El inmigrante urbano, sujeto social de la movilidad humana latinoamericana en Caracas

Share Button

Carmen Dina Guitián Pedrosa

(Socióloga, Doctora en Ciencias Sociales, Profesora Titular de la Facultad de Arquitectura de la UCV, Coordinadora Adjunta del Sistema de Líneas de Investigación (SiLI) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande y Coordinadora de Investigación desde 1991 de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Publicado en la Revista Tierra Firme (Venezuela) 25(98): 161-172, Abril-Junio, 2007)

Descargar el Archivo en pdf.  Dyna Guitián-Inmigrante Urbano-T. Firme

(Para quienes están interesados en el tema Étnico, Ciscuve coloca a su disposición las siguientes Categorías con sus respectivos links, en donde encontrarán Entradas que pueden descargar en pdf gratuitamente:

-Etnia (ciscuve.org/?s=Etnia);

-Etnia Afroamericana-Negra (ciscuve.org/?cat=28)

-Etnia Criolla (ciscuve.org/?cat=29)

-Etnia Bicultural-Binacional (ciscuve.org/?cat=30)

-Etnia Indígena (ciscuve.org/?cat=35),

-Si desea consultar otras publicaciones de Guitián Pedrosa Carmen Dina: ciscuve.org/?cat=4204)

Si desea leer más acerca de nuestra Línea de Investigación de Territorio (Ambiente, Arquitectura, Ciudad, Comunidad, Comunidad Formal, Comunidad Informal, Imaginario Urbano, Paisaje, Poblador Popular Urbano, Región, Vivienda), ver: (ciscuve.org/?cat=1315)

The immigrant urban social subject of human mobility in Latin America in Caracas.
Carmen Dina Guitián Pedrosa
.
(Sociologist, Doctor of Social Sciences, Professor at the Faculty of Architecture of the UCV, Deputy Coordinator of Research Areas System (SiLI) on Sociology, Culture, History, Race, Religion and Territory in Latin America La Grande and Coordinator research since 1991 of the NGO research Center of Venezuela-CISCUVE Sociocultural, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com ; @ ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Published in the Journal Tierra Firme (Venezuela) 25 (98): 161-172, April-June 2007)

(For those interested in the ethnic issue, Ciscuve placed at your disposal
following categories with their respective links, where you will find tickets
which can be downloaded in pdf for free:

-Etnia (ciscuve.org/?s=Etnia);

-Etnia Afroamericana-Negra (ciscuve.org/?cat=28)

-Etnia Criolla (ciscuve.org/?cat=29)

-Etnia Bicultural-Binacional (ciscuve.org/?cat=30)

-Etnia Indígena (ciscuve.org/?cat=35))

L’immigrant objet social urbain de la mobilité humaine en Amérique latine à Caracas.
Carmen Dina Guitián Pedrosa
.
(Sociologue, Docteur en sciences sociales, Professeur à la Faculté d’Architecture de l’UCV, Coordonnateur adjoint du Réseau des aires de Recherche (SiLI) sur la Sociologie, la Culture, l’Histoire, la Race, la Religion et Territoire en Amérique Latine La Grande et Coordonnateur Recherche depuis 1991 du Centre de Recherche des ONG du Venezuela-CISCUVE Socioculturelle, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com ; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Publié dans le Journal du Tierra Firme (Venezuela) 25 (98): 161-172, Avril-Juin 2007)

(Pour ceux qui s’intéressent à la question ethnique, Ciscuve mis à votre disposition
les catégories suivantes avec leurs liens respectifs, où vous trouverez des billets
qui peut être téléchargé en format pdf gratuitement:

-Etnia (ciscuve.org/?s=Etnia);

-Etnia Afroamericana-Negra (ciscuve.org/?cat=28)

-Etnia Criolla (ciscuve.org/?cat=29)

-Etnia Bicultural-Binacional (ciscuve.org/?cat=30)

-Etnia Indígena (ciscuve.org/?cat=35))

 

O sujeito urbano imigrante social da mobilidade humana na América Latina em Caracas.
Carmen Dina Guitián Pedrosa
.
(Sociólogo, Doutor em Ciências Sociais, Professor da Faculdade de Arquitetura da UCV, Coordenador-adjunto do Sistema de Áreas de Investigação (SiLI) em Sociologia, Cultura, História, Raça, Religião e Território na América Latina La Grande e Coordenador Pesquisa, desde 1991, da ONG Centro de Pesquisa da Venezuela-CISCUVE Sociocultural, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com ; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Publicado no Jornal do Tierra Firme (Venezuela) 25 (98): 161-172, abril-junho de 2007)

(Para os interessados ​​na questão étnica, Ciscuve colocados à sua disposição
seguintes categorias com seus respectivos links, onde você vai encontrar bilhetes
que pode ser baixado em pdf para livre:

 

-Etnia (ciscuve.org/?s=Etnia);

-Etnia Afroamericana-Negra (ciscuve.org/?cat=28)

-Etnia Criolla (ciscuve.org/?cat=29)

-Etnia Bicultural-Binacional (ciscuve.org/?cat=30)

-Etnia Indígena (ciscuve.org/?cat=35))

 

Alpha

Resumen.

Se trata de investigar cómo los procesos de movilidad humana en América Latina han generado migraciones hacia destinos que, en su gran mayoría, han sido las ciudades. Así, la investigación pretende dilucidar cómo el inmigrante urbano latinoamericano construye ciudad y constituye la sociedad que lo recibe. Para estudiar el proceso se ha seleccionado la ciudad de Caracas, gran receptora de distintos tipos de comunidades étnicas que se caracterizan por una identidad definida en términos de un componente étnico de una cultura o una nacionalidad latinoamericana y un componente étnico criollo presente en el encuentro entre las dos comunidades, la criolla venezolana y la bicultural- binacional. Partimos de la premisa que estas comunidades se han configurado y estructurado en Caracas a lo largo del siglo XX, por lo que es posible localizar zonas residenciales, lugares de encuentro, de producción, de consumo y religiosas, en condiciones de co-existencia con diversos grupos criollos y biculturales y binacionales de distintos orígenes, creando un crisol de una gran riqueza cultural, hasta ahora poco indagada en el país. Desde esta perspectiva, el sujeto social y sus redes sociales desplegadas en su vida cotidiana son coordenadas sociales ineludibles que se indagan a través de las historias de migración, abordadas desde le método biográfico. Investigación que ha sido formulada para desarrollarse en lo próximos dos años.

 

Palabras claves: Inmigrante urbano latinoamericano, comunidades criollas, comunidades biculturales binacionales, método biográfico.

 

Summary.
It is investigating how the processes of human mobility in Latin America have generated migrations to destinations, mostly, have been the cities. Thus, the research aims to elucidate how the immigrant Latin American urban city building and is the host society. To study the process has selected the city of Caracas, great host of different types of ethnic communities that are characterized by a distinct identity in terms of an ethnic component of a culture or nationality American and Creole ethnic component present in the meeting the two communities, the Venezuelan Creole-binational and bicultural. We assume that these communities are configured and structured in Caracas during the twentieth century, making it possible to locate residential areas, meeting places, production, consumption and religious, in terms of co-existence with various creoles and bicultural and binational different backgrounds, creating a melting pot of a rich culture, hitherto little inquired into in the country. From this perspective, the social subject and social networks deployed in everyday life are inescapable social coordinates are investigated through migration histories, biographical method addressed from him. Research that has been formulated to develop in the next two years.

Keywords: Immigrant Latin American urban, native communities, bicultural binational communities, biographical method.

 

Résumé.
Il étudie la façon dont les processus de la mobilité humaine en Amérique latine ont généré des migrations vers des destinations, la plupart du temps, ont été les villes. Ainsi, la recherche vise à élucider la façon dont les immigrants latino-américaine construction de la ville urbaine et la société d’accueil. Pour étudier le processus a choisi la ville de Caracas, super hôte de différents types de communautés ethniques qui sont caractérisées par une identité distincte en termes de composante ethnique de la culture ou de nationalité américaine actuelle et créole composante ethnique à la réunion les deux communautés, le Venezuela créole binational et biculturel. Nous supposons que ces communautés sont configurés et structuré à Caracas au cours du XXe siècle, ce qui permet de localiser les zones d’habitation, des lieux de rencontre, de production, de consommation et religieuses, en termes de coexistence avec les différents créoles et biculturels et binational d’horizons différents, créant ainsi un creuset d’une culture riche, jusque-là peu enquêté sur dans le pays. Dans cette perspective, les réseaux sociaux sujet et sociale déployés dans la vie quotidienne sont incontournables coordonnées sociaux sont étudiés à travers les histoires de migration, la méthode biographique adressé de lui. Les recherches qui ont été formulées à se développer dans les deux prochaines années.

Mots-clés: Immigrants d’Amérique latine urbaines, les communautés autochtones, les communautés biculturels binationaux, la méthode biographique.

 

Resumo.
Ele está investigando como os processos de mobilidade humana na América Latina geraram migrações para destinos, principalmente, têm sido as cidades. Assim, a pesquisa visa elucidar como o imigrante latino-americano de construção urbana da cidade e é a sociedade de acolhimento. Para estudar o processo selecionou a cidade de Caracas, grande anfitrião de diferentes tipos de comunidades étnicas que se caracterizam por uma identidade distinta em termos de um componente étnico de uma cultura ou nacionalidade americana e crioulo presente componente étnico na reunião as duas comunidades, o venezuelano crioulo binacional e bicultural. Nós assumimos que essas comunidades são configurados e estruturado em Caracas, durante o século XX, tornando possível localizar áreas residenciais, locais de reunião, de produção, de consumo e religiosas, em termos de co-existência com vários crioulos e biculturais e binacionais fundos diferentes, criando um caldeirão de uma rica cultura, até então pouco investigou no país. A partir dessa perspectiva, as redes sociais sujeitos e sociais implantados na vida cotidiana são inevitáveis ​​coordenadas sociais são investigados através de histórias de migração, método biográfico dirigido dele. Pesquisa que foi formulado para desenvolver nos próximos dois anos.

Palavras-chave: Imigrantes latino-americanos urbanos, comunidades indígenas, comunidades biculturais binacionais, método biográfico.

Alpha

 

————————————————————

 

A partir de la investigación realizada en el marco de la sociología del habitar y la elaboración de una lectura sociológica con este instrumental teórico, consideré la posibilidad de ampliar el marco del contexto de la mirada que pretendía agudizar. Surgió así, la idea del territorio como un concepto que trasciende lo urbano y lo regional pero que permite hacer enfoques locales, si el objeto de estudio así lo exige; de la misma manera surgió la necesidad de confrontar con realidades comparables a la situación venezolana actual y de incursionar en el tema de lo que nos acerca y lo que nos aleja de otras realidades en América Latina; en un mundo globalizado, la experiencia de las sociedades exitosas contemporáneas está demostrando la fuerza de las alianzas, sean estas regionales, culturales, económicas, políticas, sociales o combinaciones de algunas de ellas. Considerar temas como la integración regional requiere un profundo conocimiento de los verdaderos cimientos culturales y sociales que posibilitan u obstaculizan un encuentro eficaz entre sociedades que han estado diferenciadas por sus condición de Estado-nación y cuyas semejanzas y diferencias han estado sometidas a un conjunto de prenociones y prejuicios construidos a partir de experiencias históricas positivas o negativas con otros pueblos; experiencias tales como la construcción de imaginarios desarrollados por la influencia de medios de comunicación como el cine (el caso del cine mexicano es característico de esta situación); también a partir de constructos ideológicos más que de constructos científicos; a partir de intereses políticos o económicos de las clases dirigentes, de los trabajadores o de los campesinos siempre que se trate de reivindicar algún derecho al que se pretende defender.

Por otro lado contábamos con la investigación realizada por el Prof. Enrique Alí González Ordosgoitti quien ha construido una fuente hemerográfica muy importante acerca de comunidades biculturales binacionales en Venezuela entre 1994 y 2006. Nuestro enfoque pretende incorporar los modos cómo la movilidad humana en América Latina ha propiciado encuentros, consensúales o conflictivos, que han generado un crisol cultural cuya riqueza ha sido poco explorada; uno de los resultados más importantes ha sido, justamente, la producción de lo urbano en el país, sobre todo en los últimos cincuenta años.

Las investigaciones que anteceden este proyecto –sobre todo de corte demográfico e históricas, algunas sociológicas y antropológicas- (Pellegrino,1989; Zamora, 2001, Rengifo, 2004) han demostrado la tendencia de las primeras generaciones a localizarse en comunidades urbanas claramente definidas, sobre todo en la ciudad de Caracas; por otro lado, investigaciones de corte etnográfico y biográfico han demostrado la localización de estos grupos humanos y la manera cómo ocupan su territorio, (Lacomba, 2001; Cerda, 2002; Garcés, 2006) cómo establecen redes sociales y cuáles son las características de su vida cotidiana. En este proyecto, pretendemos hacer una investigación en profundidad de grupos biculturales binacionales latinoamericanos.

 

Aún cuando las investigaciones acerca del tema migratorio en Venezuela son significativas, nos interesan particularmente, aquellas que han incursionado en la condición residencial de las comunidades biculturales binacionales. Entre los antecedentes más importantes tenemos los trabajos realizados por Enrique Alí gonzález Ordosgoitti, dos importantes trabajos acerca de los gallegos en Venezuela, la tesis Doctoral de María Pilar González quien estudió los Gallegos en Caracas y un trabajo inédito, tutelado por mí y realizado por Ada Lyngstuil acerca de los Canarios en Barquisimeto. Trabajos todos estos orientados a descubrir esa composición étnica que resulta del encuentro entre grupos humanos de distinto origen cultural y/o nacional, en una comunidad residencial.

 

Se trata, entonces, de investigar cómo los procesos de movilidad humana en América Latina han generado migraciones hacia destinos que, en su gran mayoría, han sido las ciudades. La investigación pretende dilucidar cómo el inmigrante urbano latinoamericano construye ciudad y constituye la sociedad que lo recibe. Para estudiar el proceso se ha seleccionado la ciudad de Caracas, gran receptora de distintos tipos de comunidades étnicas que se caracterizan por una identidad definida en términos de un componente étnico de una cultura o una nacionalidad latinoamericana y un componente étnico criollo presente en el encuentro entre las dos comunidades, la criolla venezolana y la bicultural- binacional. Partimos de la premisa que estas comunidades se han configurado y estructurado en Caracas a lo largo del siglo XX, por lo que es posible localizar zonas residenciales, lugares de encuentro, de producción, de consumo y religiosas, en condiciones de co-existencia con diversos grupos criollos y biculturales y binacionales de distintos orígenes.

 

Desde esta perspectiva, la construcción de sentidos con respecto al espacio habitable, la vida cotidiana, el sujeto social que estructura lo social y las redes sociales son cuatro coordenadas sociales ineludibles (aunque no exclusivas) pues, las tres primeras dan cuenta de los modos de habitar, mientras las redes sociales nos permiten reconstruir el complejo conjunto de relaciones sociales por medio del cual el sujeto social se involucra en la constitución de la sociedad y posibilita dichos modos de habitar. Completan la configuración de esta perspectiva las dimensiones del trabajo y el poder y el modo como atraviesan la amplia gama de relaciones sociales así como se enclavan en la vida cotidiana y en el sujeto social. Todas estas coordenadas que se indagan a través de las historias de migración, abordadas desde el método biográfico.

 

Se trata de investigar cómo los procesos de  movilidad humana provenientes de distintos orígenes conforman distintos tipos de comunidades étnicas que se caracterizan por una identidad definida en términos de un componente étnico criollo y un componente étnico de una nacionalidad o una cultura de origen distinta a las de la sociedad receptora; en tal sentido, podemos hablar de comunidades asentadas en Venezuela desde principios del siglo XX provenientes de distinta naciones del planeta y/o de distintos credos religiosos, lo que define su condición bi-cultural bi-nacional.

 

Igualmente importante resultan las fuentes hemerográficas y estadísticas así como las investigaciones que, aún cuando no tratan específicamente el tema de lo residencial, nos permitirán ubicar grupos y actividades conducentes a la localización residencial que pretendemos realizar.

 

En lo que se refiere al marco teórico de la investigación, la sociología del habitar constituye un marco de reflexión imprescindible, particularmente los estudios de redes sociales referidos a la dimensión territorial de la acción humana así como los estudios de movilidad humana, específicamente de migraciones, en su condición étnica y residencial. Las categorías de sujeto social y vida cotidiana resultan básicas para la definición epistemológica, teórica y metodológica de la investigación pues sustentan la condición cualitativa del diseño de investigación y los parámetros espacio-temporales de las prácticas sociales de los sujetos involucrados en el problema de investigación.

 

I.-Cómo el migrante latinoamericano deja su huella en la ciudad durante el siglo XX: Planteamiento del problema, hipótesis y objetivos.

I.-1.-Planteamiento del problema.

Seleccionamos el siglo XX por cuanto en la definición del carácter de lo binacional bicultural (González Ordosgoitti, 1999) encontramos como un rasgo definitorio la presencia de la condición migrante hasta una tercera generación en ascendencia (los abuelos) pues se considera que una permanencia mayor en el país ya los convierte en criollos venezolanos. La larga permanencia ya ha logrado incorporar hasta en los mas pequeños detalles de la vida cotidiana los rasgos culturales de la “criollidad” venezolana; por lo general ya la cuarta generación no habla la lengua de origen de sus bisabuelos, bien sea una lengua distinta al castellano o una modalidad del castellano latinoamericano o hispánico; la escuela ha incorporado los valores patrios y otros valores culturales que se manejan como básicos de la venezolanidad (música, danza, culinaria, historia y geografía, etc.); se han ampliado las redes sociales (Guitián,1998) y, por lo general, las alianzas de parentesco por afinidad se han diversificado hacia otros grupos distintos al étnico originario, igualmente se han ampliado las redes de compadrazgo, amistad y vecindad mas allá de las redes de paisanaje y se han intensificado y diversificado las redes sociales institucionales (educación, trabajo, asociacionismo, etc.), todo lo cual ha resultado en una incorporación total a la condición étnica criolla venezolana; quizás el único rasgo que no abandonan los descendientes es la religión (el caso de los judíos y los musulmanes, por ejemplo) lo cual los mantiene diferenciados del resto de la mayoría católica pero no incide en su propia identificación como venezolanos. Otro rasgo importante de estos grupos es el ubicarse en comunidades residenciales urbanas donde pueden reforzar sus redes sociales de paisanaje y en la medida que se pasa de una generación a otra la tendencia es a dispersarse en la localización, incluso en el territorio nacional.

 

Las investigaciones que anteceden este proyecto han demostrado esta tendencia de los grupos migrantes a localizarse en comunidades urbanas claramente definidas, en las primeras generaciones y a dispersarse en el territorio de la ciudad receptora y hasta en el territorio nacional, en las terceras y cuartas generaciones; sin embargo, mientras la primera generación está viva es fuerte la tendencia a mantenerse en la comunidad urbana que los recibió y que ellos contribuyeron a forjar, por lo que aún se mantienen en dichas comunidades.

Por otro lado, condiciones de orden socio-económico pueden afectar la  hipermovilidad residencial de estos grupos (mudarse a zonas mas costosas de la ciudad) y, por lo general, no se encuentra hipomovilidad residencial (trasladarse a zonas menos costosas, más pobres de la ciudad). En ocasiones algún ascensor social les permita la hipermovilidad residencial (la educación, el matrimonio, etc.) o algún acontecimiento imprevisto obstaculiza el proyecto de la familia y propicia la hipomovilidad residencial (muerte temprana del padre, incapacidad para trabajar, afectados por un desastre natural, etc.)

 

I.2.-Sistema de hipótesis.

1.-Se han configurado y estructurado comunidades étnicas biculturales- binacionales en Caracas durante el siglo XX, por lo que es posible localizar zonas residenciales, de encuentro, de producción, de consumo, religiosas y territorios virtuales de dichas comunidades, no necesariamente en condiciones de exclusividad sino de coexistencia con grupos criollos y de otros orígenes étnicos.

 

2.- Los procesos de ocupación y apropiación de zonas urbanas se han caracterizados en primer lugar, por una determinada capacidad de la población migrante para acceder al mercado inmobiliario urbano según su capacidad adquisitiva lo cual somete a las capas mas desposeídas a la discriminación y segregación inherente a una estructura urbana socialmente diferenciada, como es el caso de Caracas. En segundo lugar, por una particular manera de construcción de sentidos con respecto a su espacio habitable, lo cual redunda en los modos de definir identidades y “otredades” en las comunidades en las que se desenvuelven, sean estas residenciales, laborales, de consumo, de encuentro, de recreación, religiosas o de cualquier otro tipo ; en tercer lugar por una particular condición de sujeto social migrante proveniente en sus primeras oleadas de zonas rurales y en las últimas, de zonas urbanas, cargados ya de experiencia urbana y rasgos de modernidad en su vida cotidiana, lo cual les provee de herramientas y dispositivos para incorporarse a la vida de la ciudad.

 

3.- La historia migratoria, aunque motivada por condiciones estructurales, políticas, económicas, religiosas o de cualquier otra índole, adquiere un carácter particular por cuanto es producto de una estrategia familiar que recurre a las redes sociales para tomar la decisión de migrar. Aún cuando es particular de un determinado sujeto social, se convierte en núcleos colectivos de subjetividad –Zemelman- en el momento en que configuran un proyecto colectivo basado en su condición binacional bicultural (expresado en todas las formas de asociación que sustentan la construcción de sentidos referente a los modos de habitar el espacio habitable, en particular y a los modos de vivir en la sociedad receptora, en general).

 

4.- Será la vida cotidiana el espacio-tiempo social que permitirá indagar acerca de estos modos de habitar y vivir la ciudad y la sociedad  receptora. Es en el tiempo y en el espacio de dicha vida cotidiana donde los migrantes desempeñan sus prácticas sociales y construyen el mundo de significaciones que otorgan sentido a su nueva vida e incluso, a su siempre permanente esperanza de regresar a su territorio de origen.

 

I.3.- Objetivos.

Objetivos generales.

Contribuir a la definición y comprensión de la importancia del aporte cultural de los grupos bicultural-binacionales, con especial énfasis en los latinoamericanos, asentados en el país durante el siglo XX, particularmente en su impacto en la conformación y estructuración de la ciudad; igualmente detectar los mecanismos de incorporación e integración o los procesos de exclusión y aislamiento de dichas comunidades residenciales, como un aporte a la comprensión de los procesos de integración social y cultural latinoamericana.

 

 

Objetivos específicos.

Definir con precisión el sujeto social migrante y sus condiciones de vida así como su contexto histórico, social y cultural

 

Localizar de los grupos latinoamericano, ubicando zonas residenciales, de encuentro, de producción, de consumo, recreación, religiosas y territorios virtuales de comunidades biculturales-binacionales asentadas en la ciudad de Caracas durante el siglo XX.

Explorar la historia migratoria de los distintos grupos así como sus distintos patrones de localización en la ciudad receptora y los modos cómo se conformaron en comunidad urbana, en zonas residenciales, de producción, consumo, recreación, religiosas y territorios virtuales expresadas en las modalidades de su vida cotidiana y en las redes de relaciones sociales que urdieron estos distintos grupos.

 

Establecer las relaciones entre los distintos grupos étnicos localizados así como los patrones de coexistencia en las zonas residenciales, de producción, consumo, recreación, religiosas y territorios virtuales expresados en las modalidades de su vida cotidiana y en las redes de relaciones sociales que urden estos distintos grupos. Entendiendo por patrones de coexistencia los modos como se desarrolla la vida cotidiana en términos de consenso y conflicto así como los modos de resolver las diferencias y los modos de lograr acuerdos entre las partes; igualmente importante es reconocer aquellos aspectos de la vida cotidiana que se desenvuelven en condiciones de consenso, sin necesidad de acuerdos para evitar los conflictos, en otras palabras, cómo se generan los procesos de identidad y reconocimiento del otro.

 

Profundizar en el estudio de los distintos grupos latinoamericanos, clasificándolos por lugar de origen, motivación de la migración, tiempo de residencia en el país, número de generaciones en el país, procesos de incorporación al modo de vida venezolano, patrones de alianzas de parentesco, institucionales y mediáticas, semejanzas y diferencias del habitus de las generaciones migrantes, de la generación intermedia (los llamados in-between) y de la tercera generación.

 

II.-A modo de aproximación teórica al problema: La movilidad humana.

Desde los orígenes de la especie la movilidad humana ha signado su historia. ¿Por qué el homo sapiens tuvo la urgencia de trasladarse, de buscar nuevos horizontes? Porque los descubrió cuando se irguió, al menos esa es la hipótesis que maneja Leroi-Gourhan.

 

Los estudios de migración han cobrado mucha importancia en las últimas décadas cuando el problema ha afectado, básicamente, a los países de gran desarrollo económico-tecnológico; anteriormente se estudiaban los fenómenos de la migración rural urbana intranacionales como una expresión de los procesos de cambio social en las sociedades del tercer mundo en su despegue hacia la industrialización y la modernización y muy poco se estudiaron los procesos migratorios de Europa, África y Asia hacia América Latina, a excepción de algunos importantes estudios realizados más por investigadores locales que por investigadores con una visión continental del problema. Pocas proposiciones tan substanciales como la del proceso civilizatorio de Darcy Ribeiro y su excelente obra Las Américas y la Civilización (1992) dan cuenta de la relación entre la movilidad humana y la conformación étnica de nuestro continente. Escudriñando las raíces culturales de las grandes oleadas de ocupación y apropiación del territorio americano, la indígena, la europea y la africana.

 

No es al azar que me refiero en ocasiones a la movilidad humana y, en ocasiones a la migración. Ello porque tratando de indagar acerca del impacto de las migraciones en la conformación del territorio me encontré con que el concepto resultaba insuficiente para explicar las múltiples maneras cómo grupos humanos provenientes de sociedades o culturas diferentes, en distintas modalidades de movilización y en distintos tiempos de permanencia han producido nuevas formas urbanas; brevemente, por razones de espacio, me estoy refiriendo a las movilizaciones temporales, eventuales y recurrentes, que realizan los peregrinos; a los flujos de movilización estacional de obreros, agricultores o pescadores que laboran de acuerdo a estaciones de siembra, cosecha o temporadas de pesca, bien sea de carácter permanente (el caso de los pescadores cumaneses en Puerto francés, Barlovento, Venezuela o los trabajadores agrícolas asentados en Tinaco que trabajan en las haciendas de la zona) o bien sea que acontecieron en un momento determinado y desaparecieron ( me estoy refiriendo a casos como la movilización de los margariteños a Maracaibo para realizar trabajos a destajo vinculados a la industria petrolera o para trasladar pasajeros y mercancía -de contrabando- durante los inicios de la gran actividad extractora en el Zulia -Informante de historia de vida en Guitián 1998-); a los desplazamientos ocurridos en tiempos extraordinarios de desastres naturales, guerras, violencia política (Colombia, Ruanda, Burundi) o los refugiados que no tienen otra alternativa que dejar su país para escapar de la violencia; Me refiero también a los procesos de movilidad intra urbana tales como la movilidad residencial, la movilidad laboral y, más rutinariamente, (lo que los urbanistas denominan movilidad urbana) la referida al desplazamiento de los transeúntes urbanos a través de los distintos medios de transporte, incluyendo el peatonal. El punto que debe quedar claro es que, desde la perspectiva de los estudios de la conformación del espacio habitable, las migraciones son un tipo de movilidad humana y así se asumen en esta investigación.[*]

 

Joan Lacomba nos ofrece la siguiente proposición para comprender e interpretar el fenómeno de la migración:

“(…) el tránsito de un espacio social, económico, político y/o cultural a otro, con el fin de desarrollar un determinado proyecto y tratar de responder a unas determinadas expectativas personales o de grupo. Se trata de un proceso que se inicia en el país de origen, antes incluso de que se tome la decisión de emigrar y se cuente con los medios para hacerlo. Su gestación comienza mas bien en el momento en el que se da la conjunción de condiciones y estímulos necesarios: sentimiento de insatisfacción o precariedad (objetiva o no) y expectativas de cambio y ascenso social, antecedentes migratorios en la familia, círculo de amigos o el vecindario, presión social y posesión de los recursos mínimos necesarios para emigrar.

Es más, en muchos casos, la emigración viene a ratificar y acelerar un proceso ya iniciado en la sociedad de origen, una primera desestructuración de las relaciones sociales tradicionales y el cuestionamiento de los roles familiares bajo el efecto de la urbanización. Por tanto, “el efecto modernizador” no es atribuible en exclusiva al contacto con la sociedad a la que se emigra. La migración sería mas entendible como el transito de sociedades no totalmente tradicionales, o que ya han vivido el inicio de ese proceso de modernización, a sociedades no enteramente modernas, o que conservan numerosos elementos de la tradición –D Schnapper citado por Lacomba- (Lacomba, 2001, 10)[†]

 

Así, en la caracterización del migrante como sujeto social urbano no puede escapar la condición de su experiencia urbana y moderna. En las oleadas migratorias previas a la segunda mitad del siglo XX, los migrantes, fuesen criollos o latinoamericanos, tendían a ser de origen rural y de mentalidad del modo de vida rural. En la medida en que lo urbano como modo de vida ha penetrado estas poblaciones y transformado sus mentalidades, en la particular modalidad que ha asumido la modernidad en América Latina, los migrantes cargan con imaginarios sociales, orientaciones de sentido, saberes, practicas sociales y redes sociales, de alguna manera vinculados a la susodicha modalidad de modernidad y ello, definitivamente, incide en la ocupación y apropiación del espacio habitable urbano.

 

Por otro lado, este sujeto social que no se desprende definitivamente de su lugar de origen, que sigue soñando con regresar –aunque quizás nunca lo logre- va a configurar un modo de vida que, al incorporar los rasgos de la sociedad receptora y al no abandonar los rasgos identitarios claves de su sociedad de origen, producirá un territorio glocalizado, es decir, un territorio local en términos del lugar específico de asentamiento y un territorio global, en términos de la construcción de sentidos y la incorporación de las redes sociales de su sociedad de origen así como de las redes sociales que otros migrantes de su sociedad de origen desarrollan en sus respectivas sociedades receptoras –o para el caso de nuestro estudio podríamos hablar de ciudades emisoras y ciudades receptoras-

 

El sujeto social migrante elabora, así, una peculiar manera de construir identidades colectivas. Sigamos el discurso de Alejandro Garcés:

“En el contexto de la experiencia inmigrante, las identidades colectivas tienden a construirse en la delimitación de un territorio, o a reterritorializarse, y se sirven de la capacidad de los hitos identitarios para evocar esos territorios. Es sin duda ilustrador en esta línea atender a lo transnacional a partir de los movimientos en el plano de la cultura material, o si se quiere, observar las formas en que a través de los bienes, la cultura se vuelve ubicua. En este sentido Boruchoff ha señalado un conjunto de mecanismos mediante los cuales la cultura material puede describir formaciones de tipo transnacional. Emerge así la capacidad de los objetos para servir como recuerdos que generan continuidad entre espacios y tiempos, la forma en que permiten asociarse a lugares y personas geográficamente distantes, y elaborar asimismo relatos de espacio a través de los cuales se adquieran y expresen conocimientos compartidos de lugares lejanos y sus habitantes, permitiendo que una población dispersa constituya comunidad (Boruchoff, 1999, citado por Garcés) (Garcés, 2006, 25)

 

Inspiradora resulta esta relación entre identidad, territorio y objetos como nociones para la indagación en el diseño de investigación si aplicamos, por ejemplo, el concepto de objeto a las edificaciones del lugar de encuentro – o a cualesquiera otras por lo que concierne a esta investigación- y cómo estas expresan los modos de construcción de sentido del espacio habitable de estas poblaciones. ¿En que momento estas edificaciones se convierten en el territorio del terruño amado? En los tiempos extraordinarios de producción y reproducción de significaciones, cuando se rememora la fecha patria o la fiesta de la patrona religiosa o se recuerda a los difuntos de una tragedia. He aquí una riqueza metodológica de gran importancia.

 

III.-Metodología.

El diseño de investigación combina lo exploratorio con lo descriptivo –desde el punto de vista de la descripción densa de Geertz- El método biográfico permitirá la exploración de la historia migracional, las redes sociales y la vida cotidiana; las historias de familia se convierten en el eje de la investigación para explorarlas conjuntamente con fuentes hemerográficas, planos de localización de población y actividades, construcción de fuentes acerca del tipo y uso de ciertos objetos habitables –viviendas, clubs, iglesias, etc.) Igualmente importante resulta la indagación acerca del contexto histórico, social, político y económico de las sociedades emisoras y receptoras. El procesamiento y análisis se realizara mediante la técnica de los ordenadores del análisis (cf. Guitián, 1998).

 

 

Reflexiones finales.

El presente trabajo es parte de la formulación de la investigación, aún no contamos con resultados, ni siquiera parciales pero sabemos que la importancia de los planteamientos aquí esbozados esta relacionada con la capacidad de construir futuro en el país, contando con todas las fuerzas sociales posibles, no importa cual sea su origen, lo importante es el destino común.

 

Bibliografía.

-Cerda, C. (2002) migraciones y espacio urbano: nuevos escenarios y multiculturalidad.

Santiago, Taller de Antropología Urbana, ciudad y cultura en perspectiva,  Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile. www.csociales.uchile.cl/investigación/urbano/002.htlm. Descargado  23-08-2006

 

-Garcés A. (2006) Configuraciones espaciales de lo inmigrante: usos y apropiaciones de la ciudad en Papeles del CEIC No. 20 (Centro de Estudios sobre la Identidad Colectiva) Universidad del País Vasco. http://www.ehu.es/CEIC/paples/20.pdf.   Descargado el 29-09-2006

 

-González, María del Pilar (2004) Lo vivido en su hondura. Duelo, soledad y desarraigo en Autores varios Las inmigraciones a Venezuela en el siglo XX. Caracas. Fundación Francisco Herrera Luque, Banco Mercantil. Pp. 285-292.

 

-González Ordosgoitti, Enrique Alí (1999) ¿Cuánto queda de América Latina a la luz de las nuevas etnicidades? Apuntes étnicos para una filosofía de la historia en Tierra Firme (Venezuela) 17(67), 512-532, julio-sept.

 

Guitián Pedrosa, Carmen Dina (1998) Biografía y Sociedad. Una lectura desde la sociología del habitar. Tesis Doctoral. Caracas, FACES-UCV, Tutor: Dr. Víctor Córdoba.

 

-Heller, A.  (1977) Sociología de la vida cotidiana. Barcelona. Península.

 

-Lacomba, J (2001) Teorías y prácticas de la inmigración. De los modelos explicativos a los relatos y proyectos migratorios Scripta Nova, revista electrónica de geografía y ciencias sociales. Universidad de Barcelona, No. 94 (11), 1 de agosto. Htpp://www.ub.es/geocrit/sn-94-3.htm  Descargado el 18-10-2006.

 

-León, E. y Zemelman H. (1997) (Coords.) Subjetividad: umbrales del pensamiento social. Barcelona, México. Editorial Anthropos, UNAM

 

-Lyngstuil, Ada (1995) Biculturalidad binacionalidad en la comunidad étnica euroamericana Canaria de Barquisimeto. Monografía final. XX Curso Latinoamericano y del Caribe de Investigación Sociocultural. Caracas. OEA-CISCUVE–CONAC, Tutores: Dra. Carmen Dina Guitián Pedrosa y Enrique Alí González Ordosgoitti.

 

-Pellegrino, A. (1989) Historia de la inmigración en Venezuela. Caracas. Academia Nacional de Ciencias Económicas.

 

-Rengifo, Flérida (2004) América Latina: Nuestros vecinos andinos: Expresiones migratorias en el siglo XX en Autores varios Las inmigraciones a Venezuela en el siglo XX. Caracas. Fundación Francisco Herrera Luque, Banco Mercantil. Pp.109-116.

 

-Ribeiro, Darcy (1992) Las Américas y la Civilización. Caracas. Colección Ayacucho.

 

-Zamora, Elizabeth (2001) Tramas de vida. La frontera colombo-venezolana (San Antonio- Ureña-Norte de Santander). Caracas. Tropykos, FACES/UCV.


[*] Es probable que esta definición sea aplicable a otras perspectivas teóricas de las ciencias sociales pero en este particular caso, se trata de la perspectiva de la sociología del habitar

[†] Dos consideraciones importantes con respecto al contexto de investigación del Dr. Lacomba. Por un lado, se trata de investigaciones de los procesos recientes de migraciones a la sociedad española por lo que habla de “sociedades no enteramente modernas, o que conservan numerosos elementos de la tradición; por otro lado, la alusión a la experiencia urbana del migrante también alude a su condición contemporánea pues el proceso de urbanización de las mentalidades aún de poblaciones localizadas en zonas rurales, producido por distintos medios, por lo que el autor habla de “sociedades no totalmente tradicionales”.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

5 × uno =