El Gobierno y la Revolución son Inocentes

Share Button

Enrique Alí González Ordosgoitti.-El Gobierno y la Revolución son Inocentes.

Enrique Alí González Ordosgoitti.

(Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Titular de la UCV, de la Facultad de Teología de la UCAB y del Instituto de Teología para Religiosos-ITER. Coordinador del Sistema de Líneas de Investigación (SiLI) sobre Sociología, Cultura, Historia, Etnia, Religión y Territorio en América Latina La Grande y Coordinador General desde 1991 de la ONG Centro de Investigaciones Socioculturales de Venezuela-CISCUVE, ciscuve.org/web; ciscuve@gmail.com; @ciscuve, ciscuve-Facebook)

(Publicado en la Revista Familia Cristiana Digital, Año 29, Nro. 21, Diciembre 2010. www.familiacristiana.org.ve)

 Descargar el Archivo en pdf.

(Para quienes están interesados en el tema Étnico, Ciscuve coloca a su disposición las siguientes Categorías con sus respectivos links, en donde encontrarán Entradas que pueden descargar en pdf gratuitamente:

-Etnia (ciscuve.org/?s=Etnia);

-Etnia Afroamericana-Negra (ciscuve.org/?cat=28)

-Etnia Criolla (ciscuve.org/?cat=29)

-Etnia Bicultural-Binacional (ciscuve.org/?cat=30)

-Etnia Indígena (ciscuve.org/?cat=35))

Si desea obtener más información sobre Fiestas, por favor marcar el siguiente link: (ciscuve.org/?cat=41))

 

          Habían ido llegando desde temprano a la cita; viejos, jovenes, mujeres y hombres esta vez se notaba más el compromiso colectivo, la decisión de llegar hasta el final, estaban dispuestos. Las condiciones no hacían las cosas mas fáciles, no había la luz del hombre y la noche, entrando a saco, había llenado de sangre negra todo el ambiente. Salvo una luz biológica – frascos de vidrio repletos de luciérnagas exhibiendo su pellejo luminoso- su triunfo había sido total. Además, llovía desde la mañana y una segunda piel de fango se superponía a las ropas, a los colores originales y creaba una atmósfera de igualdad, era cierto la afirmación: “en polvo eres”. Larga había sido la preparación y seguir la espera espoleaba a los más viejos, se les notaba molestos y no se esforzaban por ocultar su estado de ánimo. Desde el fondo presionaban, gritaban, exhibían sus armas, amenazaban con ir ellos solos al frente sin importar las consecuencias. Pero la cordura se impuso momentáneamente, ayudó a tal logro la figura dramática del Sr Lourdo Cardona, quien arrastrando pesadamente su coja humanidad llegó al final del rancho y sobre la frágil mesa arrojó el Plan y el Decreto inicial de la guerra, la formalización de la sangre. Hasta ahí se escucharon sonidos humanos, desde la playa comenzó a surgir un grito de marea salado y húmedo que lentamente comenzó el ascenso hacia cada uno de los presentes: había llegado el mar. En adelante no existirían más puertas, ni ventanas, ni cordura. Y el Sr Lourdo Cardona leyó el Decreto:

 

“Lourdo Cardona, Presidente de la República de Osma. En ejercicio de las atribuciones que le confiere el ordinal número uno de la Secretaría de Cultura y Folclore del Club San José de Osma, en Concejo de Ministros. Decreta:

 

Art.1.-Que a partir de las 12 A.M., del día miercoles, los hombres serán considerados mujeres, y por tal efecto, serán queridas, amadas y mantenidas.

 

Art.2.-Que a partir de las 12 A.M., del día miercoles, las mujeres serán consideradas hombres, y por tal efecto, serán respetados y obedecidos.

 

Art.3.-Que los funcionarios policiales NO tienen autoridad durante el día de los Inocentes, salvo el presente Gobierno.

 

Art.4.-Queda decretado que la máxima autoridad del Pueblo, es el Correo Mayor, quien protegerá la Bandera del Gobierno y recaudará los fondos para el Presupuesto del Estado.

 

Art.5.-Que, autoriza a los correos nombrados a decomisar todos aquellos animales que se puedan comer que se encuentren en la vía pública y pasarán a dispocisión del Gobierno.

 

Art.6.-Queda nombrada ejecutivamente la Sra. Heribertina Salgado, Embajadora de Osma para Naiguatá, La Sra Hertina Hernández, Embajadora para la Sabana, la Señorita Dagoberta Castillo Embajadora de Osma para Caracas.

 

Art.7.-Queda decretado que todos aquellos ciudadanos que NO cumplan con las multas impuestas por los Correos, serán sancionados con los presentes castigos:

a)Sometidos a la tortura de oler el perfume del MIAO-RANCIO, añejado para tal efecto durante 5 días.

b)Serán amarrados en la vía pública y torturados ante las presentes autoridades.

c)Serán detenidos en los calabozos del Gobierno y puestos en libertad una vez que termine el día de lo Santos Inocentes.

 

     Dada, firmada y sellada en el Palacio de Gobierno de Osma a los 28 días del mes de Diciembre de 1988.

 

Presidente Lourdo Cardona, Vice-Presidente Vicente Rivas, Comandante General Benildo Cardona, General de División Hildo Escobar, Comandante de Tropa Noelio Cardona, Primer Coronel Yakelino Estenger, Segundo Coronel Mario Cardona, Tercer Coronel Alexio Iriarte, Sargento Mayor Yasmiro Aponte, Sargento Primero Eglio Valera, Sargento Segundo Maniño Medina, Cabo Primero Yajairo Aponte, Cabo Segundo Licio Cardona, Distinguidos: Fano Cardona, Olgo Cardona, Francisco Pérez, Magalo Aponte, Yoleido Valero, Aido Valera, Liesco Escobar, Saraito Cardona y Liliano Orozco. Policias: Lilio Orozo, Liliano Aponte, Alero Cardona, Yajairo Sandoval, Merlo Romero, Yudio Escobar, Chavelo Escobar, Carolino Molina y Cornecho Molina. Musicos: Primer Cuatro Juana Escobar, Segundo Cuatro Luisa Escobar, Primer Tambor Egilda Aponte, Segundo Tambor Wuiliana Escobar, Guiro Marcelina Escobar, Maraca Argenia Escobar y Tambora Pedrita Escobar. Primera Bandera Mario Rada, Segunda Bandera Glaido Escobar, Primer Correo Leopolda Eugenia Henríquez, Segunda Correo Alicia Medina Rivas, Tercera Correo Alexia Valera, Cuarta Correo Pabla Escobar, Quinta Correo Josefa Escobar y Tesorera Regino Escobar.”(1)

 

Lo anterior es el decreto original que dió comienzo a la celebración de la Festividad de los Santos Inocentes en Osma en 1988. Queremos comentar y analizar tal expresión de la cultura residencial popular tradicional rural, vigente a poca distancia de Caracas y poseedora de una gran carga de creatividad. El orden que seguiremos será desarrollar sucintamente la celebración y posteriormente avanzaremos en una proposición de interpretación.

 

1.-Osma.

          Osma es una pequeña población de aproximadamente 1.200 habitantes ubicada en la Parroquia Caruao del Municipio Vargas. En su distribución espacial es posible observar tres sectores diferenciados: el casco, el de los vacacionistas y un grupo de familias campesinas ubicadas hacia las inmediatas afueras del pueblo, ya en la montaña. La comunicación terrestre  se efectúa a través de una pequeña carretera de tierra que la comunica con la vía que va hacia Caracas. En cuanto a los servicios públicos recibe -aunque insuficientemente- la energía eléctrica de una subestación ubicada en “La Ciudad Vacacional de Los Caracas”; teléfonos y cloacas inexistentes; el Aseo domiciliario es esporádico; el gas es surtido a través de bombonas por una compañía privada, el agua que les llega es insuficiente y disponen de un pequeño módulo policial con dos policías.

 

          La fundación del poblado de Osma es reciente, sus fundadores fueron desalojados de los terrenos donde hoy está ubicada la “Ciudad Vacacional de Los Caracas” -la cual fue construida en la década de los años cincuenta bajo el Gobierno de Pérez Jimenez- y trasladados al lugar que hoy ocupan en la costa del Estado Vargas.

 

          Con su migración llevaron sus tradiciones culturales entre ellas la celebración de los Santos Inocentes, “(…) la cual era celebrada como en Naiguatá: paseaban La Bandera por los alrededores del pueblo y luego se concentraban en la Plaza para disputársela, los del Gobierno y los Revolucionarios”.(2) En su nuevo asentamiento en Osma le fueron agregando elementos como batallas entre Oritapo y Osma por apoderarse de las plazas de los pueblos, pero dadas las consecuencias negativas de tales batallas cada comunidad decidió celebrarlas por cuenta propia.

 

      Anteriormente el ciclo vital de la celebración de los Santos Inocentes era el siguiente: “(…) desde muy tempranas horas los Correos salían a la calle a recolectar dinero, animales que se encontraran en la vía pública, bebida y todo cuanto pudiera servir para la fiesta. Si alguna persona no cumplía con las multas era castigada severamente: oler orine que las mujeres guardaban durante varios días; oler excrementos de diferentes animales. Algunas personas eran amarradas de los árboles o de los gallineros durante todo el día. Las mujeres eran arrojadas al río.”(3)

 

2.-El Gobierno y la Revolución en Osma.

2.1.-Los Sujetos.

          La asignación de roles y status es el siguiente: El Correo Mayor constituye la mayor jerarquía y es el encargado de proteger La Bandera del Gobierno y recaudar los fondos para el presupuesto del Estado. La Presidente, encargada de llevar y proteger La Bandera y quien está protegida por una comitiva que incluye desde el Vicepresidente al Cabo Segundo. Los Distinguidos, quienes están encargados de recolectar las multas impuestas a las personas y vehículos que transitan por la zona. Los Policías encargados de arrestar e inflingir los castigos a quienes no cancelen las multas. Las Banderas y los Correos cumplen las funciones de decomisar todos los animales que se encuentren en la vía pública y detener a los carros para pedir dinero. Finalmente, la Tesorera, encargada de recolectar todo el dinero de las multas y contabilizarlo al final de la fiesta.

 

2.2.-El Gobierno y la Revolución se enfrentan.

          El día 27 en la mañana se reune un grupo que empieza a escribir la proclama que encabeza este  artículo, la cual dará origen a la Lectura de la Proclama, que será realizada -previa convocatoria por trompeta- en la asamblea de la comunidad a efectuarse esa noche.

 

          El día 28 a las 6:00 a.m., la comunidad despierta y comienza a vestirse de acuerdo al rol que le tocará desempeñar en la manifestación. El 28 de diciembre los hombres pierden el poder y por eso se visten de mujeres, este le es transferido totalmente a las mujeres, quienes vestidas de hombre y con nombres masculinos deben someter al pueblo a su autoridad.

 

          A tempranas horas de la mañana los Correos comienzan un recorrido por las calles y casas del pueblo, entrando de manera sorpresiva a estas y “robando” cualquier cosa de comer y beber, asustando a los niños e imponiendo multas a los adultos. Otros Correos se dirigen a la montaña para “robar” a los campesinos: gallinas, naranjas y cualquier otro animal o fruta que tengan. Posteriormente, bajan de la montaña y se colocan a la entrada del pueblo en donde proceden a parar a los vehículos que transitan por la zona con la finalidad de hacerles “caer por inocentes” y pedirles dinero. Otros turistas le toman fotografías a los Correos (quienes tienen todo su cuerpo pintado y lucen trajes vistosos), convirtiéndose esa acción en un “abuso”, razón por la cual son multados en dinero.

 

          Un grupo de los “Hombres” (mujeres) que constituye el Gobierno, se reunen en la Plaza y van en busca de los Correos que se encuentran en la entrada del pueblo y se suman a estos para continuar con las imposiciones de multas. Otro grupo del Gobierno apresa a los rebeldes (“presos”) por haber desacatado las ordenes dictadas ese día y al hacerlo gritan: ¡Que vivan los Santos Inocentes! ¡Que vivan las Mujeres que hoy son los Hombres! ¡Abajo los pantalones y arriba las pantaletas!, llevándolos a la Plaza en donde los amarran con mecates a un poste de luz. Ya en la Plaza el grupo de músicos que acompaña a los Correos comienza a tocar parrandas navideñas para amenizar la festividad.

 

          Alrededor de las 4:00p.m. los “Hombres” (El Gobierno) comienzan a Batir la Bandera, en este momento se colocan en un círculo con la abanderada en el centro moviendo la Bandera de un lado a otro y gritando constantemente: ¡Que viva la Bandera! ¡Abajo los pantalones y arriba las pantaletas!. Los “Hombres” se encuentran armados con “chaparros de totumo” para proteger a la abanderada de las incursiones de los “revolucionarios”. Corren con la Bandera por las calles del pueblo provocando a los “revolucionarios”, incitándolos a tomar la Bandera. Cuando alguno de ellos se atreve a penetrar el círculo es víctima de chaparrazos por parte del Gobierno. Pero en un descuido uno de los “revolucionarios” penetra el círculo y les arrebata la Bandera.

 

          Entonces todo cambia, las “Mujeres” (hombres) recobran su hombría y poderío y comienzan a burlarse de los “Hombres” (mujeres), quienes desanimadas se quedan paralizadas en el sitio, observando la actitud de ellos. Se colocan en dos bandos frontalmente en la Plaza; mientras las “Mujeres” (hombres) baten la Bandera los “Hombres” (mujeres) tratarán de quitarselas, pero sus intentos serán infructuosos, las “Mujeres” haciendo gala de mayor habilidad las tomarán por sorpresa y las castigarán en venganza de lo que ellas les habían hecho durante la jornada; las lanzarán en el río o en el pantano.

 

          Al finalizar el día, los Correos y la Tesorera se dirigen al Club para contar públicamente el dinero que han recibido producto de las multas (entre los cuales hay algunos dolares). Tradicionalmente se realiza un sancocho o se guarda el dinero para la fiesta colectiva del 31 de diciembre. Esta vez se realizó un baile de tambor combinado con música de salsa y merengue en el Club de Osma.

 

3.-El Poder Simbólico Popular: la inversión de la realidad.

          Creemos que quizás las categorías claves para interpretar la celebración de los Santos Inocentes en Osma sean la de inversión de la realidad (4), enfrentamientos entre los sexos y el comunismo originario.

 

          Si analizamos el Decreto de la Lectura de la Proclama y el desarrollo de la Festividad encontraremos los tres elementos presentes a través de siete elementos.

 

3.1.-Inversión de los Sexos.

          Se declara el traspaso de sexos; “los hombres serán considerados mujeres” y “las mujeres serán consideradas hombres”, y con ello el intercambio de roles. Las “Mujeres” (hombres) “serán queridas, amadas y mantenidas” y los “Hombres” (mujeres) “serán respetados y obedecidos”. Observamos como las reglas y criterios de valorización implícitas en la comunidad se vuelven explícitas, actualizándolas ante la conciencia colectiva de manera tal que se refuerze la visión tradicional sobre las mismas. A su vez, contribuye a una educación del colectivo acerca de la relación entre los sexos, ya que cada quien debe colocarse momentáneamente en el rol del otro, por lo que debe conocer al otro, sus gestos, su nombre, su desempeño social. Esa inversión sexual formalmente declarada en la Proclama se transformará en batalla entre los sexos a medida que se desarrollen las actividades pautadas para el día. Se elegirá un ente simbólico La Bandera (¿por casualidad de madera dura y de gran longitud, rememorando una figura fálica?), esgrimido como insignia de victoria por parte de los bandos. Inicialmente por los “Hombres” (mujeres) y luego por las “Mujeres” (hombres), constituyéndose en un virtual empate la lucha, por que los vencedores de la mañana serán los vencidos de la tarde, creándose un clima de liberación de las tensiones acumuladas por las cuotas de poder diferencial según los sexos. La Bandera es entendida como símbolo de hombría, cuando las mujeres la poseen son “hombres” y cuando los hombres la pierden son “mujeres”. Cuando los hombres la recuperan obtienen con ella su fuerza y son capaces de “castigar” a las mujeres arrojándolas al río o llenándolas de fango, es decir llenándolas de líquido claro y cristalino (rio) o mezclado con tierra (fango), ¿el poder de lo seminal?. Porque mientras que la agresión de los “Hombres” (mujeres), era fustigar con bastones de árboles a las “Mujeres” (hombres), la de estos va a ser someterlas a su fuerza física pero para llenarlas de líquido, ¿reminiscencias de antiguos ritos de rapto y matrimonio?.

 

3.2.-Inversión del Poder.

          La comunidad decreta el exterminio del poder del Estado y plantea el suyo propio. Se dice -y se hace- “Que los funcionarios policiales NO tienen autoridad durante el día de los Inocentes” y “que la máxima autoridad del Pueblo, es el Correo Mayor”. En la práctica el poder “ajeno” es reducido totalmente y se conforma una estructura de poder “propia”. Esta suplantación por el lapso que dure la fiesta, se realiza de manera cabal, asumiéndose las funciones que cotidianamente ejerce el poder central aunque satirizando al funcionario policial (el símbolo de la coerción extra comunidad); en el vestuario (se anda semidesnudo y pintarrejeado) y en su acción, transformando las penas y castigos en remedos (hablaremos detalladamente de estos en el punto destinado a la coerción comunitaria).

 

3.3.-Inversión de Status.

           “La máxima autoridad del Pueblo, es el Correo Mayor”, obviándose el papel del Presidente quien sólo es una figura decorativa, un anunciador de lo que va a pasar, un animador protocolar. Efectivamente, la jerarquía mayor la ostenta el Correo Mayor, “quien protegerá la Bandera del Gobierno y recaudará los fondos para el Presupuesto del Estado”, el Presidente es sólo quien redacta la Proclama (¿la escritura no será en una comunidad mayoritaria de analfabetas un don ajeno, extranjero y de ahí que quede en manos de un personaje que sólo anuncia la formalización de la inversión de la realidad, pero que no es agente motor de tales acciones?), pero el Correo Mayor será quien cuide el símbolo de identidad del grupo (la Bandera) y el encargado de recolectar las riquezas materiales obtenidas en la jornada, es decir; será el más útil a la comunidad porque es una jerarquía propia, endógena, que sólo existe en su seno y durante el lapso que el colectivo le asigna.

 

3.4.-Inversión del Sentido de Circulación de la Riqueza.

          La riqueza individual se vuelve riqueza colectiva, se “autoriza a los correos nombrados a decomisar todos aquellos animales que se puedan comer que se encuentren en la vía pública y pasarán a disposición del Gobierno”. Riqueza colectiva que luego será consumida y distribuida públicamente (cuán lejos de Recadi). Especial celo se tendrá con la expropiación individual de propios (captura de animales, signos exteriores de la riqueza en Osma) y extraños (turistas que transitan por las cercanías del pueblo serán multados por el Gobierno), reivindicando el poder coercitivo del colectivo tanto como redistribuidor de los elementos de riqueza internos como de los externos, creando un comunismo originario, haciendo énfasis en el consumo colectivo inmediato a través de la preparación de un gran sancocho (mestizaje culinario que habla de la capacidad creativa de la comunidad), conjuntamente con una fiesta de tambores que refuerza su identidad musical.

 

3.5.-Inversión de la Importancia de la Comunidad.

          Osma pasa de ser una pequeña población de 1200 habitantes a una Nación capaz de enviar Embajadores a Naiguatá, La Sabana y Caracas. Simbólicamente se convierte en una entidad política nacional que en el terreno de lo imaginario sustituye a una Osma de servicios públicos deficitarios. Podríamos preguntarnos porqué a esas tres poblaciones se envían Embajadores y de cuales funciones se encargan. Aventuraríamos algunas respuestas ya que carecemos de información suficiente. A Caracas resulta lógico por ser ésta la Capital de Venezuela, ¿por qué La Sabana y no Oritapo, Chuspa o Todasana, poblaciones todas pertenecientes a la “costa” del Municipio Vargas?, ¿porqué Naiguatá y no Anare o Caraballeda, poblaciones igualmente inmediatas en la ruta hacia Caracas por la Carretera del Litoral?, ¿será que hay motivos recientes o pasados de disputas con esas poblaciones y de acercamientos con las escogidas?.

 

3.6.-Inversión de la Dramaticidad del Poder Coercitivo.

          Los ciudadanos deberán ser “Sometidos a la tortura de oler el perfume del MIAO-RANCIO, añejado para tal efecto durante 5 días. Serán amarrados en la vía pública y torturados ante las presentes autoridades. Serán detenidos en los calabozos del Gobierno y puestos en libertad una vez que termine el día de lo Santos Inocentes”. Siguiendo a Bajtin, encontraríamos en esta definición de la coerción popular la mofa y burla de la coerción oficial. Una represión que insiste sobre los sentidos, lo sensorial de abajo, las excretas, lo reprimido oficialmente se reivindica en la represión popular, constituyéndose también en un ataque simbólico a los signos estatales: olerán excretas añejadas, elementos naturales conservados para agredir lo artificial, brusca defensa de lo natural en contra de lo creado a espaldas de los sectores populares, rechazando la justicia libresca del elitelore se esgrime la justicia corporal del folklore. Al ser amarrados en la vía pública se reivindica un tipo de justicia directa, visible, frente a la comunidad y no a sus espaldas como cuando es ejercida por instancias “ajenas” como el Estado. Se evitan las componendas, se hace justicia real y enseguida. El “reo”, luego de pagar su multa o sufrir su pena (ser escarnecido, burlado, ridiculizado públicamente), es incorporado con todas sus facultades a la sociedad inocente. La comunidad castiga e integra, no segrega, se defiende e impone sus puntos de vista pero vuelve a atraer hacia sí al ciudadano castigado. Inversión total a la realidad donde la justicia se hace a escondidas y por miembros ajenos a la comunidad, ocurriendo componendas por liviandad o por exceso, por eso se desconfía de la justicia extraña al grupo. Un aire de igualdad se respira en estas acciones, todos deben pagar su multa o sufrir las penas, no hay excepciones ni privilegios.

 

3.7.-Inversión del Presente en Pasado.

          ¿De dónde surge el asignar la máxima jerarquía a la figura del Correo Mayor?. ¿O el de asignar a las Banderas y a los Correos las funciones económicas de decomisar los animales?. Suponemos que del pasado, al igual que la reivindicación -a su manera- de la vestimenta de los indígenas, con plumas y abundante pintura (siendo Osma una comunidad criolla afro-americana). Un pasado quizás no completamente claro en su memoria colectiva, pero si lo suficientemente implantado como para servir de basamento para provocar la inversión de una realidad injusta, que los coloca en minusvalía en relación al país nacional. Un pasado recreado constantemente y que se constituye en un elemento de identidad dinámico, colectivizador, que se prestigia año tras año a través de la participación del colectivo reforzando los roles sexuales, la idea de la riqueza colectiva como máximo disfrute. Demostrando que la creatividad es algo de todos. Que ante el otro país, existe su país: una nación llamada Osma en donde el Gobierno y la Revolución son Inocentes cada 28 de diciembre.

    

Notas.-

1.-Copia del Decreto nº 3130 del 27 de Diciembre de 1988 tal como fue consignado en el Trabajo de Investigación realizado por: ALVAREZ Taydee, DOMINGUEZ Belisa, MAZA Taimí y TOVAR Thaís.-Día de los Santos Inocentes en Osma. Caracas, mimeo, inédito, IPC, Asignatura Proceso de la Cultura en Venezuela. Profesor: Enrique Alí GONZALEZ ORDOSGOITTI. 1989.

 

2.-ALVAREZ Taydee, DOMINGUEZ Belisa y Otras.-Día de los Santos Inocentes en Osma. Caracas, mimeo, inédito, IPC, Asignatura Proceso de la Cultura en Venezuela. Profesor: Enrique Alí GONZALEZ ORDOSGOITTI. 1989.

 

3.-ALVAREZ Taydee y Otras.-Op Cit.

4.-Tomamos esta categoría del autor ruso Mijail BAJTIN: La Cultura Popular en la Edad Media y en El Renacimiento. El contexto de Francois Rabelais. España. Barral Editores, Breve Biblioteca de Reforma, nº 15, 1974, pp. 430.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

8 + 3 =