Lo Cultural en Perspectiva Internacional. Una cuestión de Soberanía e Identidad Nacional

Share Button

086-RFCD-2017-Febrero-Cultural-Internacional-Soberania-Identidad

EAGO-08.09.12-7

 

 

Enrique Alí González Ordosgoitti[1]

 

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos de Enrique Alí González Ordosgoitti, entre en la siguiente URL: http://ciscuve.org/?cat=4203

 

Itinerario de este Artículo[2]

Si desea descargar este Artículo en pdf:

 086-Cultura-Internac-Identidad-Enrique-Ali-Gonzalez-Ordosgoitti

Si desea descargar este Artículo tal como fue publicado en la Revista Familia Cristiana Digital[3], de febrero de 2017:

 086-RFCD-Cultura-Internac-Identidad-Enrique-Ali-Gonzalez-Ordosgoitti

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos sobre Cultura: http://ciscuve.org/?cat=36

 

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos sobre Historia de la Cultura: 

http://ciscuve.org/?cat=1730

 

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos sobre Historia de Venezuela: 

http://ciscuve.org/?cat=1729

 

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos sobre Venezuela: http://ciscuve.org/?cat=12

 

Resumen

Este breve ensayo participa de la premisa teórica de que lo real nacional está profundamente imbricado con lo real internacional, a través de una relación dialéctica. Por lo tanto, al querer pensar la posición que Venezuela debe tener en las políticas culturales internacionales, debemos pensarlas en simultáneo con las políticas culturales nacionales. Estas últimas las consideramos en cuatro puntos básicos que caracterizan nuestra acción cultural y en un quinto punto resumimos nuestras proposiciones. Los cinco puntos de nuestro análisis son: la Vocación internacional de la realidad social; los flujos internos de significados; el acceso a los flujos externos de significados; la Minusvalía de los Campos Culturales Académico y Residencial y algunas proposiciones para la Sociedad Política

Palabras Clave: Política Cultural Nacional, Política Cultural Internacional, Flujos internos y externos de significados, Campo Cultural Académico, Campo Cultural Industrial-Masivo, Campo Cultural Residencial, Sociedad Política, Venezuela

 

086-RFCD-2017-Febrero-Cultural-Internacional-Soberania-Identidad

Índice

1.-La Vocación internacional de la realidad social

2.-Los flujos internos de significados

3.-El acceso a los flujos externos de significados

4.-Minusvalía de los Campos Culturales Académico y Residencial

5.-Proposiciones para la Sociedad Política

Notas

 

086-RFCD-2017-Febrero-Cultural-Internacional-Soberania-Identidad

 

1.-La Vocación internacional de la realidad social

Es bien sabida la vocación internacional de las naciones actuales, bien sea por convencimiento de los sujetos dirigentes en cada país o por la atracción de la resaca de los movimientos mundiales de la civilización industrial (tanto la reaganeana como la perestroikizada), los cuales atraen todo género viviente hacia sus predios.

Cualquier ente político en la actualidad se plantea necesariamente el tema de sus relaciones internacionales; con quién y cómo vincularse, son preguntas de complicadas respuestas para una administración presidencial, o una cámara de congresantes o un partido político.

El caso venezolano muestra grandes insuficiencias -entre otras- al abordar las aristas culturales de las relaciones internacionales modernas, especialmente en lo que concierne a sujetos como el Congreso y los Partidos Políticos más importantes (léase AD, COPEI y el MAS). Se observa un descuido al respecto, privilegiando exclusivamente las dimensiones económicas y políticas, precisamente las más difíciles de concluir en acuerdos.

Constituye un ejemplo de lo que no debe hacerse, la “política” que desarrolla el Gobierno Venezolano hacia las islas de habla inglesa del Caribe. Con una práctica eurocéntrica ya internalizada en la etapa de su formación profesional, el personal diplomático se mantiene distante del ambiente cultural de las islas, desaprovechando las múltiples excusas para el contacto cultural, afianzado en la mutua presencia en nuestros países de elementos somáticos y étnicos, de ascendencia africana.

Tan escandalosa por obvia, son las pocas (o ninguna) iniciativas de la diplomacia venezolana hacia los núcleos aborígenes existentes en las zonas fronterizas con Colombia, Brasil y Guyana.

Igual sucede -con perjuicio grave para nuestros intereses- con aquellos países que compartimos historia y lengua en común: los iberoamericanos, fracción mayoritaria en toda la América Latina.

Los actores políticos principales; Gobierno, Congreso y Partidos Políticos deberían establecer como prioridad, desalojar su práctica rutinaria hacia lo cultural; que oscila entre el ni saber de qué se trata, hasta el asistir al sarao correspondiente cada vez que se inaugura una exposición de plástica o se efectúa el bautizo de un libro y quedar satisfecho por haber aparecido en la foto, tijera en mano cortando la cinta o con la botella (ahora de ron o de jugos tropicales), aspergeando la obra literaria.

Es urgente que se aborde con rigurosidad la dimensión cultural de la política internacional, algunos nódulos críticos  que ameritan respuestas son los siguientes:

-el libre flujo de las comunicaciones inter e intra países;

-el  derecho universal a la educación y a la cultura;

-las trasnacionales de la comunicación y su efecto sobre los países débiles;

-los derechos nacionales sobre las ondas radioeléctricas y su vulneración por parte de los países hiperindustrializados;

-los derechos de las minorías culturales;

-los derechos culturales de los inmigrantes;

-el respeto y apoyo a las lenguas nacionales tradicionales ante el acoso de una educación académica calcada en modelos foráneos y de unas poderosas industrias culturales que vehiculizan lenguas distintas a las nativas, marginándolas y segregándolas de los principales espacios difusivos.

El recetario descrito en el párrafo anterior, no es más que un breve señalamiento de los problemas que ameritan soluciones urgentes, acerca de algunos de los cuales diversos integrantes de la sociedad venezolana ya han aportado proposiciones serias y factibles.

Veamos el caso de la información. Para cualquier nación que desee emprender un esfuerzo sostenido para lograr el desarrollo independiente y soberano, debe plantear como una de sus prioridades, el lograr dirigir (no como sinónimo de controlar o censurar), los procesos de información que circulan en el interior del país, así como el acceder y conectarse con los flujos de información externos, que considere compatibles con la definición de sus objetivos estratégicos como país. En ambos casos están planteados asuntos de soberanía e identidad. Podríamos preguntarnos, ¿cómo se dan ambos procesos en Venezuela?

 

2.-Los flujos internos de significados

Para el caso de los flujos internos de significados si lo analizamos a través de los circuitos de los Campos Culturales existentes -el Académico, el Masivo-Industrial y el Residencial- graficaremos inmediatamente las desigualdades y dificultades presentes, que impiden el despliegue de la soberanía.

La mayor parte de los mensajes que circulan en Venezuela lo hacen a través de los grandes medios del Campo Cultural Masivo-Industrial: TV, Radio y Prensa, entre ellos descolla -por su influyente papel- la TV, la cual se expresa fundamentalmente a través de dos canales privados, los cuales a su vez, por separado, conforman una estructura oligopólica y multimedia de redes informativas; TV, Radio, Prensa, Editoras de libros, discos y video, Distribuidoras al mayor y detal de esos productos, asunto que las convierte en las principales generadoras de mensajes en la sociedad venezolana.

A lo anterior se une el hecho, de estar ambas estructuras oligopólicas ligadas al capital norteamericano, lo cual se manifiesta entre otras cosas; en que más del 70% de la programación (programas de TV y discos), han sido manufacturados en los EEUU, generando una “puertorriquización” de las mentalidades colectivas venezolanas, con la consiguiente pérdida de soberanía sobre nuestra identidad nacional.

 

3.-El acceso a los flujos externos de significados

Si nos referimos al acceso a los flujos externos de significado, que pudieran ser compatibles con nuestro proyecto de nación democrática y soberana, encontramos que existen grandes dificultades para realizarlo cabalmente.

En cuanto a información científica y técnica, somos víctimas de las transnacionales acostumbradas a vender “llave en mano”, negándonos los conocimientos del cómo hacer para adaptarlo a nuestras necesidades y desarrollar a partir de ahí tecnología propia.

Si hablamos de información destinada a la recreación, el lugar de acopio de material enlatado (programas de TV y discos), por parte de las emisoras de TV -públicas y privadas- es casi exclusivamente EEUU. Como colofón podríamos agregar, que la devaluación de nuestra moneda hace casi impensable adquirir bienes culturales importados (libros, revistas, discos, etc.), aumentando así nuestra desinformación sobre el acontecer internacional.

 

4.-Minusvalía de los Campos Culturales Académico y Residencial

En cuanto a los otros Campos Culturales; Académico (oficial) y Residencial (dominado), encontramos una situación de minusvalía en relación con el Industrial-Masivo.

El Académico, representado por los diversos subsistemas de educación formal y las Academias, muestra hoy un panorama caracterizado por una heterogeneidad anárquica que antes de ser expresión de libertad, lo es de confusión.

El aparato educativo de los niveles que van desde preescolar hasta media diversificada, ha sido víctima en los últimos quince años, de acomodos y reacomodos que lo han sumido en  la confusión y oscuridad en cuanto a objetivos, metas y procedimientos.

El subsistema superior ha sufrido una explosión de la matrícula:

-que ha conllevado rebajar la excelencia académica de las Universidades Autónomas;

-al surgimiento de Universidades, Institutos Universitarios y Tecnológicos públicos no autónomos, sin la debida preparación y previsión, simplemente como desaguaderos clientelares de los gobiernos de turno

y a la mercantilización de los estudios superiores en el país, con el consabido ataque a la gratuidad de la enseñanza, forma poco elegante de afirmar que las expectativas creadas en los albores de esta etapa democrática, acerca de la educación como el ascensor para cambiar de status, ha llegado a su fin.

El Campo Cultural Residencial, es decir aquella cultura creada en el seno de las comunidades habitantes en las zonas urbanas y rurales, muestra dificultades para su expresión, motivado entre otras razones por la discriminación, desvalorización e indiferencia que sobre ella afirman los campos industrial-masivo y académico y por la marginación de los presupuestos oficiales de la cultura, que contemplan en escasa medida, las necesidades culturales de las comunidades especialmente de las populares.

Es de temer que producto de la “Venezuela post 27 de febrero”, los sectores residenciales populares sean denigrados por los aparatos informativos masivos, públicos y privados, acentuándose el rechazo y desvalorización hacia la conciencia colectiva popular y sus manifestaciones culturales, constituyéndose tales acciones en un peligro a mediano plazo, para nuestra soberanía e identidad nacional, pues ¿qué pueden ser ambas si se las vacía de contenido popular?; simple retórica, que escondería una toma de partido a favor de las élites de siempre.

 

5.-Proposiciones para la Sociedad Política

Pensando en algunas proposiciones que pudieran ser utilizadas por las instituciones de la sociedad política, especialmente por los Partidos Políticos, Congreso, Asambleas Legislativas y Concejos Municipales, me atrevo a formular lo siguiente:

-Es necesario que los Partidos Políticos y los organismos colegiados legislativos, asuman como necesidad imperiosa la formulación de estrategias y políticas que contemplen lo cultural como una dimensión importante para el desarrollo, la soberanía y la identidad nacional. Entre las premisas que deberán estar en la base de esas estrategias y políticas, será la de considerar lo cultural, nacional e internacional, como un todo no separándolos artificiosamente, pues si en algún sector de lo social se manifiesta claramente la internacionalización del capital, es en el sector cultural.

 

-Como objetivo general deberá definirse; el reestablecer la soberanía e identidad en los flujos de información internos y el derecho al acceso y a la escogencia de la información internacional que nos convenga. En tal sentido es recomendable el apoyo a la TV, Prensa y Radios regionales, a la vez que auspiciar -legislando consecuentemente- la verdadera diversificación de propietarios, en las nuevas patentes de TV y FM que han comenzado a otorgarse.

 

El Parlamento debería transformarse, en una estructura que facilite el acceso de la sociedad civil cultural nacional a la discusión de los principales problemas que confronta. Igualmente, debería el Parlamento servir de canal de comunicación con los sectores culturales de América Latina y otros continentes.

Se trata de que el Congreso, Asambleas y Concejos Municipales no se acuerden de la cultura sólo al hablar de presupuesto, o peor al acercarse cualquier conmemoración de algún día patrio y que asuman, por fin su responsabilidad cultural con el país.

 

Notas

[1] .-Enrique Alí González Ordosgoitti

Doctor en Ciencias Sociales, Sociólogo, Folklorólogo, Filósofo, Teólogo, Locutor, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB (2000-2016) y del Instituto de Teología para Religiosos-ITER (1991-2016).

-Co-Creador y Coordinador General -desde 1991- de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE.

-Co-Creador y Coordinador -desde 1998- del Sistema de Líneas de Investigación Universitaria (SiLIU) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande.

-Co-Creador y Coordinador -desde 2011- de la Página Web de CISCUVE: www.ciscuve.org

-Para contactarnos: ciscuve@gmail.com@ciscuveciscuve-Facebook; @enagor;  enagor2@gmail.com; Skype: enrique.gonzalez35

-Si desea conocer otros Artículos, Álbumes de Fotos Etnográficas, Audios y Videos de Enrique Alí González Ordosgoitti, entre en la siguiente URL: http://ciscuve.org/?cat=4203

 

[2] .-Itinerario de este Artículo:

1.-Publicado en la Revista Enfoque, de la Secretaría Internacional del Movimiento al Socialismo (MAS). (Venezuela) 3: 36-38, agosto de 1989.

 

2-.-Publicada como Capítulo “Lo Cultural en Perspectiva  Internacional. Una cuestión de Soberanía e Identidad Nacional”, http://ciscuve.org/?p=611   en: Enrique Alí González Ordosgoitti (1998).-Mosaico Cultural Venezolano. Ensayos (http://ciscuve.org/?p=4721). Caracas. Fondo Editorial Tropykos, Asociación CISCUVE (www.ciscuve.org), CONAC-Dirección de Desarrollo Regional, Colección Dimensión Cultural, Nº 3, páginas: 111-114,

 

 3.-Publicada en la Página Web del Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela (CISCUVE), en diciembre de 2011, http://ciscuve.org/?p=611

 

4.-Para esta edición en la Revista Familia Cristiana Digital, febrero 2017, hemos realizado algunas correcciones formales y de estilo.

 

[3] .-Otros Artículos sobre Cultura que hemos publicado en la Revista Familia Cristiana Digital, son los siguientes:

024.-Apuntes para un Programa de Gobierno del Campo Cultural Venezolano: 9 Premisas, 7 Temas y 17 Políticas. Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 33, Diciembre 2011, www.familiacristiana.org.ve,

http://ciscuve.org/?p=667

 

042.-Historia de la Educación en Venezuela: 50 Años de estudio de las Culturas Residenciales Populares en la UCV (1948-1998). Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 51, Junio 2013, www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=3999

 

061.-Educación, Cultura e Identidad Nacional. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 70, Enero 2015. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=964

 

062.-Cómo trabajar en el Aula el Concepto de Cultura. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 71, Febrero 2015. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=6620

 

063.-Cómo trabajar en el Aula el Concepto de Pueblo. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 72, Marzo 2015. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=6929

 

064.-Cómo trabajar en el Aula el Concepto de Cultura Popular. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 73, Abril 2015. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=6964

 

065.-Agenda Cultural para la Venezuela del Tercer Milenio. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 74, Mayo 2015. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=4741

 

069.-Algunas observaciones al uso del concepto Cultura en la Antropología. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 78, Septiembre 2015, www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=320

 

073.-Para un estudio de la Lucha Cultural durante la Presidencia de Guzmán Blanco de 1870-1876. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 82, Enero 2016, www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=561

 

077.-Hacia un nuevo rumbo cultural de Venezuela. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 86, Mayo 2016. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=2609

 

079.-Cultura Popular y Políticas del Estado. Trabajo producido para el Sector de Cultura Popular del Área de Cultura de la COPRE. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 88, Julio 2016. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=578

 

080.-Tradición-Modernidad y sus múltiples significados en América Latina La Grande: Hibridación, Mestizaje y Resemantización. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 89, Agosto 2016. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=4761

 

081.-La Cultura Tradicional Venezolana. Breve Introducción histórica y climática. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 90, Septiembre 2016. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=14709

 

083.-El Estado y la Cultura o gracias a Dios por adecentarnos. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 92, Noviembre 2016. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=592

 

085.-Las Matemáticas Culturales del Gobierno: Uno X Uno = Cero. Apuntes para el estudio de la Gestión Cultural de Jaime Lusinchi. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 94, Enero 2017. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=598

 

086.-Lo Cultural en perspectiva internacional, una cuestión de soberanía e identidad nacional. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 95, Febrero 2017. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=611

 

087.-¿Puede la Tradición cambiar y seguir igual?. Revista Familia Cristiana Digital, Año 30, Nro. 96, Marzo 2017. www.familiacristiana.org.ve, http://ciscuve.org/?p=4780

 

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

19 + dieciseis =