La Creación no es previa a la realidad creada, ni es una acción

Share Button

 

Enrique Alí González Ordosgoitti [i]

Itinerario de este Artículo[ii]

-Si desea Descargar este Artículo en pdf:

 Creacion-no-es-previa-realidad-creada-Enrique-Ali-Gonzalez-Ordosgoitti

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas,  Audios y Videos de Enrique Alí González Ordosgoitti: http://ciscuve.org/?cat=4203

 

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes, Audios y Videos de Filosofía: http://ciscuve.org/?cat=5822

 

 

 

En este sexto trabajo reflexionaremos acerca del Capítulo III, “¿Qué es la Creación?”, del libro de Sertilange[iii] “La idea de Creación”. El capítulo es sumamente denso e interesante, pero dado que este informe debe poseer la brevedad máxima de dos páginas, reflexionaré sólo sobre los problemas de por qué la creación no es previa a la realidad creada, ni es una acción.

 

I.-La Creación no es previa a la realidad creada.

El autor comienza introduciendo el tema de la creación definiéndola en sentido negativo, es decir por lo qué no es la creación:

“No es meramente una ordenación a partir de un caos primitivo, como pensó casi toda la antigüedad. No implica esencialmente la idea de comienzo temporal, como creen innumerables cristianos y filósofos. No ocurre en un momento dado de una duración anterior, considerada, sea como vacía, sea como idéntica a la eternidad de Dios. No es una iniciativa divina que inaugure una novedad cualquiera en Dios mismo, e implique de su parte una acción posterior a la inacción.” (Sertilange: 59)

 

Entonces la Creación:

-no es ordenación de un caos primitivo;

-no es comienzo temporal;

-no ocurre en un momento dado de una duración anterior

-y no es iniciativa divina que implique acción después de una inacción,

-tampoco es un hecho nuevo:

“Mirada en sí misma, la creación no es un hecho nuevo, no es lo que denominamos un suceso. Nada ha ocurrido. ¿Qué podía ocurrir fuera de todo espacio, de toda duración, de toda materia o realidad de cualquier tipo susceptible de cambio?” (Sertilange: 59)

 

Por ser la Creación comienzo absoluto:

“(…) no es, por ende, un llegar a ser. No es una fabricación, ni una producción, ni una obra. Todas estas expresiones, y otras por el estilo, supondrían, de ser tomadas literalmente, ya una falsa concepción de Dios, ya una anterioridad temporal inconciliable con la noción de comienzo absoluto.” (Sertilange: 59-60)

 

Sertilange sigue preguntándose qué es la Creación y avanza en su respuesta definiéndola según Dios:

“Cuando la contemplamos del lado de Dios, la concebimos como un cierto tipo de acción, denominada asimismo emanación, comunicación de ser, manifestación objetiva, significada muchas veces a modo de iluminación, término éste que desempeñó un importante papel en la escuela agustiniana.” (Sertilange: 60)

 

Para problematizar aún más la búsqueda de la respuesta, Sertilange nos habla que si bien es cierto que parece haber tres componentes en la discusión:

-Dios,

-creación

-y creatura.

 

La creación no puede ser considerada como intermediaria entre Dios y la creatura:

“Pero hemos visto que, sea cual fuere la manera como expresamos la acción creadora, ella no puede ser considerada como intermedia entre Dios y la creatura, a fin de producir esta última, ni como existente en Dios y distinta de él.” (Sertilange: 60)

 

Si la creación no es previa a la realidad creada, lo que existe originariamente es la propia realidad creada:

“Como no puede suponerse, repitámoslo, ningún tipo de prioridad respecto de la realidad total, lo primero que encontramos ante nosotros no es la creación, sino la misma realidad creada, que será entonces participación de Dios, semejanza de Dios, imagen o vestigio, según se trate de entes racionales o irracionales: pero, en cualquier caso, primera.” (Sertilange: 60-61)

 

II.-La Creación no es acción

Sertilange en su búsqueda de hacernos comprender qué es la creación, utiliza la analogía de identificar la creación con una acción:

“Tomando como punto de partida que la creación se manifiesta a nuestro entendimiento como una cierta especie de acción, que tiene por objeto la existencia del mundo, y que esa acción, que tiene por objeto la existencia del mundo, y que esa acción es a la vez enteramente peculiar y singular, nos vemos llevados a evocar los distintos elementos de la acción en general, para comprobar cuáles pueden ser mantenidos en este caso, y cuáles han de ser eliminados por no corresponder con él.” (Sertilange: 61)

 

Comienza por identificar los elementos de toda acción:

“¿Cuáles son los elementos de la acción? 1. Un sujeto activo, es decir que posee en acto, de una u otra forma, lo que debe constituir en objeto de comunicación. 2. Una materia que proporciona el punto de aplicación para la acción considerada. 3. Una evolución de dicha materia hacia el resultado intentado por la acción. 4. El resultado mismo, el efecto obtenido.” (Sertilange: 61-62)

 

Y además señala el tipo de relación sistémica entre los cuatro elementos:

“Y puesto que estos elementos no están yuxtapuestos, sino vinculados mutuamente, al punto que son precisamente sus relaciones las que convierten a uno en agente y al otro en paciente respecto de un mismo trabajo, distinguiremos, por una parte, una relación del agente con el paciente, en cuanto el primero es principio de lo que sucede en el segundo, y, recíprocamente, una relación del paciente con el agente, que expresa su dependencia respecto de lo que recibe.” (Sertilange: 62)

 

El primer elemento de la acción, el que exista un sujeto activo, en el caso de la creación se cumple:

“Hay un sujeto activo de la creación, Dios, que posee eminentemente todo lo que existirá en la creatura, puesto que es el Ser mismo subsistente, y como tal poseedor de todo el ser.” (Sertilange: 62)

 

El segundo elemento el que exista una materia, no se cumple:

“No hay, en cambio, materia de acción, ya que se trata de crearlo todo, inclusive la materia. “La materia no existía antes que las cosas mismas, dice S. Agustín, aun cuando éstas parezcan hechas de ella, sino que el Omnipotente, en el principio, sacó de la nada todas las cosas, y junto con las cosas hizo igualmente la materia de que las hizo”.” (Sertilange: 62)

 

Al no haber materia, tampoco estará presente el tercer elemento de la acción cual es el cambio:

“Como consecuencia, no puede haber aquí cambio o devenir, puesto que éste no es sino la evolución de una materia, de algo que es primero una cosa y después otra.” (Sertilange: 62)

 

El cuarto elemento de la acción, “el efecto obtenido” si se encuentra presente pero no como relación agente-paciente:

“Queda el efecto obtenido frente a aquel que lo produce, frente al Creador. Este frente a frente es lo que corresponde a las relaciones recíprocas entre agentes y paciente arriba mencionadas. Pero tengamos en cuenta que Dios no puede estar en relación real con cosa alguna, pues toda relación real es una correlación. Estar en relación es estar vinculado, atado, ser dependiente, y Dios no puede depender de nada ni de nadie.” (Sertilange: 63)

 

Y no puede ser relación agente-paciente pues eso sería una correlación y la creación es sólo una relación unilateral de dependencia de Dios:

“Es preciso entonces renunciar aquí a toda correlación, a toda reciprocidad de relaciones, si hablamos de reciprocidad real, y no únicamente conceptual. ¿Qué nos queda entonces entre las manos? Una relación unilateral de dependencia, y nada más. Eso es la creación, en su realidad efectiva.” (Sertilange: 63)

 

De esta forma se concluye que la creación no constituye una acción.

 

————————————————————————————–

[i] .-Enrique Alí González Ordosgoitti

Doctor en Ciencias Sociales, Sociólogo, Folklorólogo, Filósofo, Teólogo, Locutor, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB (2000-2016) y del Instituto de Teología para Religiosos-ITER (1991-2016).

-Co-Creador y Coordinador General -desde 1991- de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE.

-Co-Creador y Coordinador -desde 1998- del Sistema de Líneas de Investigación Universitaria (SiLIU) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande.

-Co-Creador y Coordinador -desde 2011- de la Página Web de CISCUVE: www.ciscuve.org

-Para contactarnos: ciscuve@gmail.com@ciscuveciscuve-Facebook; @enagor;  enagor2@gmail.com; Skype: enrique.gonzalez35

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas,  Audios y Videos de Enrique Alí González Ordosgoitti: http://ciscuve.org/?cat=4203

 

[ii] .-Itinerario de este Artículo

1.-Trabajo presentado en la Asignatura “Metafísica IV”, dictada por el Profesor Hugo Sánchez, en el Baccaleurato Filosófico de la Universidad Pontificia de Roma (UPS), cursado en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER), Sección de Filosofía, Escuela de Teología, Facultad de Teología, Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Cuarto Semestre, abril-julio de 2003.

 

2.-Publicado en www.ciscuve.org, el 04 de julio de 2016: http://ciscuve.org/?p=14989

 

[iii] .-Sertilange.-La idea de Creación.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

13 − 9 =