avalan nuestra hipótesis, como una manera de provocar radicales discusiones en nuestra área y demostrar, que la impronta indígena en la conformación venezolana es vital, central y no marginal, como se nos ha transmitido -entre otros medios- en el Discurso Historiográfico Dominante, acríticamente repetido desde las instituciones pioneras en el área, léase Instituto Nacional de Folklore (INAF), Fundación de Etnomusica y Folklore (FUNDEF) e instituciones menores.

Palabras Clave: Fiestas Indígenas, Arawak, Taínas, Calendario Anual de Fiestas, Solsticio de Verano, Solsticio de Invierno, Equinoccio de Primavera, Equinoccio de Otoño, Etnias Indígenas, Época Precolombina, Época Actual, América Latina La Grande, El Caribe, Venezuela,

—————————————————————————————–

The importance of Indigenous Calendar Celebrations in Venezuela. Summary.[1]

L’importance des autochtones Calendrier celebrations au Venezuela. Résumé.[2]

A importância dos Indígenas Calendários Celebrações em Venezuela. Resumo.[3]

——————————————————————————————-

 

Índice.

1.-Una Muestra Significativa de Tipos y Subtipos de Fiestas extraídos de la Hemerografía.

2.-¿Qué es un Subtipo Festivo?

3.-¿Cuántas Fiestas se celebran anualmente en Venezuela?

4.-De los Subtipos a los Tipos Festivos.

5.-¿Cuáles son los criterios para su orden calendárico?

6.-¿Qué nos dice su orden calendárico?

7.-¿Qué nos dice su orden calendárico según tres Bloques de cuatro meses?

8.-¿Qué nos dice su orden calendárico según cuatro Bloques de tres meses?

Bibliografía.

Cuadro 1.-Treinta y dos Tipos de Fiestas (EAGO, 1998)

Cuadro 2.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Calendárico (EAGO, 1998)

Cuadro 3.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Numérico (EAGO, 1998)

 

058-2-RFCD-Octubre-Fiestas-indigenas-venezolanas

058-2-RFCD-Octubre-Fiestas-indigenas-venezolanas

En la literatura sobre el área de las Culturas Residenciales Populares de Venezuela, bien sea a través del nombre de Folklore o de Culturas Populares, se ha convertido en un lugar común el dividir el Calendario Anual de Fiestas[4] en dos: Solsticio de Invierno y Solsticio de Verano.

 

Aparte de cometer el barbarismo de presentar a Venezuela como el único país del mundo en donde no existen los Equinoccios de Verano y de Primavera, comete otro error, al forzar la inclusión de fiestas en los solsticios cuando  realmente no le corresponden, así por ejemplo, el llamar a las fiestas que se realizan en el mes de Mayo, como Solsticio de Verano (el cual comienza el 21 de junio).

 

Igualmente, no permiten apreciar los diversos componentes étnicos en el origen de las Fiestas, transmitiéndose la convicción de que nuestro Calendario Festivo es de origen europeo, desechándose desde el principio otras posibilidades, especialmente, en lo atinente a la participación indígena[5] en la configuración del mismo.

 

Nosotros demostramos en nuestra Tesis Doctoral[6], que el Calendario Festivo Venezolano se organiza, de manera fundamental, alrededor de espacios festivos de evidente origen indígena[7], no sólo venezolano sino caribeño, desde la época precolombina hasta la actualidad.

 

En este Artículo queremos presentar los principales argumentos que avalan nuestra hipótesis, como una manera de provocar radicales discusiones en nuestra área y demostrar, que la impronta indígena en la conformación venezolana es vital, central y no marginal, como se nos ha transmitido -entre otros medios- en el Discurso Historiográfico Dominante, acríticamente repetido desde las instituciones pioneras en el área, leáse Instituto Nacional de Folklore (INAF), Fundación de Etnomúsica y Folklore (FUNDEF) e instituciones menores.

 

1.-Una Muestra Significativa de Tipos y Subtipos de Fiestas extraídos de la Hemerografía.

En nuestra Tesis Doctoral escogimos para el análisis, 1238 (un mil doscientos treinta y ocho) Subtipos de Fiestas, los cuales consideramos lo suficientemente significativos, como para de ellos derivar la proposición de un Sistema Mundial de Fiestas, presente en las Sociedades Estado Nación contemporáneas. Para avalar el que sean suficientemente significativas, es necesario demostrar la validez de su escogencia, preguntándonos ¿de dónde salieron estas 1238 Fiestas? Las Fiestas -con poquísimas excepciones- fueron extraídas de la Prensa Diaria. Expliquemos la importancia de tal decisión, detallando el esfuerzo hemerográfico.

 

Entre 1993-1994, iniciamos un trabajo de construcción de Fuentes para la ONG, Asociación Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE, ver www.ciscuve.org), el cual consistió en revisar y recortar la Prensa Diaria, tanto de Caracas (5 Diarios) como del Interior del país (66 Diarios), gracias a las facilidades otorgadas por la Oficina Central de Información (OCI)[8].

 

Fueron setenta y un (71) Diarios, de los cuales, la Hemeroteca Nacional sólo contaba con el acceso a veintisiete (27), entre ellos, sólo veintidós (22) del Interior (de acuerdo a la información oral recogida), por lo que la oportunidad de construir una Fuente abundante, compleja y única resultaba un atractivo especial.

 

Este Proyecto de Información Hemerográfico descansaba en varias Premisas:

1.-Todo lo que la Sociedad contemporánea considera importante, tiende a ser recogido por la Prensa Diaria. Cuidado, estoy diciendo lo que la llamada Opinión Pública (que muchas veces está fuertemente condicionada/manipulada/creada por los medios masivos de información) considera importante, lo cual no necesariamente significa, que realmente lo sea desde otras ópticas sociales: las minorías de pensamiento crítica, por ejemplo.

 

2.-Todo hecho social significativo de la socialidad cotidiana ordinaria y de la socialidad extraordinaria previsible, ocurre cada año y a su vez es recogido por la Prensa Diaria. Nos referimos a hechos sociales tipo, que poseen innúmera varianza en lo concreto y por lo tanto, son evidentemente registrados en la memoria de los medios masivos de información. Piénsese en homicidios, robos, suicidios, juegos deportivos, comienzo y final de clases, vacaciones colectivas… y Fiestas.

 

3.-Si lo anterior es cierto para un año, mucho más verdadero es si tomamos en cuenta dos. Por lo que afirmamos que: en la Prensa Diaria de dos años seguidos están reflejados todos los hechos sociales tipos.

 

4.-El haber escogido cinco (5) Diarios de Caracas y sesenta y seis (66) del Interior (de todos los Estados, excepto Amazonas) del País, asegura que realmente obtendremos una visión nacional. Fuimos precavidos para no incurrir en un error epistemológico muy común en Venezuela, el cual es confundir Caracas con el resto del país, obviando la enorme diferencialidad de vida que existe en ambos polos en numerosos aspectos.

 

5.-Al acceder a los hechos sociales significativos de la socialidad y siendo ésta, caracterizada por su larga duración, es posible afirmar que el análisis de la información recogida, podrá arrojar luces acerca de las estructuras sociales venezolanas (y quizás latinoamericana y en menor medida de todas las sociedades actuales) en el largo plazo histórico. Razón por la cual la información recopilada tenderá a ser -en el tiempo- cada vez más significativa, tanto por que expresa una visión estructural y por lo tanto siempre presente, como porque ha servido para un retrato sincrónico de la sociedad venezolana (en los temas recuperados), por lo que acrecentará su importancia histórica con el decurrir de los años.

 

6.-Y al ser una fuente diaria, nos ubica en el presente, en la existencia concreta de los hechos sociales analizados, sin que medie la necesidad de probar su existencia, como sucede cuando la investigación es histórica. Esta cualidad nos encamina por los caminos de la Sociología y no de la Historia, en las sendas señaladas por Víctor Córdoba[9] de una Sociología de lo Vivido y de Michel Maffesoli[10] y su arenga de rescatar el presente.

 

A partir de esas Premisas, comenzamos la revisión de setenta y un (71) Diarios, publicados durante 730 (setecientos treinta) días, los años 1993 y 1994, lo cual arrojaría un total de 51.830 (cincuenta y un mil ochocientos treinta) ejemplares. Pero esa no es la cifra correcta, debido a que hay que introducir los siguientes elementos que rebajan su número:

1.-Había Diarios que sólo circulaban 5 o 6 días a la semana;

2.-Hubo Diarios que cerraron sus puertas en 1994 y

3.-Algunos Diarios, aunque circulaban los siete días de la semana, no siempre pudimos obtenerlos todos.

 

Por lo que pensamos que el número total es posible ajustarlo en 40.000 (cuarenta mil) ejemplares revisados. Esta revisión (con los setenta pasos señalados en el Pert que está entre los Anexos de la Tesis), se inició en 1993 pero concluyó (para lo relacionado con el tema de Fiestas), en 1997. En las tareas participaron dieciocho (18) personas entre Auxiliares, Asistentes de Investigación y un Coordinador. Dichos Auxiliares y Asistentes recibieron entrenamiento previo suficiente como para internalizar los objetivos, metodologías y técnicas del Proyecto de Información Hemerográfica.

 

El principal Objetivo del Proyecto era construir una Hemeroteca sobre los temas principales de las Líneas de Investigación que viene desarrollando CISCUVE (González Ordosgoitti y Guitián Pedrosa, 1997, 183 ss):

-en primer lugar el correspondiente a Fiestas,

-luego Familia, Bicultural Binacional y los demás.

 

Esta definición jerárquica implicaba que si se encontraba un Artículo que hablase de Fiesta y Familia por ejemplo, sería archivado como Fiesta, por lo que de esa manera toda la información detectada sobre Fiesta fue debidamente señalada y clasificada. Se consignaron un total de 180.000 (ciento ochenta mil) Artículos, de los cuales 39.000 (treinta y nueve mil), el 21,6%, correspondieron a Fiestas[11].

 

De estos 39.000, se seleccionaron 1221 (un mil doscientos veintiuno), a los cuales se sumaron diecisiete (que tuvieron como referencia un libro del Autor y un Trabajo de Campo dirigido por el Autor), para completar las 1238 (mil doscientos treinta y ocho) Fiestas que forman la Muestra Significativa que vamos a analizar.

 

Afirmamos que estas 1238 Fiestas constituyen Subtipos Festivos presentes tanto en Venezuela como en al menos 62 (sesenta y dos) países del mundo (asunto que explicaremos cuando hablemos de las Fiestas Biculturales Binacionales), siendo fácil establecer la existencia de algunos de estos Subtipos a escala mundial.

 

051-1-RFCD-2014-Marzo-Festival-de-la-Tradicion

051-1-RFCD-2014-Marzo-Festival-de-la-Tradicion

2.-¿Qué es un Subtipo Festivo?

¿A qué llamamos Subtipos Festivos? A una modalidad intermedia ubicada entre la enorme variedad empírica y la síntesis teórica de los Tipos Festivos, asimilables éstos parcialmente, al concepto de Tipo Ideal de Weber, aunque con una mayor probabilidad de comprobación empírica de su existencia.

 

Los Subtipos Festivos aunque nos remiten directamente a la empiria, son una primera abstracción sobre la misma y no su igual, pues el número de Fiestas Venezolanas excede fácilmente las 1238 señaladas como Muestra, basta simplemente ver el Capítulo 12 de la Tesis sobre las 2.023 Fiestas analizadas.

 

Estos Subtipos se elaboraron a partir de los siguientes criterios:

1.-Una Fiesta Individual que se celebra en un período de tiempo específico en numerosas poblaciones. Por ejemplo, el San Juan Bautista es el Subtipo Nº1069 en la Tabla de Fiestas por Tipos y Subtipos (Orden Alfabético)[12], aunque sabemos que esta fiesta se efectúa en al menos 199 comunidades;

 

2.-Una Fiesta Individual que se celebra en un período de tiempo específico en numerosas poblaciones, pero con variantes significativas, que incluyen hasta segundos nombres diferentes. Por ejemplo, los Santos Inocentes, representados en los Subtipos siguientes: Nº1108, 1109, 1110, 1111, 1112, 1113, 1114, 1115, 1116, 1117, 1118, 1119, 1120, 1121  y 1122 en la Tabla de Fiestas por Tipos y Subtipos (Orden Alfabético);

 

3.-Una Fiesta Individual que se celebra en diversos períodos de tiempo en numerosas poblaciones. Por ejemplo, el San Benito, representado en los Subtipos siguientes: Nº1028, 1029, 1030, 1031, 1032, 1033, 1034, 1035, 1036, 1037, 1038 y 1039 en la Tabla de Fiestas por Tipos y Subtipos (Orden Alfabético);

 

4.-Una Fiesta Individual que se celebra en diversos períodos de tiempo específico en numerosas poblaciones y que se presenta, en algunos casos, formando parte de una celebración mayor y en otros, de manera totalmente independiente. Por ejemplo, el Viacrucis está incorporado dentro de la Semana Santa como el Subtipo Nº1155 y luego aparece independiente en Otras Fiestas, como el Subtipo Nº 1239 en la Tabla de Fiestas por Tipos y Subtipos (Orden Alfabético);

 

5.-Se dará el caso en el cual existan Subtipos con elementos comunes, pero siempre en calidad de subordinados a una Fiesta mayor que los subsume. Por ejemplo el Subtipo Nº 913 es el de Navidad-Juegos y el Nº 1134 es Semana Santa-Juegos, en ambos casos lo distintivo entre ellos son la Navidad y la Semana Santa, aunque coincidan en hablar de Juegos.

 

6.-Y por último, cualquiera de los casos anteriores son convertidos en nuevos Subtipos, cuando son realizados por una Comunidad Etnica Bicultural Binacional o por una Comunidad Etnica Bicultural Biregional.

 

Definiremos los Subtipos de Fiestas como: las distintas maneras de agrupar las Fiestas cuando se toman en cuenta los elementos pertenecientes a su Periferia Central de Sentido, relacionados con sus maneras de realización en unidades de tiempo específicas; en variaciones nominales; en rasgos que pueden pertenecer o no a agregados festivos mayores y en expresiones de identidad étnica desagregada de los conjuntos político espaciales en donde se desenvuelve, en un momento histórico determinado. Un Subtipo específico tendrá al menos una de esas maneras de realización, aunque podría componerse de varias. Como sustancia primera del Subtipo estará, el de responder a una naturaleza pluralista, producto de la diversa empiria festiva a la que da cobijo, subsumiéndola.

 

045-RFCD-2013-Septiembre-Etnia-Criolla

045-RFCD-2013-Septiembre-Etnia-Criolla

3.-¿Cuántas Fiestas se celebran anualmente en Venezuela?

Los Subtipos permiten una primera abstracción sobre una realidad empírica festiva, que podríamos calcular en al menos 103.190 (ciento tres mil ciento noventa) fiestas venezolanas. ¿De dónde sacamos esta cifra? De los siguientes razonamientos:

1.-De acuerdo a nuestras investigaciones, en los Centros Poblados del país se efectúan anualmente entre tres Fiestas -si dichos Centros pertenecen a las áreas de las Grandes Ciudades- hasta catorce (Naiguatá en el DF)[13], si están alejados de las mismas. Utilizando un criterio muy conservador, podríamos aceptar como número promedio el de cinco (5) Fiestas Anuales por cada Centro Poblado.

 

2.-De acuerdo al Nomenclador de Centros Poblados[14] publicado por la OCEI en 1994, anunciando los resultados del Censo Nacional de 1991, el total de Centros Poblados del país es de 20.638 (veinte mil seiscientos treinta y ocho).

 

3.-Si multiplicamos 5 Fiestas Anuales por 20.638 Centros Poblados, su resultado es 103.190 Fiestas Colectivas que se realizan anualmente en Venezuela.

 

Aunque dicha cifra pudiera parecer muy voluminosa, particularmente creemos que es mucho más, debido a que sólo nos estamos refiriendo a Centros Poblados, obviando los Grupos Étnicos Biculturales Binacionales y los Grupos Étnicos Biculturales Birregionales, cuyos Centros Poblados de Referencia Simbólica son evidentemente diferentes a los Centros Poblados considerados por la OCEI.

 

Los primeros, por estar referidos a otros países y los segundos, al mismo país, pero a unos lugares distintos de donde viven actualmente, dándose el caso de la duplicación de un mismo Centro Poblado. Valga el ejemplo, cuando se celebra en la misma fecha la Virgen de Chiquinquirá en Maracaibo y en Ciudad Guayana, por los descendientes de zulianos que viven en el Estado Bolívar.

 

Igualmente las Fiestas que no son Residenciales, por ejemplo las vinculadas a las actividades económicas y/o políticas, más relacionadas con las Instituciones Económicas y/o Políticas, que con la condición residencial en sentido estricto, no están contempladas en los números dados a los Centros Poblados, sino más bien en el de las Instituciones.

 

Aún con las observaciones anteriores, aceptemos el número de 103.190 Fiestas Anuales, un año posee 365 días, 8760 horas, 525.600 minutos, lo cual significa que en Venezuela se realiza una Fiesta cada cinco minutos. Razonamiento este que nos ahorra la necesidad de insistir en la importancia social del hecho festivo.

 

4.-De los Subtipos a los Tipos Festivos.

Ahora bien, el haber reducido las 103.190 Fiestas a 1238 Subtipos, constituye un paso importante, para un análisis más global acerca de la Fiesta como Hecho Social Total, pero sigue siendo insuficiente, para la construcción de un Modelo acerca del Sistema de Fiestas en las Sociedades Actuales, el cual es el objetivo final de esta indagación.

 

Por tal situación, planteamos la organización de esos Subtipos en Tipos más inclusivos, de manera que permita una mejor manipulación de las características generales de las Fiestas. Los Tipos se condensan en treinta y dos (aunque uno –Otras Fiestas- es propiamente una agrupación transitoria, mientras avanzamos en la claridad de los criterios de agrupación), de los cuales cuatro sólo se encuentran incorporados en el Tipo Bicultural Binacional (Fiestas de la Belleza, Fiestas Deportivas, Reencuentro y Verbena), por lo que para el análisis de los Tipos generales solamente tomaremos en cuenta veintiocho (Ver Cuadro 1.-Treinta y dos Tipos de Fiestas).

 

010-RFCD-2010-Octubre-Lo-Indigena-Nuestro-de-cada-dia

010-RFCD-2010-Octubre-Lo-Indigena-Nuestro-de-cada-dia

5.-¿Cuáles son los criterios para su orden calendárico?

Consideramos útil -como ejercicio de análisis- la observación del comportamiento calendárico de los Subtipos de Fiestas en general y en particular. Del primero nos ocuparemos en este aparte y del segundo, por razones de espacio, no hablaremos en este Artículo.

 

En la literatura sobre Fiestas -especialmente en la producida en América Latina- por estar circunscrita sólo a las de origen tradicional, se ha hecho lugar común atribuir la celebración de las mismas al ciclo solar anual, especialmente en lo relacionado con los solsticios de invierno y de verano, obviando incluso los equinoccios de otoño y primavera, difundiéndose la rídicula idea (ver Calendarios de la Bigott), de plantear dos ciclos: solsticio de invierno (21 diciembre-20 junio) y solsticio de verano (21 junio-20 diciembre).

 

De acuerdo a esta insólita clasificación, Venezuela sería el único país del mundo donde no se produce el equinoccio de primavera (21 de marzo), ni el equinoccio de otoño (21 de septiembre). Tal confusión reposa en la idea, de que por no haber en nuestra primavera deshielo esta no existe, lo mismo ocurre con el otoño, el cual está ausente porque no anuncia la llegada de la nieve, confundiendo -en clara servidumbre eurocéntrica- las maneras como las estaciones se dan en el norte del Hemisferio Norte y como se dan en la zona sur del mismo.

 

Es cierto –históricamente- que en las sociedades preindustriales europeas, la riqueza fundamental era la actividad agrícola y concentraba las principales acciones sociales, incluyendo por supuesto las festivas. De ahí, es posible deducir que los europeos en América implantaron su calendario festivo, el cual pudo quizás coincidir en parte con los calendarios festivos indígenas, debido a que estas sociedades eran también agrícolas y ambas están en el hemisferio norte.

 

De ser esto cierto, las Fiestas que histórica o actualmente hayan surgido de la experiencia de la agrícultura, tenderán a estar presentes en los momentos cumbres de acercamiento, alejamiento, o equidistancia del sol a la tierra, por ser su influencia calórica fundamental para el mejor desempeño de las cosechas. A esta hipótesis cabe agregar una adicional, de que para nuestras sociedades indígenas (orinoquenses y taínas en el Caribe), el otro elemento clave para el ciclo agrícola era el eje lluvia/sequía, conocido por los campesinos del área del gran Caribe, como Temporada de Lluvias y Temporada de Sequía.

 

Precisamente sobre la existencia de un Calendario Agrícola en los Indígenas Orinoquenses y Taínos vínculado no con el Sol, sino con las Pléyades, nos ilustra el Ingeniero Sebastián Robiou Lamarche:

“Sólo basta recordar aquí que las Pléyades vespertinas desaparecen en el horizonte occidental hacia el 26 de abril en la época del 1500, fecha que coincide con el inicio del ciclo de lluvias. Esta sería la época de la siembra anual de la yuca y de la primera siembra del maíz para lograr que el repollo estuviera robusto antes de los fuertes aguaceros de mayo y junio. La reaparición de las Pléyades en el horizonte oriental, ahora al amanecer, tiene lugar hacia finales de mayo extendiéndose este ciclo matutino hasta finales de octubre, es decir, durante todo el ciclo de lluvias antillano. En otras palabras, la presencia de las Pléyades en la boveda celeste matutina coincide con el período de lluvias. A nuestro entender, pues, los taínos utilizaban el ciclo de las Pléyades, al igual que las tribus del Orinoco y los caribes de las islas, para pronosticar y conocer la época de lluvias y establecer su calendario agrícola” (Robiou, 1987: 85).

 

El autor precisa que:

“El mínimo de lluvias ocurre en febrero y el máximo en mayo. Una segunda mínima se da en julio, al igual que otra segunda máxima tiene lugar en octubre. En términos generales, la época que podríamos llamar de sequía se extiende de diciembre a abril y la época de lluvias de mayo a diciembre, conteniendo la temporada anual de huracanes”. (Robiou, 1983: 131).

 

Luego vincula el calendario solar y el calendario de las lluvias:
“Si ahora relacionamos el ciclo solar con el ciclo anual de lluvias, podremos hacer las siguientes observaciones: a.-El solsticio de invierno (21 de diciembre) podría señalar la época de sequía y anticipar el período o mes de mayor sequía en el país. También marcaría el inicio de un nuevo ciclo solar o año. b.-El equinoccio de primavera (21 de marzo) pronosticaría la llegada de la época de mayores lluvias. (Hoy día, basado en nuestro moderno calendario, el campesino dominicano conoce que la época de lluvias se inicia hacia o después de Semana Santa, en abril. Por ello utiliza los meses de sequía para efectuar la roza o el desmonte, preparar el terreno, e iniciar la siembra antes de los grandes aguaceros de mayo). c.-El solsticio de verano (21 de junio) marcaría la época de la segunda mínima, particularmente en la región del Cibao, y pronosticaría el inicio próximo de la segunda época de lluvias. d.-El equinoccio de otoño (21 de septiembre) señalaría la época de la segunda máxima de lluvias y pronosticaría la época futura de sequía”. (Robiou, 1983: 132).

 

Finalmente, asevera la existencia de varios Calendarios anuales en las sociedades indígenas taínas y en las sociedades indígenas orinoquenses:
“Según demuestra el citado Lévi-Strauss, las Pléyades matutinas marcaban el inicio del año en muchas tribus del Orinoco. Tal evidencia parece también existir entre nuestros indígenas (Tío, 1966: 264). En este caso, nos inclinamos a pensar en la existencia de dos calendarios: uno sagrado basado en el Sol y las lunaciones y otro agrícola, ligado al ciclo de lluvias, basado en las Pléyades. Ambos calendarios estarían integrados a la cosmovisión taína hacia la época del Descubrimiento, o bien podría pensarse que el basado en las Pléyades, evidentemente de origen suramericano, era más arcaico y quizás estaba ya integrado al calendario solar de más reciente desarrollo antillano o quizás proveniente de otras influencias culturales”. (Robiou, 1983: 139).

 

De lo anterior se desprenden algunos elementos que queremos destacar:

1.-la existencia de dos Calendarios en las sociedades indígenas precolombinas: el sagrado (tiempo cósmico) relacionado con el Sol y la Luna y el agrícola.

 

2.-este Calendario Agrícola vinculado con las lluvias, dividía al año en las fases siguientes:         -primer mínimo de lluvias (febrero);

-primer máximo de lluvias (mayo);

-segunda mínima de lluvias (julio)

-y segunda máxima de lluvias (octubre).

-La época de sequía se extiende de diciembre a abril

-y la época de lluvias de mayo a diciembre.

 

3.-por lo tanto las celebraciones festivas que se produzcan en momentos álgidos del ciclo solar (solsticios y equinoccios), no pueden ser sólo atribuidas a la influencia agrícola europea, pues los indígenas del Caribe y del Orinoco también usaban el Calendario Solar y Lunar para su sentido sagrado del tiempo.

 

4.-además, aquellas celebraciones de origen agrícola que se efectúen en los meses álgidos del Calendario Sequía-Lluvias (febrero, mayo, julio y octubre), pueden -y deben- ser atribuidas a la impronta indígena en nuestras sociedades, trasladada a nuestro tiempo a través de los procesos de criollización.

 

5.-podríamos suponer que la mayoría de las fiestas que se produzcan en meses distintos a los momentos cumbres de los equinoccios (21 de marzo y 21 de septiembre), solsticios (21 de diciembre y 21 de junio), sequía y lluvias (febrero, mayo, julio y octubre), como pueden ser los meses de enero, abril, agosto y noviembre, no estarán relacionadas (ni en el pasado ni el presente) con ciclos agrícolas.

 

003-RFCD-2010-Marzo-Indigenas-Negros-Wayuu-Caribes-Negros-Apaches-Seminolas-Miskitos

003-RFCD-2010-Marzo-Indigenas-Negros-Wayuu-Caribes-Negros-Apaches-Seminolas-Miskitos

6.-¿Qué nos dice su orden calendárico?

Haremos a continuación ejercicios de análisis acerca de los posibles significados del orden calendárico de los Subtipos festivos, nuevamente recordamos que este Calendario, en cuanto a números y porcentajes alude a los Subtipos, que son abstracciones de la realidad empírica y que en ningún momento se refieren a las fiestas individuales que se efectúan año tras año, recordemos el ejemplo del Carnaval, el cual tiene un sólo Subtipo en Venezuela y sin embargo es quizás la fiesta más celebrada en todos los centros poblados. De los Anexos de mi Tesis Doctoral,  traje el Cuadro 2.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Calendárico y el Cuadro 3.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Numérico.

 

Esta jerarquía presenta sorpresas, al ojo entrenado en la bibliografía tradicional sobre fiestas en América Latina.

 

Predomina Diciembre, lo cual confirmaría la tradición, pero Junio es el mes quinto en cuánto importancia numérica, cuando en los estudios sobre fiestas en nuestro país y en nuestra región debería aparecer en segundo lugar.

 

El que Noviembre y Octubre estén de tercero y cuarto por encima de Junio, resulta atípico.

 

Incluso el que Julio esté de octavo, por debajo de Septiembre en el sexto y de Abril en el séptimo, no concuerda con el lugar común fomentado por los estudiosos del área.

 

El predominio de Diciembre, descansaría probablemente en la tradición religiosa cristiana, tanto por las primeras migraciones europeas, como por las recientes del siglo XX -europeas, americanas y asiáticas- conformadas por cristianos.

 

Que Mayo esté en segundo lugar, podría en parte explicarse no sólo por las Fiestas de Primavera heredadas de los europeos, sino en mayor grado, por ser el mes de la primera máxima de lluvias.

 

El tercer lugar lo detenta Noviembre, por heredar la disponibilidad festiva del otoño europeo, mientras el cuarto lugar de Octubre, sería parcialmente explicable por ser la segunda máxima de lluvias.

 

El quinto de Junio y el sexto de Septiembre, tendrían en su base, ser herederos de las fiestas del Solsticio de Verano originadas en el norte del Hemisferio Norte.

 

Analizando la segunda mitad de los meses, pensamos que no es casual que la época de sequía se extienda de diciembre a abril y que exceptuando Diciembre -por la impronta cristiana- los otros cuatro meses: Enero, Febrero, Marzo y Abril sean los menos festivos, respectivamente el décimo, duodécimo, undécimo y séptimo, no teniendo Abril un lugar más bajo, debido a la presencia cristiana europea expresada en la Semana Santa.

 

Julio de octavo, coincide no con la sequía, pero sí con la segunda mínima de lluvias, mientras Agosto de noveno, indica el verano maduro, situado entre el junio de la roza y la siembra y el septiembre de la cosecha, razones fundamentales para celebrar, la primera para propiciar y la segunda para recoger lo sembrado.

Recapitulando:

-tendríamos que la temporada de lluvias se extiende de mayo a diciembre y que los seis meses con más fiestas se encuentran en dicha temporada (mayo, junio, septiembre, octubre, noviembre y diciembre).

-Incluso los dos primeros meses siguientes también pertenecen a la temporada de lluvias (julio y agosto), la excepción de esta regla es que aparece de séptimo el mes Abril, cuando termina la sequía, pero esta cualidad, tal vez la explique la presencia en el mismo de la Semana Santa.

-Lo anterior es reforzado por la presencia, entre los tres últimos lugares, de los meses de sequía (enero, febrero y marzo).

 

Razones estas que nos pueden llevar a sugerir una primera hipótesis para futuros trabajos: el Calendario de Fiestas en Venezuela (creemos que puede ser aplicable a El Caribe y a América Latina), se organiza fundamentalmente a partir de la relación sequía/lluvia heredada de los indígenas aborígenes, siendo la temporada de sequía caracterizada por el menor número de fiestas, mientras que en la temporada de lluvias las fiestas serían más numerosas.

 

002-RFCD-2010-Febrero-Limitaciones-conceptuales-terminos-Aborigen-e-Indigena

002-RFCD-2010-Febrero-Limitaciones-conceptuales-terminos-Aborigen-e-Indigena

7.-¿Qué nos dice su orden calendárico según tres Bloques de cuatro meses?

Si ensayamos otro ejercicio de interpretación y dividimos los doce meses del año en tres bloques de cuatro, tendríamos:

-en enero-abril el 25,2%,

-en mayo-agosto el 33,4%

-y en septiembre-diciembre 40,8%.

 

Es decir en la temporada de sequía, enero-abril, se producen el 25,2% de las Fiestas, mientras en la temporada de lluvias el 74,8%, lo cual ratifica el sentido dado a la hipótesis. Quizás pueda no tener relación con lo anterior -¿o quizás si?- pero luce sugerente lo expuesto por Monseñor Mario Moronta en su libro El Cristo de Nuestra Fé (Moronta, 1991: 6), en el cual afirma que:

-el Ciclo Cristológico Oficial se efectúa desde Navidad a Semana Santa, mientras el Ciclo Cristológico Popular comienza en Semana Santa y termina en Navidad,

-es decir el Oficial va de diciembre a abril (sequía) y el Popular de abril a diciembre (lluvias).       -¿Sería otra forma de marcar los espacios temporales entre la Cultura Dominante y la Cultura Dominada, la Religiosidad Católica Oficial y la Religiosidad Católica Popular, lo Europeo y lo Aborigen?

 

8.-¿Qué nos dice su orden calendárico según cuatro Bloques de tres meses?

Continuando con los ejercicios de interpretación, dividamos los meses en grupos de tres, que coincidan casi plenamente con las estaciones, de acuerdo con el ciclo solar:

-enero-marzo (Invierno),

-abril-junio (Primavera),

-julio-septiembre (Verano)

-y octubre-diciembre (Otoño).

 

Tendríamos que:

-en Invierno se producirían el 17,7%,

-en Primavera 25,9%,

-en Verano 23,1%

-y en Otoño 32,7%.

Serían Otoño y Primavera las estaciones más festivas,

-mientras que Invierno y Verano las menos festivas.

 

Tales resultados, refutan la idea dominante de los estudios de esta área en América Latina, que le asignan papel predominante a los Solsticios de Invierno y de Verano.

 

Pero esta afirmación podría llevarnos a preguntarnos acerca de otras claves interpretativas, como por ejemplo la importancia dada a los Solsticios por la Iglesia Católica en Europa, donde colocó a Jesús encabezando con su Nacimiento el de Invierno (21 de diciembre) y a San Juan Bautista el de Verano (21 de junio).

 

De acuerdo a las cifras revisadas, la  centralidad de Diciembre se mantiene, mientras que la de Junio ha bajado al quinto lugar. La importancia de Jesús excede de lejos la de San Juan Bautista en la actualidad, pero este último pareciera haber cedido su primigenio lugar de los orígenes del Cristianismo, a otros objetos de culto o a la secularización.

 

Y son precisamente en los Solsticios (Temporadas de Sequías) cuando menos Fiestas se celebran en Venezuela, por lo que la centralidad del Catolicismo europeo en el Calendario de Fiestas se ve disminuido y cede a la centralidad de un Catolicismo Venezolano que se expresa en los Equinoccios (Temporadas de Lluvias), porque es precisamente en ellos cuando se produce el encuentro entre el Calendario Indígena y el Calendario Católico. Es decir, las Fiestas equinocciales españolas se mezclan y se suman a las Fiestas de las Temporadas de lluvias indígenas.

 

Conclusiones.

A partir de estos ejercicios de análisis, pensamos haber comprobado:

1.-la influencia determinante de las sociedades precolombinas en la estructuración del Calendario de Fiestas de Venezuela, demostrado en el predominio del eje sequía-lluvias.

 

2.-la influencia secundaria de la impronta española (europea en general), en el Calendario Festivo Venezolano.

 

3.-la primacía de los fenómenos solares vinculados a su equidistancia de la tierra y no a sus alejamientos o acercamientos, es decir, la prevalencia de los equinoccios antes que de los solsticios.

 

4.-nuevamente se demuestra que la sociedad venezolana no puede ser explicada suficientemente, sino se coloca de relieve la determinante presencia indígena en la Venezuela profunda.

 

5.-ha sido otra ocasión de desmantelar la ideología acientífica y eurocéntrica de la bibliografía sobre fiestas producida en el país, tanto desde sus instituciones pioneras (INAF y derivados), como en sus productos divulgadores menores (Bigott, Ministerio de Educación, ciertos Grupos de Proyección Folklórica).

 

6.-y finalmente, volvemos a demostrar la máxima de Simón Rodríguez “o inventamos o erramos”.

 

 

Bibliografía.

-Córdoba Cañas Víctor (1980).-Capitalismo, Subdesarrollo y Modo de Vida en Venezuela, Caracas, Universidad Central de Venezuela (UCV), pp. 208

 

-González Ordosgoitti Enrique Alí y Carmen Dyna Guitián Pedrosa (1997).-“9. Asociación Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE)” en: Enrique Alí González Ordosgoitti.-El Laberinto Cultural Venezolano. Otros Tapices. Recordando a Don Mario Briceño Iragorry. Caracas, Fondo Editorial Tropykos, CISCUVE, Consejo Nacional de la Cultura (CONAC), Dirección de Desarrollo Regional, Colección Dimensión Cultural Nro. 2, pp.255 (http://ciscuve.org/?p=552)

 

-González Ordosgoitti Enrique Alí (1998).-Los Sistemas de Fiestas en Venezuela. Hacia una Sociología del Uso del Tiempo Extraordinario Festivo en las Sociedades Estado-Nación Contemporáneas. Caracas, mimeo, Universidad Central de Venezuela (UCV), Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES), Doctorado en Ciencias Sociales, Tesis Doctoral aprobada con Mención Honorífica, lo cual incluía Diploma y Recomendación de Publicación, 3 tomos.

 

-Maffesoli Michel (1993).-El Conocimiento Ordinario. Compendio de sociología. México. FCE. 1ra edición en francés 1985. 1ra edición en español, pp. 216.

 

-Moronta Rodríguez P. Mario (1991).-El Cristo de Nuestra Fe (Reflexiones a partir de la Cristología de la Religiosidad Popular Venezolana). Caracas. Ediciones Trípode/IUSI Santa Rosa de Lima. Colección Monseñor González de Acuña. pp. 126.

 

-Oficina Central de Estadísticas e Informática (OCEI) (1994).-Nomenclador de Centros Poblados. Total Nacional. Caracas, OCEI, pp. 540

 

-Robiou Lamarche Sebastián (1983).-“Del Mito al Tiempo Sagrado. Un posible Calendario Agrícola-Ceremonial Taíno”, Boletín del Museo del Hombre Dominicano (República Dominicana) 11 (18): 117-140.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro 1.-Treinta y dos Tipos de Fiestas (EAGO, 1998)

 

  Tabla 1.-32 Tipos de Fiesta.
Número Tipo de Fiesta.
01
02
02.01 -Instituciones.
02.02 -Personajes Nacionales.
02.03 -Personajes Regionales.
02.04 -Población.
03 Año.
04 Bicultural Binacional.
05 Bicultural Birregional.
06
07
08
09 Días.
10
11 Fechas Patrias Nacionales.
12 Fechas Patrias Regionales.
13
14 Fiestas Gastronómicas.
15 Fiestas de Gentilicio.
16
17 Jesús.
18 Judías.
19
20 Niño Jesús.
21 Reyes Magos.
22
23 Santería o Regla de Ocha.
24
25 Santos Inocentes.
26 Semana Santa.
27
28 Otras Fiestas.
29 Fiestas de la Belleza.
30 Fiestas Deportivas.
31
32

 

 

 

 

 

Cuadro 2.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Calendárico (EAGO, 1998)

 

Número.
Enero 0082 6,6
Febrero 0064 5,1
Marzo 0075 6,05
Abril 0094 7,5
Mayo 0125 10,09
Junio 0105 8,4
Julio 0093 7,5
Agosto 0093 7,5
Septiembre 0101 8,1
Octubre 0108 8,7
Noviembre 0116 9,3
Diciembre 0182 14,7
Total 1238 100

 

 

Cuadro 3.-Fiestas por Mes, Número y Porcentaje en Orden Numérico (EAGO, 1998)

 

Orden Número.
01 Diciembre 0182 14,7
02 Mayo 0125 10,09
03 Noviembre 0116 9,3
04 Octubre 0108 8,7
05 Junio 0105 8,4
06 Septiembre 0101 8,1
07 Abril 0094 7,5
08 Julio 0093 7,5
09 Agosto 0093 7,5
10 Enero 0082 6,6
11 Marzo 0075 6,05
12 Febrero 0064 5,1
  Total 1238 100

 

 

 

 

[1].- The importance of Indigenous Calendar Celebrations in Venezuela.

Summary.

In the literature on the area of ​​the Popular Venezuela Residential Cultures, either through the name of Folklore and Popular Culture, it has become commonplace to divide the Annual Calendar of Events Two: Winter Solstice and Solstice summer.

Besides committing barbarism to present Venezuela as the only country in the world where there are no Equinoxes Summer and Spring, makes another mistake by forcing the inclusion of parties at the solstices when you really do not belong, so for example, calling the festivals that take place in the month of May, as Summer Solstice (which begins on June 21).

Also, do not demonstrate the various ethnic components in the origin of the Festival, transmitting the conviction that our Holiday Calendar is of European origin, discarding other possibilities from the start, especially as it pertains to indigenous participation in its setting.

We demonstrate in our Doctoral Thesis, the Venezuelan Holiday Calendar is organized, fundamentally, about public spaces clear indigenous origin, but not only Venezuelan Caribbean from pre-Columbian times to the present.

In this article we present the main arguments that support our hypothesis, as a way to provoke radical discussions in our area and demonstrate that indigenous imprint on the Venezuelan conformation is vital, central, not marginal, as transmitted -between us other media- in the Speech Dominant historiographical uncritically, repeated since the pioneering institutions in the area, read National Folklore Institute (INAF), Foundation Etnomusica and Folklore (FUNDEF) and smaller institutions.

Keywords: Indigenous Parties, Arawak, Taíno, Annual Calendar of Events, Summer Solstice, Winter Solstice, Spring Equinox, Autumnal Equinox, Indigenous Ethnic Groups, Pre-Columbian Era, Current Era, Latin America, Caribbean, Venezuela,

 

[2].- L’importance des autochtones Calendrier celebrations au Venezuela.

Résumé.

Dans la littérature sur la aire des cultures populaires Venezuela résidentiels, soit par le nom du folklore et la culture populaire, il est devenu courant de diviser le calendrier annuel des événements Deux: solstice d’ hiver et solstice été.

Outre commettre barbarism de présenter le Venezuela est le seul pays au monde où il n’y a pas équinoxes de printemps et d’ automne, fait une autre erreur en forçant l’inclusion des partis aux solstices quand vous n’avez vraiment pas partie, si par exemple, appeler les festivals qui ont lieu dans le mois de mai, solstice d’été (qui commence le 21 Juin).

Aussi, ne pas montrer les différentes composantes ethniques dans l’origine du Festival, transmettre la conviction que notre calendrier de vacances est d’origine européenne, en rejetant d’autres possibilités dès le début, surtout en ce qui a trait à la participation des autochtones dans son cadre.

Nous démontrer dans notre Thèse de Doctorat, l’Holiday Vénézuélien Calendrier est organisé, fondamentalement, sur les espaces publics origine autochtone claire, mais pas seulement Caribe, Venezuela, de l’époque précolombienne à nos jours.

Dans cet article, nous présentons les principaux arguments qui soutiennent notre hypothèse, comme un moyen de provoquer le débat radicaux dans notre région et de démontrer que l’empreinte indigène sur la conformation du Venezuela est essentiel, central, pas marginal, tel que transmis -entre nous autres médias- dans l’ historiographie de la parole-dominante répétée sans critique puisque les institutions pionnières dans le domaine, lisez Institut National du Folklore (INAF), Fondation Etnomusica et au folklore (FUNDEF) et les petits établissements.

Mots-clés: Parties Autochtones, Arawak, Taino, Calendrier annuel des événements, Solstice d’été, Solstice d’hiver, l’équinoxe de printemps, l’équinoxe d’automne, les Groupes Ethniques Autochtones, ère précolombienne, ère actuelle, l’Amérique Latine, des Caraïbes, du Venezuela,

 

[3].- A importância dos Indígenas Calendários Celebrações em Venezuela.

Resumo.

Na literatura sobre a área das culturas residenciais populares na Venezuela, seja através do nome de Folclore e Cultura Popular, que tem se tornado comum para dividir o Calendário Anual de Eventos Dois: Solstício de inverno e Solstício Verão.

Além de cometer a barbárie de apresentar a Venezuela como o único país no mundo onde não há Equinócios verão e na primavera, faz outro erro, forçando a inclusão de partidos nos solstícios, quando você realmente não pertence, assim, por exemplo, chamando os festivais que acontecem no mês de maio, como Solstício de Verão (que começa no dia 21 de junho).

Além disso, não demonstram os diversos componentes étnicos na origem do Festival, transmitindo a convicção de que o nosso Calendário de férias é de origem europeia, descartando outras possibilidades, desde o início, especialmente no que se refere à participação indígena na sua configuração.

Demonstramos em nossa Tese de Doutorado, o calendário de férias venezuelano é organizado, fundamentalmente, sobre espaços públicos clara origem indígena, mas não só do Venezuela sino também Caribe, desde os tempos pré-colombianos até o presente.

Neste artigo, apresentamos os principais argumentos que suportam a nossa hipótese, como uma forma de provocar discussões radicais na nossa área, e demonstrar que marca indígena na conformação da Venezuela é vital, central, não marginal, como transmissível -entre nós outra mídia- no Discurso em Parente historiográfico, acriticamente repetido desde as instituições pioneiras na área, leia Instituto Nacional de Folclore (INAF), Fundação Etnomusica e Folclore (FUNDEF) e de instituições menores.

Palavras-chave: Festas Indígenas, Arawak, Taino, o Calendário Anual de Eventos, Solstício de Verão, o Solstício de Inverno, Equinócio da Primavera, Equinócio de Outono, Etnias indígenas, Era pré-colombiana, Era atual, América Latina, Caribe, Venezuela,

 

[4] .-En Familia Cristiana Digital hemos publicado otros Artículos sobre Fiestas:

“San Juan Bautista de Negros y Blancos”, Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 15, Junio 2010. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=163 )

 

-“La Religiosidad Popular Venezolana en un Fresco”, Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 17, Agosto 2010. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=168 )

 

-“El Gobierno y la Revolución son Inocentes”, Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 21, Diciembre 2010. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=171 )

Ocho Cruces de Mayo de la Barcelona del siglo pasado. Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 26, Mayo 2011. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=174 )

 

“Estadísticas de lo Divino: 2.023 Fiestas Residenciales Populares Venezolanas”. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 37, Abril 2012. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=1201 )

 

Los Diablos danzaban en Honor de San Juan Bautista en la Venezuela de 1947. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 38, Mayo 2012. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=2037 )

 

Parranda de Negros o Baile de los Pintaos en Altagracia de Orituco. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 39, Junio 2012. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=2475 )

 

A quién Dios se la dio, San Pedro de Coche se la Bendiga. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 40, Julio 2012. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=2493 )

 

“Las Culturas Residenciales Caraqueñas en Siete Fiestas: Acercamiento a un análisis comparativo”. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 47, Febrero 2013. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=3274 )

 

“El Carnaval Caribeño: Naiguatá y Trinidad”. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 59, Febrero 2014. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=4609 )

 

A  60 Años de la Fiesta: Cómo ha sido leído lo cultural residencial popular en Venezuela. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 60, Marzo 2014. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=323 )

 

Semana Santa en Bailadores, Mérida, Venezuela y en la Comunidad Haitiano-Cubana. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 61, Abril 2014. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=     )

 

[5].-En Familia Cristiana Digital hemos publicado otros Artículos sobre Etnias Indígenas:

-“Limitaciones conceptuales de los términos Aborigen e Indígena”, Revista Familia Cristiana Digital, Año 28, Nro. 11, Febrero 2010. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=154 )

 

-“Lo Indígena Nuestro de cada día”, Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 19, Octubre 2010. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=157 )

 

Los Indígenas de hoy: su actualidad cultural en el siglo XXI. Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 31, Octubre 2011. (www.familiacristiana.org.ve) (http://ciscuve.org/?p=160 )

 

[6].-González Ordosgoitti Enrique Alí (1998).-Los Sistemas de Fiestas en Venezuela. Hacia una Sociología del Uso del Tiempo Extraordinario Festivo en las Sociedades Estado-Nación Contemporáneas. Caracas, mimeo, Universidad Central de Venezuela (UCV), Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES), Doctorado en Ciencias Sociales, Tesis Doctoral aprobada con Mención Honorífica, lo cual incluía Diploma y Recomendación de Publicación, 3 tomos.

 

[7].-Este Artículo -que extrae algunos elementos de mi Tesis Doctoral- fue presentado con el nombre de “La importancia del Calendario de Fiestas Indígenas en Venezuela”, como Ponencia Central, de las III Jornadas de Reflexión Académica de la

Cátedra Libre de Culturas Residenciales Populares “Eloy González”, perteneciente a la Subdirección de Extensión del Instituto Pedagógico de Caracas (IPC), de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), en Caracas, del 03 al 05 de noviembre de 1999.

 

[8].-Nuestro eterno agradecimiento al Licenciado Luis Zárraga –trabajador en ese tiempo de la OCEI- por su valiosa y desinteresada colaboración con la investigación científica llevada a cabo por nuestro Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE) (www.ciscuve.org).

 

[9].-Ver: Córdoba Cañas Víctor (1980).-Capitalismo, Subdesarrollo y Modo de Vida en Venezuela, Caracas, Universidad Central de Venezuela (UCV), pp. 208

 

[10].-Ver: Maffesoli Michel (1993).-El Conocimiento Ordinario. Compendio de sociología. México. FCE. 1ra edición en francés 1985. 1ra edición en español, pp. 216.

 

[11].-Luego le entregamos  a la OCEI, en 1998,  los Artículos recortados y clasificados para uso de los investigadores.

 

[12].-Esta Tabla está incorporada en los Anexos de la Tesis, aunque en la misma, el Total de Subtipos es de 1239, hay que descontar el Nº 1, pues se refiere al título de Tipos, por lo que efectivamente son 1238.

 

[13].-Estas cifras aumentaron dramáticamente, cuando nos tocó dirigir tres Tesis de Maestría en Teología Pastoral en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER), Facultad de Teología de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en las cuales se hicieron Censos Socioreligiosos y culturales de tres Barrios del Área Metropolitana de Caracas, y las cifras de Fiestas de los tres Barrios fueron: Isaías Medina Angarita (394), Santa Cruz (170) y Las Minitas (76), ver: “Visión sociológica, fenomenológica y antropológica de la Virgen María. Ciclo Eortológico (Primera Parte). Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 62, Mayo 2014. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=2534

 

[14].-Oficina Central de Estadísticas e Informática (OCEI) (1994).-Nomenclador de Centros Poblados. Total Nacional. Caracas, OCEI, pp. 540

 

Share Button
Siguiente »