Categoria: Martín Rodríguez Yuraima Elena

Una Palma para Dyna ahora vuelta Espíritu puro

El miércoles 22 de enero de este año 2014, se llevó a cabo la conmemoración de los dos meses de la partida de la Profesora Dra. Carmen Dyna[i] Guitián Pedrosa de González Ordosgoitti, en el seno de su querida Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de nuestra inmortal Universidad Central de Venezuela (UCV), a la que estuvo ligada como Docente, Investigadora, Directora Adjunta de la Escuela y Coordinadora de Postgrados, por casi 40 años.

Significados de las Intervenciones Socio-Físicas en el Hábitat Popular Urbano: la Experiencia de sus Habitantes

Barrios-Caracas-Boquerón

El presente estudio forma parte de los resultados de la investigación doctoral “CIUDAD FORMAL-CIUDAD INFORMAL: El proyecto como proceso dialógico. Una mirada a las relaciones entre los asentamientos urbanos autoconstruidos y los proyectos que proponen su transformación”, desarrollada entre los años 2002 y 2006. El objetivo de este trabajo doctoral fue profundizar en el estudio de los asentamientos urbanos autoconstruidos, en particular los que se localizan en Caracas, Venezuela -donde son llamados barrios populares-, para analizar, desde una perspectiva hermenéutica y dialógica, los proyectos que se proponen la intervención para la transformación socio-física de estos lugares urbanos

En este artículo destacamos y reconsideramos de ese estudio los significados de las intervenciones físicas y sociales realizadas en estos asentamientos como parte de los procesos de transformación del hábitat popular urbano, desde las experiencias de sus habitantes. En concreto, el objetivo de esta fase de la investigación que aquí presentamos es indagar en las comprensiones, en los significados y sentidos de las experiencias que tuvieron los habitantes de los barrios al involucrarse activamente en los procesos de intervención y transformación socio-física del lugar que habitan y sus implicaciones psicosociales-comunitarias relacionadas con la actoría social, el fortalecimiento de las redes sociales, la toma de decisiones, aspectos clave en el desarrollo y sostén de estos procesos transformadores.

Significados de las Intervenciones Socio-Físicas en el Hábitat Popular Urbano: la Experiencia de sus Habitantes

Share Button
Barrios-Caracas-Boquerón

Barrios-Caracas-Boquerón

 

Dra. Arquitecta Yuraima Elena Martín Rodríguez.

Universidad Central de Venezuela, yuraelena@gmail.com

 

Dra. María Teresa Urreiztieta V.

Universidad Simón Bolívar, mturreiz@usb.ve 

 Descargar el Archivo en pdf. Martín Yuraima Elena-Urreztieta María Teresa

Si desea leer más acerca de nuestra Línea de Investigación de Territorio (Ambiente, Arquitectura, Ciudad, Comunidad, Comunidad Formal, Comunidad Informal, Imaginario Urbano, Paisaje, Poblador Popular Urbano, Región, Vivienda), ver: (ciscuve.org/?cat=1315)

Introducción.

El presente estudio forma parte de los  resultados de la investigación doctoral “CIUDAD FORMAL-CIUDAD INFORMAL: El proyecto como proceso dialógico. Una mirada a las relaciones entre los asentamientos urbanos autoconstruidos y los proyectos que proponen su transformación”, desarrollada entre los años 2002 y 2006. El objetivo de este trabajo doctoral fue profundizar en el estudio de los asentamientos urbanos autoconstruidos, en particular los que se localizan en Caracas, Venezuela -donde son llamados barrios populares-, para analizar, desde una perspectiva hermenéutica y dialógica, los proyectos que se proponen la intervención para la transformación socio-física de estos lugares urbanos

En este artículo destacamos y reconsideramos de ese estudio los significados de las intervenciones físicas y sociales realizadas en estos asentamientos como parte de los procesos de transformación del hábitat popular urbano, desde las experiencias de sus habitantes. En concreto, el objetivo de esta fase de la investigación que aquí presentamos es indagar en las comprensiones, en los significados y sentidos de las  experiencias que tuvieron los habitantes de los barrios al involucrarse activamente en los procesos de intervención y transformación socio-física del lugar que habitan y sus implicaciones psicosociales-comunitarias relacionadas con la actoría social, el fortalecimiento de las redes sociales, la toma de decisiones, aspectos clave en el desarrollo y sostén de estos procesos transformadores.

Desde una perspectiva hermenéutica y dialógica, inspirada en los postulados de la Hermenéutica de Heidegger (1974); Gadamer (1992), Ricoeur (1986), y Bajtin (1981,1982) partimos de los aportes de la Psicología Social Ambiental referidos a las nociones de “apropiación del lugar” como parte de los procesos de identidad que intervienen en la construcción del espacio, lo cual implica “no solo hacer de él una utilización reconocida sino establecer una relación con él, integrarlo en las propias vivencias, enraizarse y dejar la propia impronta, organizarlo y devenir actor de su propia transformación…” (Chombart de Lauwe 1976, p. 564 c.p. Pol y Valera, 1994). Como parte de este proceso de apropiación,  específicamente nos apoyamos en la noción de “Place-Identity” de Proshansky (1978); Proshansky, Fabian y Kaminoff, (1983),  definida por estos autores como un conjunto de cogniciones, significados y sentidos referentes a lugares o espacios donde la persona desarrolla su vida cotidiana y en función de los cuales el individuo puede establecer vínculos emocionales y de pertenencia a determinados entornos, caracterizando así al proceso de apropiación como aquel que expresa cómo un espacio “vacío” deviene  en un lugar con “sentido” para quien lo ocupa o lo habita. Los escenarios físicos en los que los individuos desarrollan su vida cotidiana juegan un importante papel en la configuración de su identidad.  Es decir, el individuo desarrolla vínculos cognitivos, afectivos y/o simbólicos con el entorno que generan un sentido de identidad en el que el referente espacial supera su dimensión física para conceptualizarlo en una categoría social dotada de significado individual y social gracias a los procesos de interacción e intersubjetividad social.

Así mismo, partimos como fundamento teórico marco, del concepto de “lugar socio-físico” desarrollado por Muntañola (1996, 2000, 2002) quien lo define como “entrecruzamiento entre acontecimiento y estructura” (Muntañola 1996, p.40). Esta concepción de lugar considera -de manera dialéctica, dialógica y compleja- el acontecer humano en un territorio determinado, entendiéndolo como físico y social a la vez; estableciendo que es allí, en el cruce de estas dos dimensiones, que se gesta su significado topogenético, determinado por las tres dimensiones inherentes al lugar habitado: la dimensión científica, la ética y la estética. La dimensión científica es aquella que se refiere a la forma cómo se ordenan los objetos sobre el territorio (edificaciones, calles, escaleras, etc.) estableciendo relaciones de uso específicas, proximidades, distancias, entre unos y otros. La dimensión ética se refiere a las reglas que definen los itinerarios de uso, las prácticas sociales; reglas relacionales que están definidas por la trama de sucesos y acciones que los producen. La dimensión estética del lugar, por su parte, se refiere a las estrategias poéticas y retóricas, generadas a partir de la acción de interpretación-representación de la realidad. La dimensión estética resultante en el proceso de configuración del lugar, es producto de la interrelación que el autor establece entre la dimensión científica y la dimensión ética del lugar.

Las complejas características de los fenómenos en estudio que nos conciernen, esto es, de los  mundos de vida de los asentamientos urbanos autoconstruidos y los proyectos que se proponen su transformación, nos condujeron a la necesidad de producir un conocimiento transdisciplinario que articula la mirada de los profesionales que se proponen la intervención y transformación de estas zonas urbanas  con la experiencia y saberes de quienes habitan estos lugares,  siendo fieles al instrumento-guía de análisis dialógico concebido por Martín (2007) propuesto como apuesta dialéctica y dialógica, procesual, compleja de acercarnos a estas realidades; instrumento en el que se reconocen la importancia de  la incorporación, en los procesos indagatorios y proposititos de las experiencias proyectuales, de las dimensiones socio-físicas e históricas y de los procesos comunicativos y relacionales que se establecen entre habitantes y profesionales involucrados.

Desde estas miradas concebimos la arquitectura como el puente que relaciona el mundo natural con el mundo de lo social, entendiendo esta relación como determinante de diseño y  planificación del hábitat humano, fuente de imaginario para el arquitecto.

  (more…)

Share Button