Inicio » Autores, González Ordosgoitti Enrique Alí, Reseñas de Libros y Revistas, Reseñas-González-Ordosgoitti-Enrique-Alí, Sociedad, Sociedad Capitalista, Sociedad Socialista, Sociología, Teoría » Fco. López(Ed).-Los Retos Globalización. Ensayos homenaje Theotonio Dos Santos. Caracas. UNESCO. 1998. 1ra Ed.2vols

Fco. López(Ed).-Los Retos Globalización. Ensayos homenaje Theotonio Dos Santos. Caracas. UNESCO. 1998. 1ra Ed.2vols

Share Button

La Globalización desde el pensamiento crítico latinoamericano

(Reseña de: Francisco López Segrera (Editor).-Los Retos de la Globalización. Ensayos en homenaje a Theotonio Dos Santos. Caracas. UNESCO, Unidad Regional de Ciencias Sociales y Humanas para América Latina y el Caribe. 1998. 1ra Edición. 2 vols).

Enrique Alí González Ordosgoitti

(Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB, del Instituto de Teología para Religiosos-ITER, del CEJ y de la SVAJ, Coordinador del Sistema de Líneas de Investigación (SiLI) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande y Coordinador General desde 1991 de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

 

(Publicado en: Tierra Firme (Venezuela) 18 (70): 339-343, abril-junio, 2000).

 

 

                        La Globalización es uno de los temas centrales de la actual discusión acerca de las características del mundo actual. La literatura sobre la misma se generó desde mediados de la década de los ochenta especialmente en los países centro, pero lentamente los llamados países del Tercer Mundo, bien sea como individualidades nacionales o como empresas regionales más  amplias, han venido dejando oir sus voces lo que a su vez significa incluir otras perspectivas del asunto. El libro editado por Francisco López Segrera, científico social latinoamericano, desde la Oficina de la Unidad Regional de Ciencias Sociales y Humanas para América Latina y el Caribe de la UNESCO, se inscribe en la necesidad de sumar voces regionales para estimular las visiones pluralistas de los fenómenos mundiales, en este caso los que forman parte de la llamada Globalización.

 

                        Tres elementos inmediatos llaman la atención:

1) el que el libro sea en homenaje a Theotonio Dos Santos;

2) los 30 Autores que colaboran en la factura del mismo y

3) la intencionalidad intelectual expresada en las cuatro partes en que se divide la obra.

 

I.-                     El homenaje al gran científico social latinoamericano Theotonio Dos Santos luce sumamente pertinente en el contexto de esta obra, pues fue Dos Santos uno de los principales creadores e impulsores de la Teoría de la Dependencia en la década de los sesenta del siglo pasado, que aunque hoy algunas de sus afirmaciones puedan lucir insuficientes para explicar la inserción regional en la dinámica mundial, no puede obviarse que en su momento sirvió para conformar un poderoso punto de vista latinoamericano sobre el destino y la configuración del mundo, desde el siglo XV en adelante. Puede decirse sin temor a la exageración, que la proposición de la Teoría de la Dependencia ha sido una de las cimas más altas alcanzadas por un pensamiento generado en América Latina, al menos en el siglo XX, casi tan importante como lo ha sido el pensamiento de la Teología de la Liberación, como aporte de la Iglesia Católica Latinoamericana no sólo a escala universal de la Iglesia, sino también para otras confesiones no cristianas como los budistas e hinduistas en Asia.

 

                        La teoría de la Dependencia introdujo un sesgo definitivo para poder explicar satisfactoriamente el sistema-mundo. El par oposicional centro-periferia es una adquisición de las Ciencias Sociales mundiales. La Teoría de la Dependencia a través de la ejemplificación de la cadena de transferencia de valor que se efectúa entre el centro y la periferia, contribuyó a clarificar la relación entre capitales con diferentes calidades de plusvalía a través de su transferencia desde los de menor, a los de mayor composición orgánica y que esta operación no sólo incurría entre los capitales situados en una misma frontera nacional, sino que lo mismo ocurría y con mayor intensidad entre los situados en diversas fronteras nacionales relacionados o subyugados –sería mejor decir- por la relación de expoliación entre centro y periferia, expoliación que se ve reforzada por el conjunto de mecanismos y dispositivos legales (propiamente ilegales, desde la óptica de la periferia), que profundizan la transferencia de valor por mecanismos extraeconómicos. Por todas estas razones el homenaje a Dos Santos luce perfectamente justificado y como argumento adicional, puede decirse que la Teoría de la Dependencia confirmó ya en tan temprano momento, la existencia de un “sistema-mundo”  (Wallerstein) y de la Mundialización (Amín), como fenómeno societario al menos de quinientos años de antiguedad.

 

II.-                    El segundo elemento a destacar es la convocatoria de treinta autores para la elaboración de esta enorme empresa colectiva. Los Autores son los siguientes (en orden alfabético): Elmar Alvater, Samir Amín, Celso Amorim, Vania Bambirra, Estrella Bohadana, Apolinar Díaz-Callejas, Theotonio Dos Santos, René Armand Dreifus, Enrique Düssel, Reinaldo Goncalves, Jesús García-Ruiz, André Gunder Frank, Nishikawa Jun, Francisco López Segrera (Editor), Ruy Mauro Marini, Urs Müller-Platenberg, Carlos Eduardo Martins, José Raymundo Martins, Jorge Nieto Montesinos, James Petras, Ana Isabel Prera, Angel Quintero R, Marco Antonio Rodrigues, Germán Sanchez (actual Embajador de Cuba en Venezuela), Silviano Santiago, José Nilo Tavares, Mario Teló, José Valenzuela Feijóo, Raimo Vaÿrynen e Inmanuel Wallerstein.      

 

                        El carácter interdisciplinario de la obra se manifiesta en que sus treinta Autores provienen de diversas disciplinas: Administración, Derecho, Economía, Estudios Internacionales, Filosofía, Historia, Latinoamericanistas, Politología y Sociología.

 

                        A su vez la cualidad internacionalista de la misma se expresa en que de los Autores 19 (63%), son Latinoamericanos: Argentina (1), Brasil (11), Chile (1), Colombia (1), Cuba (2),  Guatemala (1), México (1) y Puerto Rico (1) y 11 (36%), son de otros países del mundo: Alemania (3), Bélgica (1), Egipto (1), Estados Unidos (1), Francia (3), Holanda (1) y Japón (1).

 

III.-                   La obra ha sido organizada en cuatro partes sumamente ilustrativas de su intencionalidad intelectual:

Parte I.-Los nuevos paradigmas de las ciencias sociales,

Parte II.-Los desafíos de la globalización,

Parte III.-Dependencia y desarrollo y

Parte IV.-Cultura y conocimiento en un mundo virtual.

 

                        Como todos los artículos han sido escritos especialmente para esta ocasión, cabe resaltar el propósito de los editores de contribuir a elaborar un discurso actual crítico, contra las principales tendencias dominantes en los países centro y que tienden a agruparse en el llamado pensamiento único. La obra desembozadamente acomete lanza en ristre, en contra de los supuestos del pensamiento único.

 

                        En la Primera Parte, “Los nuevos paradigmas de las ciencias sociales”, los seis artículos cumplen las siguientes funciones: reivindican la importancia histórica de la Teoría de la Dependencia (Dos Santos); critican los supuestos del pensamiento único en la economía (Mauro, Amín y Sánchez) y demuestran la actualidad de Marx (Dussel y Petras).

 

                        En la segunda, “Los desafíos de la Globalización”, los diez artículos versan sobre la posibilidad a largo plazo de la paz o la guerra (Wallerstein, Amorim y Prera); las visiones no Occidentales (Gunder); la Gobernabilidad (Nieto, Telo y Díaz-Callejas); la ética (López-Segrera); las relaciones Norte-Sur (Jun) y la asistencia humanitaria (Vaÿrynen).

 

                        En la tercera, “Dependencia y Desarrollo”, los cinco artículos nos remiten a las relaciones entre capitales de distinta composición orgánica ubicados en el centro-periferia (Valenzuela, Alvater y Urs Müller) y las características específicas de la condición del subdesarrollo en Brasil ((Bambirra y Goncalves).

 

                        Y la Parte cuatro, “Cultura y Conocimiento en un mundo virtual”, conformada por seis artículos los cuales se organizan en rededor de las siguientes temáticas: información y conocimiento (Bohadana y Dreifuss); el pensamiento de Theotonio Dos Santos (Rodrígues y Nilo); lo religioso (García-Ruiz) y el arte (Quintero y Santiago).

                       

IV.-                  Si bien es cierto que todos los artículos son a más cual interesantes, me es imposible no detenerme en comentar muy brevemente el de Immanuel Wallerstein: “Paz, Estabilidad y Legitimación. 1990-2025/2050” (287-313).

 

                        Estamos en presencia de un denso trabajo de prospectiva sobre la situación mundial en el largo plazo 1990-2050, usando creativamente el modelo de los Ciclos de Kondratieff. Muestra como eje comparativo el lapso 1945-1967/1973 en contraste con el lapso 1990-2025/2050, con el cual establece ocho razones diferenciadoras:

1.-“(…) estaremos en un sistema mundial bipolar, y no unipolar” (296),

 

2.-“(…) en los años 2000-2025 el esfuerzo de inversión mundial podría concentrarse en China y Rusia en la misma medida en que durante los años 1945-1967/1973 se concentró en Europa occidental y Japón” (297),

 

3.-“La tercera diferencia tiene que ver con la demografía… La respuesta que podemos esperar es una presión realmente masiva en torno a la migración del Sur al Norte. El impulso a emigrar ciertamente existirá, no sólo por parte de los que están dispuestos a aceptar empleos urbanos mal pagados sino forzosamente también de las personas educadas del Sur, cuyo número está creciendo significativamente” (298-299),

 

4.-“La cuarta diferencia entre la prosperidad que reinó entre 1945 y 1967/1973 y lo que podemos esperar entre los años 2000 y 2025 estará relacionada con la situación de las capas medias en las zonas centrales… Lo que se puede esperar, por lo tanto, es un esfuerzo persistente por reducir, absoluta y relativamente, el número de miembros de las capas medias en los procesos de producción (incluyendo las industrias de servicios). Habrá asimismo una continuación del intento actual de reducir los presupuestos estatales, intento que por último amenazará a la mayoría de esas mismas capas medias” (300-301),

 

5.-“La quinta diferencia estará en las limitaciones ecológicas. Los empresarios capitalistas han vivido de la externalización de los costos desde el inicio de este sistema histórico…Por lo tanto, la expansión de 2000-2025 carecerá de la base ecológica necesaria, y el desenlace puede ser uno de tres. El aborto de la expansión, con el consiguiente derrumbe político del sistema mundial. El agotamiento de la base ecológica más allá de lo que la tierra puede físicamente soportar, con las consiguientes catástrofes como el calentamiento global. O bien se aceptarán seriamente los costos sociales de la limpieza, la limitación del uso y la regeneración” (302-303).

 

6.-“La sexta diferencia estará en el alcance de dos líneas asintóticas de las tendencias seculares del sistema mundial: expansión geográfica y desruralización…Una vez alcanzados los límites geográficos y desruralizada la población, las dificultades inherentes al proceso político de reducción de los costos serían tan grandes que cualquier ahorro real sería imposible. Necesariamente los costos de producción se elevarán en todo el globo, y por lo tanto los beneficios necesariamente disminuirán” (302-303),

 

7.-“Hay una séptima diferencia entre la fase A de Kondratieff que se avecina y la última; tiene que ver con la estructura social y el clima político de los países del Sur. Desde 1945 la proporción de las clases medias en el Sur ha aumentado considerablemente…En el período 2000-2025 no sólo no habrá “descolonización” para preocupar a esos cuadros y mantenerlos optimistas, sino que además su situación económica casi seguramente empeorará…Algunos de sus miembros pueden escapar (es decir migrar) hacia el Norte, pero éso sólo hará más difícil la situación de los que se queden” (303-305).

 

8.-“La octava y finalmente la más seria diferencia entre la última fase A de Kondratieff y la próxima es puramente política: el ascenso de la democratización y la declinación del liberalismo…El liberalismo se inventó para oponerse a la democracia. El problema que dió origen al liberalismo fue el de contener a las clases peligrosas, primero en el núcleo y después en todo el sistema mundial” (305).

 

                        Estas ocho diferencias entre los dos lapsos comparados, llevan a Wallerstein a concluir que:

“Ese es, entonces, el rumbo en que aparentemente iremos en la próxima fase A, aproximadamente entre 2000-2025. En algunos aspectos parecería ser un período extraordinariamente expansivo, pero en otros será muy duro. Es por eso por lo que espero poca paz, poca estabilidad y poca legitimidad. El resultado será el comienzo del “caos”, que no es sino el ensanchamiento de las fluctuaciones normales del sistema, con efecto acumulativo…La cuestión es: ¿hasta qué punto prevalecerá esa incapacidad de limitar la violencia de las fluctuaciones?” (306-307).

                        Como para dormir tranquilos.

Descargar el Archivo en pdf.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

17 − Ocho =