Sitech: Sistema de Techo en Lámina Metálica

Share Button

 

Techo-Madera-3

Techo-Madera-3

 

Copyright 1998 Elsevier Science Ltd

 Journal of Constructional Steel Research,

Vol 46, Nº 1-3, 1998. ISSN:0143-974X

To cite This Paper: Journal of Construction Steel Research 1998, 46:1-3, Paper Nº 76

 PAPER NUMBER: 76

Dra. Beatriz Hernández Santana.

(Arquitecto (UCV), Magister Scientiarum en Desarrollo Tecnológico de la Construcción (UCV), Doctora en Arquitectura (UCV). Profesora Asociado de la FAU. Miembro Activo del SiLI en la Línea de Territorio. Ex Coordinadora Docente del IDEC. Ex Coordinadora del Programa de Postgrado en Desarrollo Tecnológico de la Construcción. Directora del Instituto de Desarrollo Experimental de la Construcción (IDEC) adscrito a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (UCV). SPI Nivel I. PEI Nivel B. Autora de varios Artículos en Publicaciones científicas, libros y capítulos de libros. Ha recibido la Orden José María Vargas de la UCV. Área de investigación. Tecnología y Cultura, Techos Livianos en el trópico. Correo: bhernandezsantana@gmail.com)

 Descargar el Archivo en pdf: Sitech-Sistema-de-Techo-en-Lamina-Metalica-Hernandez-Santana-Beatriz

(Si quiere leer otras publicaciones de la Dra. Beatriz Hernández Santana, ver:

http://ciscuve.org/?cat=4207

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/articulos/HSB-Techo-Vivien-Cultural.pdf

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/articulos/Revista%20Espacios.pdf

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/libros/Hernandez-Santana-Beatriz-Dos%20Poetas-Dos-Ciudades-y-un-Imaginario-Maldito.pdf

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/capitulos-de-libro/IDEC-Veinticinco-años-Postgrados.pdf

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/libros/vivienda95.zip

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/articulos/Glasgow-1995-Hernandez-Santana-Beatriz-Technological-Improvement-low-cost-progressive-housing.pdf

www.ciscuve.org/web/digitalizaciones/articulos/Sitech-Entre-Rayas-Hernández-Santana-Beatriz.pdf)

ABSTRACT

El SITECH es una alternativa de techo en lámina metálica para viviendas económicas en Venezuela. El desarrollo del producto responde a los requerimientos de nuestro clima tropical ofreciendo, adicionalmente, mayor resistencia estructural y durabilidad. En el diseño del techo se hizo énfasis en los factores de confort térmico, de producción y ensamblaje. El componente básico del sistema consiste en una correa de techo, paralelo a la pendiente, que permite en su sección superior el anclaje de láminas metálicas planas, no requiriendo de tornilleria para su fijación. En su sección inferior, este componente permite la colocación de un plafón deslizante para configurar una cámara de aire. La conformación de esta cámara de aire aislante, así como los componentes que permiten el mejoramiento de la calidad del techo, pueden ser colocados en etapas sucesivas. Todo esto, mediante una tecnología que simplifica las técnicas de producción y de montaje.

Copyright 1998 Elsevier Science Ltd

KEYWORDS

Acero, Techos, Componentes, Vivienda, Bajo Costo, Habitabilidad, Trópico.

 

 

1. INTRODUCCIÓN.

En Venezuela, la construcción de viviendas económicas, tanto del sector formal como el informal, ha incorporado y prevalecido el uso de techos en láminas metálicas durante al menos tres décadas de manera tradicional. El techo en lámina metálica, ha sido el componente que ha respondido en forma rápida, para dar una solución en techos en las viviendas de interés social o del sector informal. De esta manera la utilización masiva del componente en las soluciones habitacionales se dan en casi todo el territorio nacional.

 

En datos recientes, el censo de 1990[1] arroja las siguientes cifras: de un total de 3.519.384 viviendas censadas, el 48,52% utilizan en la conformación del techo, lámina metálica. El resto corresponde a la siguiente variedad: 33.43% techo de platabanda, 10,41% techo de asbesto o similar, 5,38% techo con teja y 1,74% otros materiales. Cabe destacar, que de estas viviendas con techos en láminas metálicas 37,68% corresponde a viviendas tipo quinta, casa, casa de vecindad, y el 10,84% a viviendas tipo rancho y rancho campesino (estas cifras son la suma del área urbana y el área rural).

 

Su incorporación como componente de la vivienda en nuestro país, se dio inicialmente con la importación del producto (por los años 60) y más tarde con la importación de la tecnología que produce, combinado con el uso de materia prima nacional.

 

Este proceso se realizó sin mayores cambios, ni adaptaciones de la tecnología, por parte de las empresas productoras. Algunas de las razones de uso, son sus características de muy fácil adaptación a las dimensiones de las viviendas, y que son componentes de bajo costo, sí se compara con techos de tejas o inclusive otros de materiales livianos como el Fibro-cemento. Ello, además que el país cuenta con la materia prima para producirlos – ha permitido hasta los momentos, utilizarlos como una alternativa para techar miles de viviendas de bajo costo.

 

Sin embargo, se viene observando que debido a esta incorporación sin mayores cambios, ni una adaptación de la tecnología para un uso más racional, la durabilidad de estos componentes es muy corta y esto se traduce en componentes provisionales (este techo tarde o temprano es reemplazado por otro). Así mismo, lo que inicialmente es un componente económico, su mala implementación lo convierte en un componente costoso y de muy mala calidad.

 

La necesidad de buscar alternativas o innovación en el uso de techos en láminas metálicas para la vivienda económica, surge debido a la urgencia de proponer componentes que se adecuen a nuevas necesidades y requerimientos que vive en los actuales momentos, el campo de la construcción de edificaciones.

 

Hay una enorme urgencia de reducción de los costos en la construcción de viviendas para satisfacer la necesidad de un altísimo porcentaje de la población, pero, que debido a una mala práctica ha conllevado a desmejorar la calidad de los componentes que se utilizan o la reducción de las condiciones generales del espacio de las viviendas, lo que hace que sean cada vez menos habitables.

 

La realización de viviendas que no satisfacen la demanda de una gran mayoría, y la auto-construcción cada vez mayor de viviendas por sector informal, inclina a pensar que en cuanto al mercado de insumos para la construcción, la subsistencia y el futuro de estos tienen que permitir:

  • Su utilización por etapas en la vivienda que irá mejorando a través de los años.
  • Reducir al mínimo el desperdicio de materiales.
  • Permitir de igual forma un desembolso por parte del usuario en etapas.

 

Estas características trascienden hasta la producción de los componentes que debe incorporar características innovadoras o de adaptación, ya  sea a la tecnología que produce o a la tecnología del producto.

 

2.  FACTORES DE INCIDENCIA.

Con el objeto de enmarcar el ámbito, es necesario analizar los factores generales relacionados con los techos en láminas metálicas. Estos son aquellos relacionados con el Confort Ambiental, factores de producción, factores  estructurales y factores económicos.

 

Estos inciden en forma directa dentro del desarrollo de una propuesta para techo para que pueda ser utilizada en la vivienda de bajo costo y de construcción progresiva en nuestro país.

 

Todos estos factores se estudian para lograr como objetivos:

1. Que el usuario pueda realizar, el montaje del mismo con unas piezas básicas, muy livianas y un mecanismo sencillo.

2. Obtenga el funcionamiento de cámaras de aire ventiladas a través de estos mismos componentes básicos.

3. Su diseño permite su conformación  en forma progresiva, de tal manera que el usuario complemente este techo con accesorios (componentes para la progresividad del techo) y  con acabados (componentes para la consolidación del techo) en etapas sucesivas.

 

2.1. Factores Relacionados con el Confort Térmico

Entre los puntos críticos citados por los usuarios de láminas metálicas en viviendas de bajo costo, el calor  irradiado es uno de los grandes problemas, ya que en general no se toma ninguna previsión al respecto.

 

Dependiendo de las características del entorno, la cubierta estará expuesta en mayor o menor grado a la acción de los rayos del sol. Por estar Venezuela próxima del Ecuador, estos rayos inciden verticalmente y con gran intensidad en las horas de mayor insolación durante casi todo el año, lo que convierte al componente de techo en el mayor generador potencial de carga térmica, al interior de la vivienda.

 

Un correcto diseño térmico debe considerar las propiedades térmicas de los materiales a fin de lograr una correcta combinación de la capacidad de los mismos para almacenar calor y transmitirlo al interior. La utilización de componentes livianos tales como láminas metálicas para techo, requiere de un control eficaz que permita evitar, o al menos reducir, el paso de calor al interior de la vivienda, sin que con ello se produzca un retardo prolongado entre las horas en que se manifiesta la temperatura máxima interior con respecto a la exterior.

 

El desarrollo de la propuesta se acogió a los Métodos Pasivos, como parte de los aspectos a considerar en el diseño del techo, pues se considera que asegurando un buen funcionamiento en este sentido, se logra en muchos casos evitar la implementación de controles activos, o al menos, reducir su funcionamiento al mínimo.

                          

Se toma como principio “La  búsqueda de un equilibrio térmico por la disminución de los  aportes calóricos debidos al sol y el aumento de la  ventilación, lo cual se traduce en una aproximación entre las temperaturas interna y externa considerada a la sombra”[2]

 

Bajo estas condiciones, lograr sombras y paso libre al movimiento del aire es imprescindible para la solución del sistema de techo.

 

La ventilación en nuestro clima es muy importante para evitar la elevación de la temperatura del ambiente interior sobre el exterior. Es por ello que se hace relativo énfasis en la  importancia que tiene la orientación de la vivienda. Se dice relativo, porque aquí también interviene la disposición del sol que a veces entra en contradicción con la captación de los vientos dominantes. Ello implica considerar cada situación particular.

 

El presente trabajo se limitó a trabajar con la temperatura de aire, logrando como objetivo la disminución de la temperatura del aire interior de la vivienda, mediante diseño y manipulación del componente techo y en función de las características de las solicitaciones exteriores en el sitio de estudio.

 

Para el caso de láminas en acero, este retardo es muy bajo, ya que su capacidad calórica es grande, es decir, el material se calienta con gran rapidez. El tiempo que transcurre entre los valores máximos de las temperaturas exterior e interior se conoce con el nombre de defasaje. Claro está, aquí también entran en juego parámetros tales como la orientación de la pared expuesta y en el caso de un techo, la inclinación que este pueda tener.

 

En climas cálidos como el nuestro, se recomienda que el defasaje sea lo menor posible, evitándose así aumentos indeseados de la temperatura durante la noche, siempre que se apliquen también controles de aislamiento conjugados con una ventilación eficiente y con protecciones solares.

 

 

2.2. Factores  Relacionados  con  la  Producción  de  las Láminas  Metálicas  para  su  Utilización  en  Techos.

 

Dentro de este marco, se analizaron las características de producción en los componentes de los techos de lámina metálica, tanto para componentes de estructura de soporte como para  los componentes de cobertura.

 

En la solución  que se generó, fue determinante estudiar formas de producción de los componentes para el abaratamiento de los costos que trascienden hasta los mecanismos de ensamblaje, sin que esto repercutiera en la calidad de los materiales a emplear. Junto a ello, fue necesario realizar un estudio de comportamiento estructural de los componentes y con ello, en la conformación del techo, ofrecer en una primera etapa:

 

De acuerdo con esto, los aspectos de producción  que se estudiaron, corresponden a la tecnología  del tren de laminación con rodillos para el componente estructural (la correa) del techo. Los otros componentes como la cobertura, es en acero galvanizado proveniente directamente de la bobina en 0,35 ó 0,45 mm de espesor.

 

 

3. DESCRIPCION DEL SISTEMA DE TECHO:

 

Partiremos por aclarar el concepto de SISTEMA, como  “Combinación de partes y su comportamiento es producto de las interacciones de esas partes entre sí y del entorno que las rodea”.[3]

 

Se ha tomado de comienzo la definición de sistema, ya  que aunque se trata del desarrollo de un componente de techo para vivienda, éste está estructurado en partes, y que de su  ensamblaje se obtendran los fines perseguidos (ref. 1). Por tanto, se  desarrolla una propuesta como  “sistema de techo de lámina metálica, que ofrece respuestas adecuadas, para aspectos del confort ambiental, con racionalización  de la producción y facilitando las labores de ensamblaje en la vivienda con características de construcción progresiva.”

 

Este Sistema de Techo se ha agrupado según sus partes de la siguiente manera (ver figura 1.):

 

  • Componentes Básicos, son aquellos que se colocan  como I Etapa de techo que en el caso de la vivienda progresiva, puede ser la etapa de refugio. Estos son componentes  indispensables para crear un cerramiento de techo. En este caso, estos componentes son  las correas o perfiles de techo y las láminas de cobertura.

 

  • Componentes para la progresividad que también se  han denominado Complementarios, se utilizan  a madiano plazo cuando se desee mejorar  la calidad del techo y los aportes al confort térmico de la vivienda. Estos componentes son: Canales de agua, Flashing de  cerramientos, cumbreras, piezas de remate que se  requiera en cada  caso de techo y por último se ha incluído los plafones que  constituyen las cámaras de aire.

 

  • Componentes para la Consolidación en este sistema  de techo cumplen una función similar a los componentes para  la progresividad. Estos mejoran la calidad, durabilidad y estética del techo. Su aplicación en el caso de la vivienda económica de características progresivas se prevee a largo plazo o cuando el usuario lo estime. Se ha considerado dentro  de este grupo, a todos aquellos revestimientos externos, que  puedan se aplicados a la superficie de la lámina metálica que  cuelga. Para ello existen diversos tipos de pinturas de  especificación, lisa brillante o rugosa que igualmente fueron estudiados.


 

3.1. Descripción de los Componentes del Techo:

 

El sistema de techo está constituído por correas, láminas metálicas planas (componentes básicos) y accesorios como complementos de cierre del techo. Cabe mencionar que cada correa es la unión de dos  medios perfiles (o medias correas), unido en su eje central de la sección  vertical, formando un componente simétrico. Esto se puede  traducir a grandes rasgos como una doble T. La “Correa de Techo”, colocada en el sentido  paralelo a la pendiente de techo, permite en su sección superior el anclaje de las láminas metálicas planas, por medio de unos ganchos sobresalientes que contiene cada correa, con lo cual se puede  realizar parte de la sujeción de esta cobertura. (Foto 2).

 

La curvatura que toma la lámina de cubierta (en su colocación entre las correas), crea una tensión en la lámina,  que le da una rigidez por forma, que a su vez, permitirá una conformación a manera de canal de agua, por lo cual estará totalmente relacionada con la pendiente del techo. La correa en su sección inferior, posee una base de apoyo (alas  laterales con ángulo de 90º) que permite el soporte de un material plano, configurándose un espacio que tendrá la  función de cámara de aire (ver figura 2 y 3).

La unión de dos correas y entre ellas una lámina de cobertura colgada, irá conformando el techo (I Etapa). Posteriormente, en función del usuario, se le irá agregando componentes y acabados para mejorar la calidad y dar las respuestas más acordes para su uso (ver foto  3).

 

En el caso de las láminas de cubierta, se trabaja con  láminas de Acero Galvanizado (G 60), de espesores 0,35 mm (C 28) ó 0,45 mm (C 26), y en las comprobaciones ambas resultaron factibles.

 

 

El desarrollo de cada  medio perfil, se logra realizar en 25 cms cumpliendo con  requerimientos estructurales y a la vez evitando el  desperdicio en el uso del material. Cada perfil requiere de 50 cms de desarrollo por lo que se hace conveniente que se provean para su producción,  bobinas de 1000 mm de ancho, de la cual se obtendrán dos perfiles o cuatro medios perfiles. El perfil también  se puede producir en acero pulido, al cual se le aplica  una capa de pintura anticorrosivas en su montaje. Los  espesores utilizados son muy bajos y están comprendidos entre  1 mm y 2 mm.

 

La altura a que responde la sección de cada perfil, se  relaciona con la requerida para la configuración de la cámara  de aire y a su vez, tomando en cuenta su comportamiento estructural.

 

Las pestañas que presenta el perfil, tienen una altura  en su sección de 5 mm. Estas son pestañas de fijación y se presentan perpendiculares al ángulo que forma las bases de apoyo (para  soporte de la lámina de cobertura), permitiendo la llegada de la lámina a un tope. Por otra parte, bajo estas pestañas,  exíste una abertura que corresponde a la dimensión de la  pestaña (todo esto es realizado con un troquel), con la función de que la  lámina de cobertura sea repujada hasta cortarse,  presentándose así, parte de la lámina que se rasga hacia el interior de las alas del perfil. Se determinó que este proceso se realiza a cada 40 cms de distancia, en cada extremo de llegada de las  láminas  y  a toda su longitud (Ver figura 4).

 

Para la tapa‑juntas, se utiliza lámina galvanizada de  0,45 mm de espesor (C 26). Su escogencia se basó en su resistencia  y a la vez elasticidad requerida para su colocación a  presión. La Tapa-junta por su forma ofrece una doble función: evita la entrada de agua directa o por capilaridad entre las uniones y ofrece un mayor ajuste y refuerzo en  las uniones  del perfil con la lámina de cobertura. (Ver figura 5).

 

 

3.2. El Ensamblaje del Sistema de Techo (I Etapa).

 

Entre los aspectos tomados en cuenta en el montaje se evaluó los pasos y técnicas de mayor  conveniencia. Esto se realizó por medio de gráficas de alternativas y con ello el número de operaciones y  ensamblajes que se requerían para cada una.

 

Se plantea que para la colocación de todas las piezas,  no se necesite de un número mayor de dos personas, así como también que sus componentes puedan ser izados igualmente por una o dos personas, pues entre las  piezas de mayor peso que tiene el sistema, se encuentran las correas con un peso promedio entre 2,099 a 7,41 Kg/ M lineal (dependiendo de su espesor) .

 

 

3.2.1. Alternativas para la colocación del sistema de techo, en las diferentes etapas de crecimiento de las viviendas.

 

En el caso del Sistema de Techo planteado, exíste la alternativa de variación que permite ser utilizado en diferentes tipologías de  viviendas donde se requiere solucionar distintas  formas geométricas y por otra parte establecer alternativas  para las viviendas que se construyen por etapas.

 

Se establecen aquellas situaciones donde se hace necesario dar una respuesta para lograr la conformación del techo. Como las más usuales se han  considerado:

 

Las soluciones que se presentan, son un ejemplo ilustrativo de las diversas  situaciones que se pueden plantear en un crecimiento progresivo y para lo cual podemos optar por una de ellas. Cada una de ellas fue resuelta tomando en forma jerárquica, la forma de crecimiento de la vivienda.

 

4. Propiedades del Sistema de Techo

 

Con el desarrollo de la propuesta, se comprueban las determinantes establecidas, a fin de ofrecer una nueva alternativa en la construcción de techos de láminas metálicas. Para elaborar conclusiones acerca del comportamiento térmico del techo así como de su comportamiento estructural, se planificó la experimentación según pautas que para cada aspecto se especifican, basadas en las propiedades que denotan al sistema de techo como un componente para la vivienda, apto para ser  comercializado.

 

 

4.1 Propiedades Térmicas:

 

Para el caso específico del sistema de techo, una ventilación adicional es lograda por medio de la creación de una cámara de aire ventilada. Es importante durante su ensamblaje, cuando se disponen las piezas de cierre, permitir que el aire tenga una entrada y una salida, para lo cual se diseñaron las piezas tomando en cuenta este criterio. En cuanto a la sombra, lo imprescindible son los aleros del techo para la protección de las paredes  externas.

 

Si bien el establecimiento de las condiciones de confort implica comprobar un número elevado de variables, considerar sólo la temperatura del aire resulta una aproximación válida, pues traduce eficazmente el efecto de las solicitaciones más influyentes en clima cálido, como son la ventilación, la temperatura exterior y la radiación solar. En la experimentación se realizaron tres casos en el prototipo evaluado, con las siguientes características:

 

CASO 1 (Semana I) Recinto cerrado sin plafón (Figura 7)
CASO 2 (Promedio semanas II,III,IV,V y VI) Recinto cerrado con plafón de yeso cartón (Figura 8)
CASO 3 (Semana VII) Recinto abierto con plafón de yeso cartón (Figura 9)

 

Observamos a manera de conclusión los resultados de estas tres situaciones:  En el CASO 1 Y CASO 3 (semanas I y VII) ocurren situaciones parecidas pues se ha propiciado la  ventilación cruzada al interior del recinto. Se puede entender que ocurre un aislamiento eficaz a las horas de mayor asoleamiento, al oponerse el plafón a que la temperatura interna aumente y en las horas de menor temperatura el aislamiento se da, al no permitir bajar la temperatura del recinto a los niveles de la temperatura exterior. En el CASO 2, correspondiente a las semanas donde el recinto se mantuvo totalmente cerrado y se colocó plafón en el  techo (Semanas II,III,IV,V y VI), se produce aumento de la inercia y con ello, el aumento de la  temperatura interna con respecto a la exterior con un defasaje de 3 horas en las máximas del día y de 6 horas en las  mínimas (ver figuras 7, 8 y 9).

 

Básicamente se pudo demostrar en esta fase de la experimentación, que la ventilación juega un papel importante al permitir la mayor o menor disipación del calor acumulado en los ambientes interiores, principalmente por la incidencia de la radiación solar sobre los cerramientos.

 

4.2. Propiedades Estructurales:

 

En las características estructurales que envuelven al  sistema de techo, la correa es parte esencial del estudio.

En las correas, los  espesores pueden variar de acuerdo  con la distancia entre apoyos que tengan. Para ello, contamos  con los resultado de los cálculos, que nos da la siguiente  gama:

 

                           CALIBRE       ESPESOR (mm)

20                    0,90

18                    1,20

16                    1,50

14                    1,90

 

Tal y como se plantea la configuración del sistema de techo, así como su componente básico (la correa), se logra alcanzar luces entre apoyo muy adecuadas para las viviendas (hasta 9,00 metros), pero, es importante destacar que estas dimensiones, estan directamente relacionada a las dimensiones y configuración de el techo en acero.

 

En la figura 10 y 11, representa una síntesis de  los resultados obtenidos en los cálculos estructurales del  sistema de techo, para lo cual a través de unas curvas, indican el espesor de la correa y  si se necesita arriostramiento junto a su tipo. El recorrido  de la curva muestra la relación que hay de la luz que se  desea cubrir y con ella la sobrecarga admisible que se da.  Esto nos permite seleccionar el espesor más conveniente de correa que cumpla con los requerimientos de cada caso, dándole un uso más racional al componente. Las gráficas se realizan para correas con separación de  0,60 M (figura 10) y con separación de 1,00 M  entre sí  (figura 11).

 

5.  CONCLUSION

 

 

La alternativa de techo que presenta este estudio, toma en cuenta aquellos problemas que se detectan en los componentes de techo en lámina metálica, en las viviendas de bajo costo de nuestro país. El fin de la propuesta es contribuír y ampliar la gama de componentes de techo, con un concepto más acorde con la realidad económica del país.

 

Los costos de componentes del sistema de techo, comparados con otros componentes de techo en lámina metálica, tal y como se plantea la evaluación en etapas de crecimiento, la I etapa ofrece los resultados más inmediatos a tomar en cuenta, ya que se trata del techo básico, tanto para la propuesta como para las alternativas ya exístentes. En este caso, el sistema de techo resulta 9% más bajo en costos, que la alternativa de techo en lámina metálica y 8% mayor en costos que la alternativa de techo en lámina de cemento reforzado. Esta primera etapa permite prefigurar que con el sistema de techo propuesto se puede lograr la reducción de costos, entendiéndose que de una fase experimental, como la actual, pueda llevarse un estudio más completo para la industrialización de esta opción.

 

De esta misma forma, para la IV etapa los costos del sistema de techo están en un 5% más alto, con respecto al techo en lámina metálica y 9% más alto con respecto al techo en lámina de cemento reforzado. El mayor encarecimiento al concluir las cuatro etapas, responde al diseño específico de los componentes complementarios (II etapa), para el sistema de techo que son piezas únicas de la propuesta. Sin embargo, por tratarse de la obtención de resultados más adecuados a la calidad de la vivienda con el sistema de techo, se puede considerar que el componente ofrece ventajas, sobre la obtención de resultados con las otras alternativas de techo.

 

Tal y como se concluye el estudio presentado, se considera factible profundizar en el sistema de techo en lámina metálica para lograr en etapas posteriores, la realización de un plan piloto, a través de la captación de un mercado que posibilite una producción más industrializada y poder cumplir con parámetros que conllevan a resultados óptimos de la alternativa. Por otra parte las luces entre apoyos que se logra con la correa en ambas versiones del sistema de techo, permite lucubrar que su uso puede darse para techos que no sean de viviendas, como por ejemplo galpones industriales.

 

 

6. Referencias

 

                                         ACOSTA, DOMINGO (1986).        Application Planning Methods To Improve Productivity: Issues From The Venezuela Construction Industry. Tesis de Doctorado. Universidad de       Berkley. USA.

                                          BLACHERE, GERARD (1977).     Tecnologías De La Construcción Industrializadas. Ediciones Gustavo        Gili.    Barcelona.

                                         BUFFA, ELWOOD (1977)Administración Y Dirección Técnica De La Producción. Editorial LIMUSA. Cuarta     Edición, México.

CILENTO. ALFREDO (1992).       Un Nuevo Paradigma: Germinación De La Vivienda Financiamiento De Corto Plazo. Idec. FAU. UCV. Caracas, Vzla.

                                         CURIEL, ERNESTO (1982).          La  Arquitectura En Regiones De Venezuela. Trabajo de ascenso para optar a     profesor Asistente en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela.

                                         HERNANDEZ, HENRIQUE (1986) Programa De Incentivos A La Innovación En La Producción Y Comercialización  De Materiales Y Componentes Para El Habitad Popular, Promat. Revista del IDEC, Tecnología   y Construcción N.2. IDEC, FAU, UCV, Caracas, Vzla.

                                         HOBAICA, MARIA ELENA (1991). Validación Experimenta De Un Modelo De Térmica De Edificaciones En Clima Tropical Húmedo. Tesis Doctoral presentada en el Instituto de Desarrollo Experimental        (IDEC), FAU, UCV.

KOENIGSBERGER, OTTO, Et.Al (1976). Roofs In The Warm Humid Tropics. Architectural Association London. Paper Number 1.

KOENIGSBERGER, OTTO (1997). Viviendas Y Edificios En Zonas Calidas Y Tropicales. Editorial  PARANINFO.

 


[1] OCEI. EL CENSO 90 EN VENEZUELA. Oficina Central de Estadísticas e Informática, 1993. Pág. 428, Cuadro N. 5.

[2]  Op. Cit. HOBAICA MARIA ELENA. VALIDACION EXPERIMENTAL DE UN MODELO DE TERMICA EN EDIFICACIONES EN CLIMA TROPICAL HUMEDO. (IDEC.FAU.UCV) Caracas, 1991.

[3] INSTITUTO DE DESARROLLO EXPERIMENTAL DE LA CONSTRUCCIÓN. FAU. UCV. 1978. El enfoque de Sistema de Edificaciones. Guia de Estudio 1.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

19 − dieciseis =